Crítica Ligera X ^ Kingsman: El Círculo Dorado

kingsman círculo dorado
El chileno Pedro Pascal interpretando a Whiskey, un agente de Statesman

¿De qué se trata Kingsman: El Círculo Dorado?

Kingsman: El Círculo Dorado (Kingsman: The Golden Circle) es la secuela de la película de 2014 Kingsman: El Servicio Secreto, y en consecuencia continúa la historia de Eggsy Unwin (Taron Egerton) como un agente novato de un servicio de agentes encubierto cuya misión es proteger al Reino Unido de intereses criminales. El problema en esta segunda entrega es que los agentes secretos británicos son víctimas de un ataque coordinado y selectivo por parte de una organización llamada El Círculo Dorado que los obliga a solicitar ayuda a la contraparte estadounidense del servicio: Los agentes de Statesman (Channing Tatum & Pedro Pascal).

¿Qué razones hay para ver Kingsman: El Círculo Dorado?

Pues, además de su aproximación un tanto caricaturesca de la realidad del crimen y de los servicios secretos de inteligencia, ensartada en una secuencia de persecuciones, bombas y peleas, y uno que otro chiste de vez en cuando… en realidad no veo muchas razones por las que alguien querría ver esta película.

¿Qué razones hay para NO ver Kingsman: El Círculo Dorado?

En primer lugar, si usted admira y respeta el trabajo de Colin Firth, Julianne Moore, Elton John y Mark Strong en otras películas, muy probablemente no deba ver esta película, porque es en definitiva una falta de respeto para estos 4 artistas. Quizás los 4 los vieron como una película segura, divertida y que exige algo más que el eterno drama, pero si lo hicieron por eso, perdieron una cuota de dignidad en el proceso.

Así mismo, si usted es fanático de James Bond y las ve como una buena opción dentro del género de suspenso de espías, tampoco vaya a verla. Muy seguramente pueda salir con ganas de llorar de la sala.

Y finalmente, la razón más poderosa para no ver esta película de mierda (disculpen la expresión) es que confunde completamente el concepto de divertido, con el concepto de grotesco, que al final es una palabra que describe muy bien sus 141 minutos de duración.

En Resumen

Una película cuya intención de convertirse en una opción fresca y divertida en un género donde lo trillado es la norma, y no la excepción, se corrompe en el instante en que tienen que acudir al ridículo extremo y a lo excepcionalmente grotesco para compensar la falta de creatividad de sus escritores.

1,54 / 5,00

★★★★

Anuncios