The Big Short ^ Crítica, Análisis y Explicación

¿Qué harías si descubrieras que un par de individuos se están haciendo ricos, muy ricos, a costa de vender mentiras a la gente que lucha por llegar con algo de dinero al fin de mes? ¿Y si no fueran un par, si fueran muchos, y muy poderosos? ¿Qué harías? ¿Denunciarlos o ganarles en su mismo juego sucio?

Esas fueron las preguntas que el director Adam McKay (el mismo director de la multipremiada Vice) usó de fundamento para la película que lo transformó de un director de películas tontas con Will Ferrell, a uno de los directores más respetados y solicitados en Hollywood: The Big Short.

Y teniendo en cuenta que The Big Short es esencialmente un thriller financiero, que trata con uno de los temas más espinosos de este siglo, quizás se haya quedado con una que otra duda o interrogante después de verla. Si ese es el caso, no se preocupe, porque a continuación empezamos con el análisis y explicación de … The Big Short. Y la crítica de la película, al final como bono.

1 ^ ¿The Big Short tiene escenas post-créditos?

Aunque la película es de 2015, cuando ya estaba de moda meterle escenas post-creditos a todo lo que se pudiera presentar en una pantalla de 18m x 9m, The Big Short no tiene escenas post-créditos. Y esa puede ser una de las causas por las que se ganó un óscar.

2 ^ ¿Qué es The Big Short? ¿Por qué la película se llama así?

The Big Short en español significa literalmente El Gran Corto. Los traductores modificaron el título, y la llamaron en español La Gran Apuesta ¿Que tiene que ver Corto con Apuesta? ¿Es esta otra mala traducción? No.

En la jerga financiera estadounidense short es una palabra que implica simplemente apostar a que el mercado se va a desplomar. Sale de la idea de que si usted es un inversionista y presiente o sabe que viene una crisis, empieza a vender sus acciones hasta quedarse corto.

Sin embargo la jerga mutó hasta hacer referencia a cualquier tipo de acción financiera que espere lucrarse de una caída en el mercado [1] . Tal y como lo hicieron los protagonistas, adquiriendo las llamadas permutas de incumplimiento crediticio.

3 ^ ¿Qué tipo de película es exactamente The Big Short?

The Big Short es catalogada como una comedia dramática basada en material bibliográfico. Y sí, hay mucho de comedia, hay mucho de drama, pero la médula, el centro de la película es un thriller financiero, un viaje de descubrimiento de uno de los fraudes más grandes en la historia del mundo, que causó una crisis de la que aún hoy, 11 años después, sentimos sus consecuencias.

Y peor aún, de cómo los intereses de algunos que usaron su inteligencia y buen olfato para no caer en el hoyo anunciado, chocaron con los intereses fraudulentos de los bancos, en una conspiración que dejaría con la boca abierta hasta a la villana de The Manchurian Candidate. Así que, thriller financiero.

4 ^ ¿Cuál es el detonador de los eventos de la película?

Michael Burry (Christian Bale, en una interpretación impecable) desglosa los llamados bonos hipotecarios y descubre un riesgo altísimo de mora en las hipotecas de base, encontrando una oportunidad de inversión.

Por pura casualidad Jared Vennet (Ryan Gosling, con un bronceado extraño) escucha de las transacciones de Burry y decide ir por el mismo camino, pero sin encontrar dueños de fondo de inversión que pongan un centavo. Y por puro accidente, termina marcando a FrontPoint, quienes escuchan atentamente a Vennet y terminan invirtiendo. Apostando contra el mercado.

Y finalmente dos chicos, Jamie y Charlie, dueños de un fondo de inversión, Brownfield, se enteran de las cifras y deciden poner los recursos en el mismo esquema, esperando sacar provecho, del colapso del mercado inmobiliario.

5 ^ ¿Qué es un bono hipotecario?

Bueno, primero que todo piense en que usted necesita algo, puede ser una motocicleta. Su sueldo mensual no le alcanza porque tiene que pagar comida, servicios públicos, etcétera. Y como no tiene ahorros, decide hacer lo que hace la mayoría: se endeuda.

Pero por supuesto, cuando usted se endeuda sabe que va a pagar una cuota mensual por un tiempo, y al final paga el capital y los intereses, la ganancia del prestamista por arriesgar su dinero.

Ahora, hay una manera mucho más duradera de endeudarse y es comprando una casa. En Estados Unidos, la deuda que se adquiere al comprar una casa se llama hipoteca, y se llama así porque literalmente la casa no es suya hasta que la termine de pagar, y si deja de pagar, el prestamista, generalmente un banco, se la quita.

Ahora las hipotecas o préstamos de vivienda a personas con buenos ingresos y pocas deudas, y sobre todo a tasa fija, son muy estables. En este segmento la gente no queda mal, y es por eso que cuando usted va a comprar casa, le revisan hasta los exámenes coprológicos.

