El 200

La Vida No Es La Que Uno Vivió, Sino La Que Uno Recuerda, Y Como La Recuerda Para Contarla- Gabriel García Marquez.

When I Look Back On My Life, It’s Not That I Don’t Wanna See Things Exactly As They Happened, It’s JustThat I Prefer To Remember Them In An Artistic Way – Lady Gaga

¿Cuál es el hecho que más ha marcado tu vida? Aunque he pasado varias horas tratando de conseguir el momento exacto en que mi vida dio un giro para siempre, sencillamente no me ha sido posible encontrarlo.

No hay un solo evento monumental que tuerza nuestros destinos para siempre, al menos no para la gran mayoría de la que nos resistimos a hacer parte. En lugar de eso hay un cúmulo enorme de momentos pequeños, como una constelación de accidentes de pequeños eventos, de decisiones que nos han permitido recorrer nuestro camino desde que tuvimos conciencia de nuestros actos por primera vez, hasta el momento en que metiste la pata conscientemente.

Trato de buscar en el tiempo y cada evento es desencadenado por otro y por otro que siempre pudo haber sido evitado. Pero para mi la decisión fue sencillamente elegir mi carrera en la universidad. Recuerdo haber estado sentado en un viejo taburete en casa de mi bisuabuela, con 15 años y pensar que era lo que iba a hacer con mi vida una vez terminara aquel circo que se llamaba bachillerato. Había sido un año duro. El melodrama romántico había llegado a mi sin quererlo y sin esperarlo y todo había resultado de lo peor con traumas, chismes, delirios de grandeza y un sinnúmero de cosas negativas.

Pero era hora de seguir adelante dejando toda esa basura atrás y el momento de abandonar todo aquello no podía ser más oportuna. Ante mi se perfilaba otro momento en mi vida, pero todo fue truncado por la injusticia de un examen de admisión. No pude entrar a la universidad en aquel semestre, no se si fue para bien o para mal, pero al menos aquella enorme cantidad de tiempo libre me dio tiempo par absorber una gran cantidad de ideas y revaluar mis prioridades, quizás a trompicones y de una forma tonta y absurda, pero muchas de las metas que me propuse en aquel semestre desierto se han ido cumpliendo poco a poco. Eran metas de muchacho, inmaduras, quizás, pero reales y efectivas, aún faltan algunas, o mejor dicho una sola. Una sola meta por cumplir. Pero a medida que pasan los días, los meses y los años, el miedo al futuro, el temor de lo que vendrá se transforma en un nuevo cúmulo de metas por cumplir.

No fue solamente haber fallado ante la presión y quedar rezagado lo que me permitió estar en aquel momento, en aquel lugar, haber sido tan tonto para creer que las cosas seguirían exactamente igual. Quizás era solo eso, pero la cadena se desenrolló en ese punto, donde una sola decisión hubiese cambiado mi futuro para siempre, pero no fue así. Quizás era la solución adecuada, había mucho que probar, que experimentar, que sentir, y si tal vez todo aquello no era la manera ideal, al menos si era la mejor manera de darme cuenta que el mundo no es tan bueno, sano y puro como lo podríamos desear y que para pasar a través de él hay que convertirse en un ser de piedra, sin sentimientos, un tanto grosero, un tanto soñador, un tanto frío, un tanto sociopata.

No se requiere mucho para sentirse satisfecho temporalmente, pero si se requiere mucha energía y esfuerzo para ser feliz por largo tiempo, y esa entre otras es una de mis metas ahora, aunque en el fondo se que eso en realidad nunca va a suceder.

POST 200.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s