Reseñas X ^ Se nos armó la Gorda al Doble.

En lo que definitivamente es el lanzamiento más rápido de una secuela desde los tiempos de la abuela de Amparo Grisales, se estrenó el pasado 8 de Octubre, en 128 salas de todo el país, la segunda entrega de una de las franquicias más exitosas del cine colombiano y estamos hablando nada más y nada menos que de “Se nos armó la gorda”.

CGGtyT-UMAAmp1J

A diferencia de la primera película, que personalmente considero una de las películas peor escritas, dirigidas y actuadas de los últimos diez mil años, inesperadamente hubo varios puntos positivos en esta segunda entrega. Para empezar, se le reconoce al director los cinco minutos extra que le dedicó al título, que si hubiese sido otro, como Dago García o Mario Ribero, no hubiese dudado ni medio segundo en enganchar un 2 al título original, sin ninguna clase de escrúpulo o remordimiento.

Pero además hay que destacar también lo rápido que escribieron, planificaron, produjeron, filmaron, esta segunda película, con apenas doscientos sesenta y seis días de diferencia con la primera. Todo un récord, no sólo para los estándares colombianos, sino hasta para los internacionales donde las secuelas más rápidas se estrenan con al menos un año de diferencia con la primera, como fue el caso de Maze Runner, Paranormal Activity y The Purge.

Luego de los hechos de la primera película, La Gorda (Fabiola Posada) y Polilla (Nelsón Polanía) han logrado consolidar su relación, gracias a la presencia de Pachuco (Francisco Bolívar) y a su reciente íntima afición a “Las cincuenta sombras del libro“. Pero en medio de su nueva felicidad marital, Polilla se entera que su amigo Juancho (Ricardo Quevedo) está a punto de embarcarse en una misión suicida en contra del asesino de su padre. Polilla entonces decide viajar a Las Vegas a ayudar a Juancho, con la excusa de una segunda luna de miel, mientras Pachuco viaja a México a buscar el rastro de su madre perdida. Un argumento mucho mejor trabajado que la parodia de la primera película que no dejaba de ser un chiste en sí mismo.

La historia aunque no es novedosa, al menos tiene una base creíble. Polilla va a Las Vegas con la intención de ayudar a su amigo, cuya historia es mucho más coherente que la de un jeque árabe al que le gustan las gordas y ciertamente mucho más interesante, pues hay un objetivo claro, aunque por momentos incoherente.

Ahora pasando a la dirección, bajo el mando de Fernando Ayllón, hay que reconocer una mucho mejor calidad en los encuadres y las tomas. Los escenarios son mucho más coloridos, la calidad de la imagen mucho mejor y la musicalización fue acorde con el género de comedia de la cinta. Nada de las tomas en los basureros y callejones de San Francisco como en la primera entrega.

CEH0JvTWgAAiLYk

Las actuaciones, pues ahí. Fabiola Posada, puede que sea muy extrovertida y tenga mucho carisma, pero como actriz no convence, teniendo problemas para diferenciar entre actuar y recitar textos con acentos falsos. Polanía y Alejandro Gutiérrez (Rebusque) se ven más naturales, pero parecen tener un piso y un techo en sus matices como actores. La diferencia aquí la marcaron, sin duda alguna, Bolívar y Quevedo, que si se sienten cómodos tanto en la parte de comedia, como en la dramática, aunque esta última solo haya surgido muy por momentos.

Algunas escenas se ven bien logradas y mejor escritas, aunque se nota una adherencia muy férrea a las tomas individuales, viejo truco para poder hacer maravillas en las ediciones, y es en las ediciones donde hubo serios problemas. La película tiene serios problemas cronológicos y huecos argumentales que harían las delicias de las páginas dedicadas a los errores como Cinema Sins, en caso de que les interesara una comedia producida en este lado del mundo.

Pero aunque la película es definitiva una mejor sustancial a la primera entrega, me preocupa que el cine colombiano, con el fin de ahorra plata se haya decantado por películas de producción ligera como esta y me preocupa aún más que el cine colombiano siga apuntalado a las comedias, aferradas a los estereotipos negativos del subdesarrollo local. Así, aunque en efecto este tipo de entretenimiento este tomando vuelo y se ofrezca como alternativa a la televisión pública, los canales privados y Netflix, resulta sinceramente alarmante que sean estos contenidos lo que se impongan, y aún mucho más, que el público salga en masa a verlo.

Prefiero quedarme con el lado positivo, entonces, que quizás todo esto sirva para que buenos actores sean tenido en cuenta para proyectos más ambiciosos y menos escisiones de Sábados Felices.

332

Anuncios

3 comentarios en “Reseñas X ^ Se nos armó la Gorda al Doble.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s