Game of Thrones 7×01 “Dragonstone” ^ Resumen X

Hola, hola. Y como ya viene siendo casi que una tradición en este blog, este año empezamos nuevamente nuestra serie de resúmenes de la serie más popular de los últimos tiempos, incluso que de todas las de Netflix combinadas, porque dicha sea la verdad, jamás he visto gente contando los minutos para ver la nueva temporada de House of Cards, o de Orange is the New Black.

Lo siento, Netflix, pero tienes que asumir que, al menos por ahora, con la historia de los caminantes blancos y los dragones, HBO te lleva la delantera. Y pues, tal y como lo dice el título de la publicación, y sin tanto preámbulo, empecemos de una vez con el resumen de lo que pasó en el Capítulo Estreno de la Séptima Temporada de ¡GAME OF THRONES!

dragonstone

En La Muralla

Bran Stark, luego de ver las intimidades de su tía Lyanna, que resultó ser la mamá de Jon Snow, llega a La Muralla, junto con Meera Reed, dónde Edd, El Penas, ahora nuevo Lord Comandante de la esmirriada Guardia de la Noche los deja pasar, luego de que el muchacho Stark lo asustara con sus poderes de “sé donde estuviste y quién eres”. Ah y con el cuento, muy cierto, de que el Rey de la Noche se está poniendo en forma para atacar con todo a los Siete Reinos.

En Winterfell

Mientras Tormund sigue en su tarea titánica de conquistar a Brienne, las cosas se empiezan a calentar en la recién coronada Casa Reinante del Norte. Sansa le reclama a Jon por no querer tomar represalias contra los descendientes de las casas que se aliaron con los Bolton: los Karstark y los Umber. Aún más, Jon les confirma a los jóvenes herederos de esas casas TODOS los derechos sobre sus castillos siempre que juren lealtad a la Casa Stark e inicien una serie de medidas para enfrentar al ejército de muertos que se aproxima con el Rey de la Noche.

Las medidas son muy simples: todo habitante del Norte entre los 10 y los 60 años, hombre o mujer, deberá ser entrenado para el combate. Y por su puesto cuando salió el asunto del machismo y tal, la misma Lyanna Mormont salió a ponerles a todos los puntos sobre las íes.

Pero los derechos de los Umber y los Karstark no son las únicas causas de la discusión entre Sansa y Jon. Cersei ha enviado un cuervo solicitando que Jon vaya a King’s Landing a jurarle lealtad. Sansa quiere que Jon atienda el asunto de Cersei, pero Jon proclama que lo urgente es prepararse para atender al Rey de la Noche cuando cruce la muralla. Y por supuesto, Littlefinger no desaprovecha la oportunidad para meter la correspondiente cizaña.

En el Norte de Riverlands

Y pues el asunto del Rey de la Noche está afectando incluso a Sandor Clegane. Lo que sucede es que al llegar a una casa abandonada, junto con Thoros de Myr, Beric Dondarrion y el resto de la Hermandad sin Estandartes, descubre que el dueño se ha suicidado, junto a su hija, para no morir sufriendo de hambre.

Sandor, tosca, pero muy acertadamente, esgrime que no hay justicia divina teniendo en cuenta que dos personas buenas como los difuntos, estén a la merced del gusano, mientras que Beric Dondarrion anda por ahí, reviviendo a cada rato, como los Partidos Comunistas. Thoros le dice que quizás hay un propósito en ello y lo invita a que vea las llamas. Y ¡Oh sorpresa!

Sandor logra ver en las llamas, HIELO, y no sólo eso, logra ver la Muralla en Eastwatch-by-the-sea, el Castillo que se encuentra en su extremo oriental. Y lo que ya Bran y Edd, El Penas han visto con anterioridad: al Rey de la Noche con su ejército de miles y miles de muertos.

En el Sur de Riverlands

Luego de que Arya asesinara al viejo Walder Frey, se le ocurrió un plan incluso mejor: matar a todos los Frey que quedaran por ahí, y por eso, con la mascara que no quiero ni averiguar como le quitó al viejo Frey, organiza un banquete donde todos están invitados. Por supuesto, cuando se empieza a servir el vino, se inicia el brindis y tal… resulta que el vino estaba envenanado y los Frey restantes y sus vasallos y soldados más leales empiezan a morir como moscas.  Arya simplemente le dice a los sobrevivientes que “El Norte Recuerda”.

Y en lugar de ir al Norte, a reunirse con Sansa y Jon, a Arya se le ocurre la magnífica idea de ir a King’s Landing, dizque a matar a la reina, planes que comparte con un grupo de soldados donde se encuentra nada más y nada menos que Ed Sheeran. ¿Quién lo diría?

En King’s Landing

Y bueno, luego de su incursión en el terrorismo urbano, a Cersei se le ocurre pintar un mapa de Westeros en uno de los patios internos de la Fortaleza Roja, como para tener una mejor idea de cómo va a volver a unir a los Siete Reinos, luego de que en el Norte se declararon independientes, en el Sur, la vieja Olenna anda conspirando con las Serpientes de Arena para matarla y Daenerys está en camino a Dragonstone. Y en efecto, y gracias al consejo de Jaime se da cuenta que está más sola que perro con sarna y que necesita aliados.

Y el aliado llega justo a la puerta de su casa: Euron Greyjoy, quien le promete que le traerá un regalo que podría consolidar (según él) no sólo una alianza para matar a los sobrinos de él, al hermano de ella y a la amenaza de Daenerys, sino quizás hasta un matrimonio y herederos, que ninguno de los dos tiene ahora.

En Oldtown

Y Sam descubre que armar su cadena no es tan bacano como creía. No sólo no le permiten tener acceso a los libros que hablan sobre los caminantes blancos y su ejército de The Walking Dead, sino que encima tiene que recoger y lavar las bacinillas sucias de orines y mierda, para ganarse el sustento. Y pues, lo único que medio descubre es algo que YA sabía: Dragonstone está llena de Vidriodragón, o como lo conocemos nosotros en este lado de la realidad, obsidiana. Esa importantísima información se la manda a Jon, antes de toparse en una de las celdas con Jorah Mormont, que ya está haciendo méritos para convertirse en un villano del Universo Cinematográfico de DC.

En Dragonstone

Y finalmente en Dragonstone, Daenerys POR FIN llega a Westeros… aunque no técnicamente, porque Dragonstone es como la Inglaterra de Europa, se supone que es parte del continente, pero luego de que uno mira bien, como que no. Y pues nada, Danny mira el trono de Dragonstone, pero le interesa más la sala donde está esculpido en roca el continente que ella quiere invadir. Sólo falta que Tyrion y los demás le den consejo.

Y pues, hasta allí nuestro resumen. Si tienen algo más que agregar, o que comentar o que insultar, bien puedan hacer uso de la sección de comentarios. Nos vemos en el próximo resumen… 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s