Sobre Need For Speed y Otros Cuentos De Hadas.

Si usted es de los que no ha ido a cine, o un su defecto descargado el torrent pirata, para ver Need For Speed, pensando que es una fotocopia innecesaria y convenenciera de Fast & Furious, déjeme decirle que se equivoca. De hecho, comparar a Need for Speed con Fast & Furious, sólo por que ambas películas hay carros costosos y carreras ilegales, es como comparar Entrevista con el Vampiro con la saga de Crepúsculo, solo porque en ambas aparecen monstruos chupasangre con colmillos afilados.

Mientras que Fast & Furious  (al menos en sus primeras películas) se basa en la premisa adulta de que no hay héroes y villanos, y que hasta los más peligrosos criminales pueden ser buenas personas, a Need for Speed lo único que le faltó fue que la hicieran en dibujitos animados para convertirse en un clásico Disney.

Tobey Marshall (Aaron Paul) no es más que la versión moderna de un príncipe azul, sólo que en lugar de cabalgar en su magnánimo corcel, conduce lujosos carros antiguos en carreras ilegales, claro única y exclusivamente para salvar su taller y  el medio de vida de sus amigos. No permita el cielo que el público piense que el protagonista de la película participa en actividades ilegales sólo por gusto. No, no, no.

Por otro lado tenemos al villano, el malvado Dino Brewster (Dominic Cooper) cuya única obsesión en la vida, al mejor estilo de las telenovelas mexicanas, es conseguir dinero y destruir al héroe de la historia.  Por puritita necesidad, Tobey cae en las ambiciosas manos de Dino que le propone una carrera para liquidar una deuda relacionada con la restauración de un mítico carro (un Shelby Mustang), con tan mala suerte que algo espantoso sucede durante la carrera y Tobey termina en prisión, mientras que Dino queda libre, disfrutando de Anita, el amor platónico de nuestro super héroe. Por supuesto cuando Tobey sale de prisión quiere venganza, aunque en la pantalla no tardara ni 30 segundos, y no mostraran nada de lo que tan famosas hizo a las series Prison Break y Oz.

El héroe contra el villano ¿Dónde habremos visto eso antes?

¿Pero que sería de un cuento de Disney sin la princesa y el hada madrina? Bueno en esta película, ambas funciones las cumple Julia Maddon (Imogen Poots), quien le ofrece la oportunidad de tomar venganza de Tobey y asegurarse el primer lugar en la clandestina carrera llamada De Leon, auspiciada por el misterioso DJ Monarch (Michel Keaton). Es aquí donde las fuerzas del mal de Dino harán todo lo posible por destruir a Tobey y a Julia para evitar que lleguen a la mítica carrera y que por fin se haga justicia. Claro está, sin malas palabras, sin sangre y sin besos. No vaya a ser que los inocentes niños de 17 años que vayan a verla se traumaticen. No, no,no.

No podía faltar la princesa Disney de la película… aunque sea detrás de un volante.

Para terminar, la película es entretenida y divertida, eso no se le puede negar, pero de principio a fin da la sensación de que sólo es otro producto más de la mojigatería plástica que caracteriza a Disney. No es casualidad que Touchstone, el estudio que la produce, sea sólo una marca comercial de Walt Disney Pictures. Y aunque la saga de Rápido y Furioso nunca haya sido mi favorita, si la comparamos con Need for Speed, resulta la clara vencedora en la carrera.

Calificación: 3.00/5.00

Anuncios

5 Series Inolvidables De Los ’80s

Si hay algo en lo que la televisión colombiana del siglo pasado era experta era en pasar enlatados viejos, es así como habiendo nacido a mediados de los años ochenta y tener conciencia para ver TV en los años noventa, las series que recuerdo de esa época habían sido emitidas ya con una década de anticipación en los Estados Unidos, he aquí 5 series inolvidables de los años ochenta, donde al parecer los productores tenían mejor gusto al proponer series de acción y no series policíacas como sucede hoy en día, y sobre todo temas de inicio que pasaron a ser clásicos, a ver si hoy en día hay algún jingle que le recuerde a uno una serie de televisión de estos tiempo… en aquella época los héroes no tenían placa y trabajaban por fuera de la ley, que tiempos aquellos; estas son las que más recuerdo y si tienen alguna adicional por favor comenten e incluyan el vídeo correspondiente. 🙂

5. Knight Rider (El Auto Fantástico) NBC (1982-1986).

Antes de que David Hasselhoff envejeciera, ah y bueno antes de que fuera Mitch, el de Guardianes de la bahía, era un tipo que andaba en super carrazo más inteligente que los actuales supercomputadores y hasta le ayudaba a atrapar criminales. Puntos por la creatividad.

4. Airwolf (Lobo del aire) CBS (1984-1987)

Si, y seguimos con las maquinas. En los ochenta la gente soñana con construir maquinas increíbles, como un helicóptero que sin importar las toneladas de armas y explosivos que tenía, volaba a velocidades supersónicas, con un protagonista que siempre andaba buscando a un hermano, que a ciencia cierta no se si apareció o no.

3. The A-Team (Los Magníficos) NBC (1983-1987)

Como no recordar las locuras de Murdock y a Mario Baracus, eso sin mencionar las explosiones, las persecuciones de auto, y la supermisiones secretas de este grupo que además de las secuencias de acción daban un tono de humor a la serie.

2. Mission Impossible (Misión Imposible) ABC (1988-1990)

Definitivamente una de las series más entretenidas de aquella época, las historias eran precisas y mantenían al espectador atento de lo que iba a suceder, aunque si la misión era tan imposible, no entiendo como es que siempre se salían con la suya Jim y su gente, también recuerdo el episodio en el que la vieja se iba a casar con un capo colombiano, interesante.

1. MacGyver, ABC (1985-1992)

Hombre y como olvidar al fabuloso MacGyver, creo que una vez fue capaz de hacer una bomba con un sandwich, era capaz de abrir una caja fuerte con un pitillo, entre otras grandes proezas, lo mejor era que nunca tenía que disparar un arma para lograr su cometido.

Algo que se nota en estas series es un profundo trabajo en las escenas de acción, tomas en exteriores y un elenco bastante limitado, por el contrario hoy vemos series como Grey’s Anatomy o CSI llenas gente por todos lados y cuya calidad ha desmejorado bastante por cuenta de escenas que no generan absolutamente recordación. Al menos con Person of Interest estamos se tiene algo de esperanza en que este tipo de series regresen, para terminar les dejo una que sin duda les traerá buenos recuerdos, sobre todo a los que fuimos niños en esa época.