Una cruel Revisión a mis Propósitos para el 2015.

Se fue el 2015 y con él otro año, otro ciclo donde hubo tantas, pero tantas cosas que no se cumplieron. Tantos sueños, tantas metas que se quedaron en el tintero, pero también hubo muchas otras más que sí, algunas muy satisfactorias y otras pues no tanto.

Lo único que es cierto e irrefutable y que no depende de ningún subjetivismo, es que estos 365 días que acaban de pasar no volverán y que marcan un punto menos en esa cuenta regresiva que tenemos todos marcada en nuestra biología, para un día de estos todas nuestras ansias, frustraciones, alegrías y anhelos empiecen a reciclarse nuevamente para que la naturaleza haga buen uso de ellos.

Así, con este prólogo quizás demasiado realista doy inicio a mi revisión de los propósitos que me tracé para el 2015, y lo hago así, para no exagerar con mis logros y hacer un análisis profundo, aunque no tenga los algoritmos mágicos de Natalia Springer, para descubrir que el agua moja.

Propósito 1.

superstickies (1)

 

Este propósito se basó en el simple e innegable hecho que soy un tipo ingrato, desleal, egoísta, desagradecido, desafecto, infiel y olvidadizo, que tiene muchas dificultades para buscar a la gente cuando no la necesita. Las llamadas a mis familiares cercanos suelen tender a cero y teniendo en cuenta el bajo conteo de personas que considero como amigos, el caso con ellos es similar.

Este año no mejoré mucho en el aspecto de contacto familiar. Visité a mis familiares, una vez en todo el año en el mejor de los casos y no hice ninguna llamada. La cosa mejoró en el caso de los amigos. Creo que estuve hasta cierto punto, pendiente de los que tenía y creo que logré hacer un par más en el proceso. También visité a algunos de ellos, aunque hay sido más la excepción que la regla. Por todo lo anterior considero que el porcentaje de cumplimiento en este propósito es de apenas el 10%.

Propósito 2.

superstickies (2)

 

Tengo que reconocerlo: no estoy en forma. Estoy pasado de peso, nada fuerte y poco resistente. Por eso uno de mis propósitos para este año fue empezar a ir al gimnasio en el mes de Febrero. La verdad fue que empecé a asistir en el mes de Mayo, tres meses después, pero las expectativas que tenía con el gimnasio no se cumplieron en absoluto.

Sí, baje de peso, me sentí con más energía y más saludable, pero el avance era mínimo y el esfuerzo era demasiado. Y la sensación de estar perdiendo el tiempo y la plata no salía de mi cabeza. Además un cambio irremediable en mi horario de trabajo, me complicó mucho más la asistencia al gimnasio en horas que no estuvieran repletas de payasos. Así que decidí cortar por lo sano y caminar en las mañanas. Me ha ido bien, porque mi peso ha quedado estable y mi nivel de energía ha mejorado.

Por esto considero que en esto, mi porcentaje de cumplimiento fue del 16%.

Propósito 3.

superstickies (3)

 

En este propósito me fue bien, aunque me pudo ir mucho mejor, de no ser porque una madrugada, mientras me disponía a ir al trabajo, un chirrete me quitó mi celular y encima mi billetera con algo de mi dinero. Eso significó que tuve que sacar de mis ahorros para reponer el celular y para sobrevivir el resto del mes. Sino, hubiese tenido suficiente dinero para no posponer el siguiente propósito.

A esto le tengo que agradecer mucho a todos los hijueputas que aprobaron lo de la dosis mínima y a las autoridades que ya se hacen los de la vista gorda con la venta de marihuana, cocaína y todas esas porquerías, que vuelven a los “jovenes vulnerables” una parranda de viciosos que no se miden ante nada para conseguir la plata para su vicio. Aquí considero que mi porcentaje de cumplimiento fue del 100%.

