Crítica X ^ Cómo ser un Latin Lover

Protagonistas: Eugenio Derbez, Salma Hayek, Kristen Bell & Rob Lowe.
Director: Ken Marino
Postulado: Loro viejo no da la pata.

Luego de 25 años de vivir a costillas de su anciana esposa Peggy (Renée Taylor), el ahora bastante decadente Máximo (Eugenio Derbez) debe enfrentar el peso de la realidad cuando la acaudalada señora encuentre a un nuevo gigoló para que llene sus horas casi tan muertas como ella.

El problema es que Máximo no tiene estudios, nunca ha trabajado y se ha mantenido lo más alejado posible de su única familia: su hermana menor Sara (Salma Hayek), a quien termina pidiéndole posada mientras encuentra una forma de atrapar a su próximo objetivo, la multimillonaria Celeste Birch (Raquel Welch).

latin lover

Así empieza Cómo ser un Latin Lover (Título Original: How to be a Latin Lover) una película que a pesar de ser entretenida y por momentos bastante divertida no deja de ser un intento barato de venderle entradas de cine a los latinos dentro y fuera de Estados Unidos.

Pero mi desdén por esta película tiene poco que ver con sus elementos cinematográficos, después de todo, la película está medianamente bien escrita, regularmente actuada y ordinariamente dirigida; pero el problema es justamente ese: en esta película, que supuestamente está dirigida al importantísimo e influyente público latino, todo es indiscutiblemente mediocre. Y me cuesta mucho pensar que sean ESTE tipo de película con las cuales se quiera conquistar ese mercado.

Preocupante, sin duda alguna, en una época en la que los directores de origen hispano como Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro y Alejandro González está mejor posicionados que nunca.

Eugenio Derbez puede ser muy divertido y todo, pero el carisma con el que llena las pantallas de televisión, muy difícilmente llena la pantalla grande. Tan es así, que su hijo Vadhir, quien interpreta al personaje de Máximo de joven, logra poner mucho más en pantalla en los pocos segundos que aparece. Salma Hayek, sin duda es a la que mejor le va aquí, logra ser divertida, sensual y con los toque dramáticos precisos, pero hasta allí. Y ni siquiera hablemos de Kristen Bell o de Raquel Welch o de Rob Lowe que sinceramente no sé qué estaban haciendo.

Además de lo de Hayek, quizás fueron los niños lo único rescatable de esas actuaciones.

La película utiliza una estética típica de una comedia Tipo B, lo que no la hace automáticamente mala, pero que al final de cuentas no le aporta nada tampoco. Al final, las resoluciones de los conflictos son predecibles, con demasiadas escenas de manipulación dramática, pero que logra cerrar el arco narrativo de la historia con cierto nivel de satisfacción.

Para resumir: Cómo ser un Latin Lover, a pesar de quizás tener una buena idea y una buena intención, no pasa de ser otro patético intento de Televisa de embrutecer al público como ya lo ha hecho por décadas con sus espantosas telenovelas, que por fin ya está viendo la luz del ocaso. No dejemos que hagan lo mismo con la pantalla grande. Por favor.

2,57 / 5,00

★★★★★

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s