Reseñas X (Libros) ^ La Chica del Tren.

No cabe ninguna duda que el enorme éxito de la novela de Paula Hawkins, La chica del tren (Título original: The girl on the train) se basa en la combinación de un argumento sólido, unos personajes coherentes, y una estructura textual que, si bien no es completamente única, sí es lo suficientemente original como para marcar un punto y aparte en el competido universo literario actual. Pero además de esos tres factores, hay que reconocer que parte de su notoriedad y su renombre radica también en la profunda crítica a las falencias que tenemos los seres humanos tanto como individuos, así también como sociedad.

train tracks.jpg-pwrt3

 

A través de sus 491 páginas, La chica del tren cuenta la historia de Rachel Watson, una relacionista pública que por causa de su adicción al alcohol en menos de dos años ha perdido su matrimonio, sus amistades y finalmente su empleo. En un estado depresivo avivado por sus constantes borracheras, Rachel encuentra refugio en casa de su amiga Cathy, a quien le hace creer que aún sigue empleada, tomando todos los días el tren de las 8:04 que viaja a Londres.

La mezcla de tiempo libre, depresión y alcoholismo lleva a Rachel a fantasear sobre su vida como exitosa mujer casada, proyectándola sobre una amorosa pareja (Scott y Megan Hipwell) que ella observa todos los días desde la ventana del tren. La proyección se hace tan fuerte que cuando Rachel se da cuenta que hay problemas de infidelidad en la pareja, tal y como los hubo en su matrimonio, ella misma decide tomar cartas en el asunto, dirigiéndose a la Calle Blenheim donde no sólo viven los Hipwell, sino también su ex-esposo Tom y su nueva esposa Anna.

El problema es que al día siguiente, Rachel despierta con algunas heridas en su cuerpo y sin recordar absolutamente nada de la noche anterior y con la terrible noticia que Megan Hipwell ha desaparecido. A partir de entonces, Rachel se embarcará en un viaje en el que no sólo tratará de descubrir lo que ha sucedido aquella noche perdida en su memoria, sino también de rescatar los últimos pedazos de su vida, antes de que se terminen de romper por causa del alcohol y la depresión.

Escrita en primera persona y en tiempo presente, no sólo a través de los ojos de Rachel, sino también, marginalmente, desde la perspectiva de Anna y Megan, el libro es una obra de suspenso supremamente efectiva, que pone al lector a hacer conjeturas, verificar teorías y repasar diálogos, con el único objetivo de tener más pistas sobre lo que sucedió la enigmática noche en que Megan Hipwell desapareció.

Se puede sentir en la narración de Rachel, su desesperación, su angustia, su dolor y su pena, de tal manera que es posible entender el alcoholismo como una enfermedad que hay que tratar y no como una decisión que hay que juzgar.

Pero así mismo cabe anotar lo crítica que es la escritora con las fases que se espera que se tengan de una mujer. Megan representa la chica joven y un poco rebelde, recién casada que teniendo todas las posibilidades a sus pies se queda en su casa sin hacer nada, sólo para mantener a raya los celos de su marido. Anna representa a la esposa de mediana edad  y madre abnegada que ama incondicionalmente a su esposo y que busca con su sometimiento mantener una vida en apariencia feliz. Y Rachel representa lo que sucede al final, luego de poner los intereses de los demás por encima de los propios.

Es en sí, una aguda crítica a la ampliamente difundida y arraigada idea de que para lograr la felicidad es imperativo llenar las expectativas ajenas, cumplir con el molde de la sociedad, el de la construcción de la pareja perfecta y de la familia perfecta. Rachel, Anna y Megan intentan hacerlo y cada una de ellas paga un alto precio por ello, igual que sucede con mucha frecuencia en la tenebrosa tranquilidad de nuestro entorno.

Es una obra que a pesar de tener un corte evidentemente feminista, no entra en el aburrido juego de echarle la culpa a los hombres por todas y cada una de las desgracias que sufren las mujeres, sino que mediante el estudio de sus personajes, masculinos y femeninos, logra visualizar la responsabilidad compartida de ambos géneros en el asunto.

Un libro ágil, entretenido y que deja espacio a la reflexión; que vale la pena leer y repetir. Completamente recomendado.


 

Libro 2/20 para 2016

Nombre: La chica del tren (The girl on the train).

Autora: Paula Hawkins.

Editorial: Planeta.

ISBN: 958-42-4477-9

491 páginas.

4,85 / 5,00


 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Reseñas X (Libros) ^ La Chica del Tren.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s