Propósito 4.

superstickies (5)

 

Bueno y en parte por lo que acabo de comentar y en parte porque, por el cambio de sitio de trabajo se me trastocó todo el calendario, no pude ni viajar a un país en el que no hubiese estado antes, ni tampoco hacer el plan alternativo, que era viajar a un departamento en el que no hubiese estado previamente. Así que para este, el porcentaje de cumplimiento fue del 0%.

Propósito 5.

superstickies (6)

Por fin un propósito en el que no quedo como un zapato. Este fue de hecho el único propósito en el que de hecho sobrepasé la meta que tenía, pues no leí 18 libros como tenía planeado, sino un total de 21 (para ver la lista, haga click aquí), por lo tanto el porcentaje de cumplimiento en este propósito fue del 116%.

 

Propósito 6.

superstickies (7)

Y volvemos OTRA VEZ a los propósitos que no cumplí y este era bien sencillo. Sólo era organizar el PDF y/o e-book de mi novela La Fortaleza Rota y hacer la respectiva difusión. Nada. Porcentaje de cumplimiento 0%.

Propósito 7.

superstickies (8)

Bueno, en este debo decir que las cosas estuvieron como bastante disparejas. De enero a junio, digamos que cumplí con un 5%, pero de julio a diciembre, fue bastante como el 95%, así que si promediamos, da un total de porcentaje de cumplimiento del 50%.

Propósito 8.

superstickies (12)

Pues en este creo que me fue bastante bien, logré consolidar la categoría de Reseñas X y de Columnas X, y di los primeros pinitos con Resumen X. En cuanto a las notas personales de vez en cuando, pues la verdad lo hice de forma transversal, poniendo algo personal en cada una de mis publicaciones. Por tanto considero que en este propósito, el porcentaje de cumplimiento fue del 87%.

Propósito 9.

superstickies (10)

Otro en el que fallé miserablemente, primero porque se me olvidó, luego no tuve tiempo, y luego subió el dolar. Luego lo cambié y me puse en el cuento de hacer el árbol de Alemán en Duolingo y tampoco lo terminé porque no tengo disciplina y me dio pereza. En este si me merezco el 0% en el porcentaje de cumplimiento.

Propósito 10.

superstickies (11)

Otro propósito en el que fallé, porque realmente detesto toda la maquinaria que se mueve detrás de una maestría. El asunto es el siguiente, todas las maestrías (y más si son de las “regaladas” por Gina Parody) tienen la peculiar característica de pensar en el estudiante como un pobre idiota al que hay que corregirle todo. Me niego a hacer parte de un proceso en el que se descarte la opinión y el trabajo de un estudiante sin haberlo siquiera evaluado. Si las cosas son así, pues no haré ninguna hijueputa maestría, porque me parece indigno y denigrante ese trato. En este sí voy a ganarme este 0% con todo el gusto.

Conclusiones.

Sacando un promedio del grado de cumplimiento de cada uno de los propósitos que me fije para 2015, tengo que sólo cumplí el 37.9% de las metas que me tracé. Un porcentaje bastante bajo, que me hace pensar en que 1) debo pensar muy bien las metas que me voy a poner este año y 2) debo hacer un buen plan para cumplirlas todas.

P.D. Espero no haber estado demasiado sentimental en este post. 😀

Anuncios

5 comentarios en “Una cruel Revisión a mis Propósitos para el 2015.

  1. bueno al menos cumpliste medio medio algunos objetivos eso es bueno, la culpa es un invento para atarte a las cosas que no necesitas, si no lo hiciste es porque talvez no era importante o no era el momento. Feliz año

    Me gusta

  2. “Tengo que reconocerlo: no estoy en forma. Estoy pasado de peso, nada fuerte y poco resistente. ”

    ¿Me espías o cómo es que me has definido con tal precisión?
    Fuera de guasa, eso suele pasar con los propósitos. Nada que no sepamos ya y que no podamos ir mejorando con la experiencia.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s