“Bajo la Misma Estrella” Libro vs. Película (Reseñas X)

De lo que no me cabe la menor duda luego de leer las 300 páginas de la estrafalariamente popular novela “Bajo la misma estrella” (en menos de 24 horas, valga decir) es que su autor, el famoso vloguero e historiador estadounidense John Green, es todo un genio. Y digo que es un genio no por su particularmente exuberante prosa, ni por su singularmente profunda temática, sino porque escribió el libro perfecto para atrapar a los dos grupos demográficos que más compran libros en la actualidad: 1) los adolescentes superficiales y 2) los solitarios melancólicos, de esos que pasan leyendo poemas que hablan de la muerte.

the_fault_in_our_stars_by_teidebliss-d4xc8fi

Efectivamente, “Bajo la misma estrella” es un libro, que para alguien que haya tenido el privilegio de leer alguna obra escrita antes del año 2000, es el experimento literario más superficial y frívolo de toda la historia de la literatura…y es por eso, precisamente, que es tan popular.

La novela está narrada, a lo largo de 25 capítulos, por la heroína de la historia: Hazel Grace Lancaster. No es una técnica nada original teniendo en cuenta que el montón de literatura young-adult que circula por todas partes, sigue el mismo patrón: Crepúsculo es narrado desde la perspectiva de Bella, Los juegos de hambre es narrado desde la perspectiva de Katniss, Cincuenta sombras de Grey es narrado desde la perspectiva de Anastacia… En fin.

En la novela, vemos como Hazel es una sobreviviente de un cáncer de tiroides, que al haber hecho metástasis en sus pulmones, la condenó a seguirse tratando por tiempo indefinido con un tratamiento experimental, que le permite llevar una vida casi normal, pero atada a un respirador artificial o a un tanque de oxígeno. Desde la página 1 es posible ver la clase de ser completamente egoísta y manipulador que es Hazel, aunque ella, evidentemente, no lo ve.

Hazel no es una buena persona y acude a su bagaje intelectual y a su tragedia de salud para escudarse; como una especie de Doctor House adolescente. En uno de sus sesiones grupales, por las que ella no siente ninguna simpatía, conoce a un atractivo y atlético joven, Augustus Waters. Es significativo el hecho de que Hazel se interese en Augustus más por su físico, que por su esencia, e incluso hay pasajes en los que a ella parece chocarle que él también sea crítico e intelectual.

Yo tengo mis serias dudas de que Hazel en realidad se haya enamorado de Augustus como persona. A mi modo de ver, ella se enamoró del increíblemente atractivo atleta que refleja como un espejo, los gustos que ella tiene. Eso es notorio, que al inicio de la novela, Hazel sólo se interesa en el muchacho cuando él le manifiesta que le ha fascinado el libro favorito de ella. Es un caso similar al de Cersei Lannister, en Juego de Tronos, se puede decir que ella ama a sus hijos, pero no por lo que son, sino como extensiones de ella misma.

Esto se constata en toda la extensión de la novela, es Augustus quien le brinda a Hazel todo lo que él puede ofrecerle (¡Hasta un viaje a Europa!) ¿Y que le ofrece ella? ¿La oportunidad de tener su compañía? ¡Ay por favor!

Hazel Grace Lancaster es la versión moribunda del típico adolescente contemporáneo: cínico, superficial, egoísta y que se cree mucho más inteligente de lo que realmente es. ¿Otra prueba de eso? La versión cinematográfica del libro. Shailene Woodley hace una representación mucho más sensible de Hazel, y la escena más memorable de la película, cuando (Spoilers Alert) se entera de la muerte de Augustus se siente real y la muerte del muchacho la convierte en una mujer más madura. En el libro, luego de la muerte de Augustus, Hazel todavía está buscando algo que él pudo haberle dejado a ella. O sea. Hazel de la novela ¡tú no eres el centro del universo, por Dios!

Ahora, si bien estoy seguro que la frivolización de la muerte como expresión artística es más que válida, lo que no encaja es que se quiera disfrazar esta frivolización con una máscara de profundidad y grandilocuencia. Eso es, en sí mismo una gran contradicción y se nota a lo largo y ancho de la historia.

Pero ¿no hay nada bueno que decir de “Bajo la misma estrella”? Claro que sí, es una novela corta (gracias a Dios), con un ritmo apropiado, donde el argumento se desarrolla en unos tiempos bien definidos. Tan bien definidos que se nota con claridad los tres actos de la novela, una estructura que para el lector es fácil de digerir porque es la forma en que están estructuradas los capítulos de una serie de televisión (que no sea Juego de Tronos) o de (¡oh sopresa!) una película de Hollywood. John Green en definitiva sabía lo que hacía.

Para finalizar, “Bajo la misma estrella” es una novela fácil de leer, con cierta riqueza en su prosa, que en ningún caso se debe confundir con una profundidad temática que no tiene. Una muy buena opción para hacer llorar a adolescentes superficiales que creen que la vida es hablar pendejadas en el colegio o en facebook.

PD: Los tres actos de la novela son 1) Antes de Holanda; 2) Holanda y 3) Después de Holanda. Chido ¿no?

Libro 7/18 para 2015


Ficha

Nombre: Bajo la misma estrella (The fault in our stars)

Autor: John Green

Editorial: Nube de tinta / Random House

ISBN: 978-987-1997-00-8


321

Anuncios

7 comentarios en ““Bajo la Misma Estrella” Libro vs. Película (Reseñas X)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s