300: El Origen de una Franquicia.

No creo que los ejecutivos de Warner Bros alcancen a entender bien el mal que lanzaron al mundo en 2001. En ese año se les ocurrió la idea de llevar al cine al famoso y controvertido mago de la misteriosa cicatriz en la frente. El asunto no habría pasado a mayores, de no ser porque la película que mostraba a Harry Potter por primera vez en la pantalla grande, no sólo igualó en popularidad al libro en el que se basó, sino que la superó con creces, alimentando la ya efervescente locura por los libros de J.K. Rowling. Al ver las crecientes montañas de dinero que hacían Harry, Ron y Hermione con cada película, los ejecutivos de todos los estudios entraron en un shock emocional que perdura a nuestros días, en el que (según cuentan las malas lenguas) recorren sus oficinas gritando a voz en cuello “¡FRANQUICIAS, QUIERO FRANQUICIAS!.

Pero ¿Qué es una franquicia? Una franquicia es sencillamente una serie de películas que se extiende más allá del límite natural en el cine, que es una trilogía. Por lo general, 3 entregas de una película son más que suficientes y en ocasiones son hasta demasiadas, como bien lo demostraron las franquicias de Rocky y Rambo por allá en los 70-80-90. (Gracias Sylvester Stallone.) Pero como todas las modas, siempre van y vuelven y con el super éxito de las OCHO películas de Harry Potter, las franquicias vuelven a vivir su época dorada.

Y no es sólo que Crepúsculo y Los Juegos del Hambre hayan decido alargar sin necesidad sus frívolas versiones en el cine, con una película más que en sus libros originales. Rápido y Furioso (que entra a su SÉPTIMA entrega), James Bond, Transformers, El Hobbit, Los Super Héroes Marvel  y Piratas del Caribe (que se resiste a morir) son sólo ejemplos de estas franquicias que los estudios atiborran de dinero de publicidad para tener el margen de utilidad seguro. Y con 300: Rise of an Empire (300: El Origen de un Imperio), las cosas van por el mismo camino.

Basada en una novela gráfica de Frank Miller (que nadie ha visto), 300: Rise of an Empire, si bien se puede decir que está en la misma vibra de la original 300… como dice un popular dicho colombiano “le falta mucho pelo pa’l moño”. En primer lugar a Sullivan Stapleton (Temístocles) le quedó grande la tarea de llenar el vacío de Gerard Butler, por lo cuál hay una ausencia de héroes que Lena Heady apenas si logra suplir en los pocos momentos en que aparece en pantalla. La película transcurre antes, durante y después de los eventos de 300, en un paralelismo que haría morir de la envidia a los productores de la franquicia de terror SAW (sí, otra). Pero ese paralelismo pasa factura en  el momento en que Lena Heady aparece y no se ven tan fresca y rozagante como en 2006 y cuando el jorobado traidor de Efialtes ni se parece al que salió en la película anterior.

Comparado con otros aspectos de la película, a Rodrigo Santoro no le fue tan mal.

Para colmo de males, metieron dos lineas de drama dignas de un capítulo de “Grey’s Anatomy“: Primera, la del padre que aún no está preparado para estar orgulloso de su hijo (meh) y segunda la de “te odio tanto que te amo” que encarnaron los personaje de Stapleton y Eva Green (Artemisia). Pero lo peor del asunto es que dejaron la trama abierta para hacer más películas. Es aquí donde me pregunto ¿era necesario dañar el legado de una película como 300 sólo para que el estudio pudiera ganarse otra montaña de dinero?

PD: La película no es mala, de hecho es entretenida (hasta con porno suave y todo), pero hasta allí. No hay trascendencia.

Calificación: 3.77/5.00

 

Anuncios

4 comentarios en “300: El Origen de una Franquicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s