Categorías
Cine y Televisión Reseñas X

Reseñas X ^ ¿Usted no sabe quien soy yo?

Eternos. Así fueron los 95 preciosos minutos de mi vida que pasé en la sala de cine, intentando buscarle lo gracioso y lo divertido a la más reciente película de TakeOne, ¿Usted no sabe quien soy yo?… clarosin ninguna esperanza de éxito. Pero ¿qué más se podía esperar de la productora que sacó a la cartelera de cine nacional, comistrajos como Se nos armó la gorda, y su horrorosa secuela Se nos armó la gorda al doble?

Ricardo-Quevedo-3

En el mismo tono nepotista que las películas protagonizadas por Fabiola Posada, ¿Usted no sabe quien soy yo? cuenta la historia semi-cuasi-biográfica de Ricardo Quevedo, interpretado por el actor del mismo nombre, un comediante de poca

Categorías
Cine y Televisión Reseñas X

Reseñas X ^ Se nos armó la Gorda al Doble.

En lo que definitivamente es el lanzamiento más rápido de una secuela desde los tiempos de la abuela de Amparo Grisales, se estrenó el pasado 8 de Octubre, en 128 salas de todo el país, la segunda entrega de una de las franquicias más exitosas del cine colombiano y estamos hablando nada más y nada menos que de “Se nos armó la gorda”.

CGGtyT-UMAAmp1J

A diferencia de la primera película, que personalmente considero una de las

Categorías
Cine y Televisión Reseñas X

Reseñas X: “Se Nos Armó La Gorda” y Otros Fracasos del Cine Colombiano.

¿Qué será lo que pasa con el cine colombiano, que cada vez que por fin parece que vamos a salir del cinematográfico atolladero creativo en el que hemos estado por 118 años, viene una película como “Se Nos Armo La Gorda” y nos quita hasta las ganas de mostrar el pasaporte marrón por fuera de nuestras fronteras? Y es que desde que llegaron los primeros cinematógrafos y los primeros vitascopios al país por allá en 1897, el cine en nuestro país no ha terminado de despegar.

Desde aquellos días, más inmortalizados en los escritos de Gabriel García Márquez, por ser el escenario de las batallas perdidas del Coronel Aureliano Buendía, que por los registros fílmicos encargados por los gobiernos de turno para difamar a la chusma, el cine colombiano no ha pasado de ser el instrumento favorito para que algunos saltimbanquis