Así, que las hipotecas de ESTE tipo, son una apuesta casi perfecta para los bancos. Usted presta el dinero y sabe que puede dormirse en sus laureles esperando la cuota mensual. Este tipo de inversión es incluso MÁS seguro que la inversión directa en bienes raíces, con base en arriendos. Los arriendos suelen ser mucho más arriesgados.

Ahora, basándose en semejante estabilidad, Lewis Ranieri, por allá en el 1981, se le ocurrió la idea de estabilizar las finanzas de ciertos emprendimientos privados, comprando las hipotecas y armar paquetes, que luego vendían a otros intereses por un porcentaje.

El asunto es que los bonos hipotecarios, se armaban de miles de hipotecas y bueno, al final del camino no había muchas más hipotecas de donde armar más bonos. Y eso era el golpe final para los especuladores.

Después de todo, los bono-habientes ya estaban seguros y estaban muy poco dispuestos a devolverlos al mercado, a no ser por medio de acciones. Y esto tenía un límite porque las hipotecas estaban en su mayoría a tasas fijas. Es decir, no podían subir de valor indefinidamente.

Entonces a los especuladores, o más bien a las firmas financieras y bancos de primer piso donde trabajaban los especuladores, se les ocurrieron dos cosas 1) promocionar hipotecas con tasa de interés variable, haciéndolas ver como opciones atractivas a los clientes y 2) abrir el mercado de las hipotecas a clientes de riesgo alto, es decir, venderle casas a gente con ingresos escasos y muchas deudas.

Es decir, le estaban asignando hipotecas a gente que no podía responder por la deuda, a tasas que se incrementaban escandalosamente mes a mes. Estas hipotecas recibieron el nombre de subpremium, a diferencia de las seguras, premium. Luego armaron bonos con las subpremium y los hicieron pasar como bonos premium para venderlos al mejor postor.

Los especuladores siguieron vendiendo los bonos como si fueran premium, cuando en realidad eran subpremium – en realidad “mierda” como dijo Margot Robbie -, y al final la consecuencia es que gente que no tenía ni para comprar tomate y cebolla, quedaron con cuotas altísimas por sus hipotecas fraudulentas. Esto ocasionó luego una devolución de bienes raíces a las firmas prestamistas, que hizo que se desplomara el precio de las viviendas.

6 ^ ¿Por qué la crisis de los bonos hipotecarios se convirtió en una crisis mundial?

La mora en las hipotecas y la devolución de los inmuebles de inmediato bajó el precio de las casa. Había literalmente más oferta que demanda.

Ahora, imagine que usted compra una casa en $200.000 dólares, y queda grapado 20 años para pagarla, esperando que en esos 20 años la casa haya subido de valor, pero cuando ya está metido en la vaca loca, el mercado de la vivienda desciende, y la casa que usted compró en 200.000, ahora vale 40.000 y en 20 años si acaso llega a valer 100.000 ¿Qué hace usted? Pues lo que hizo la mayoría, cesó los pagos y prefirió perder la platica invertida hasta el momento y usar el dinero en otra cosa. Más casas para el mercado, menor valor y vuelve a girar el círculo vicioso.

Y ahora imagínese una corporación que depende en un 80% o 90% de los ingresos por hipotecas, viendo cómo devuelven las casas a granel. E imagínese que esas corporaciones son las que tienen los ahorros de la gente, y manejan el dinero de la población, y sus deudas menos onerosas. La gente de inmediato entra en pánico y sale a sacar el dinero de esos huecos de perdición y la economía, por el bajo flujo de efectivo, se paraliza.

Si no hay efectivo, hay mucho menos trabajo, y en consecuencia desempleo. Si hay desempleo hay menos impuestos, y más subsidios, y el gobierno tiene que endeudarse, y ya no lo puede hacer con sus bonos gubernamentales, porque nadie quiere saber de bonos. Tenebroso ¿no?

Y lo peor es que el asunto no sólo ocurrió en Estados Unidos, el modelo hipotecario fraudulento andaba rampante por todo el mundo y cuando se descubrió, en complemento con la profunda conexión de las economías mundiales, convirtió la crisis en global.

7 ^¿Cuál era el plan de Michael Burry?

El plan de Burry era muy simple, comprar un seguro contra la caída de los bonos hipotecarios. Es decir, negociaba con el banco para que en caso (inminente, según sus datos) de que el mercado colapsara, él recibiera una compensación

Hagamos un ejemplo, Mundial de Fútbol Brasil 2014. Semifinal, Brasil contra Alemania. Brasil viene en racha, es local, pero usted como analista ve que en el último partido con Colombia, Brasil ganó por ayuda del árbitro, a alguien le interesaba mantenerlo en el campeonato a toda costa.

La localía y los grandes nombres en la nómina brasilera, y sobre todo el entusiasmo del público hacen que las apuestas esten a favor de Brasil 1 a 1.2, por una victoria simple. Una goleada de Alemania por más de 6 goles estaba en el orden de 1 a 700.

Pero usted sabe que el trato que tenía la FIFA con la Federación Brasilera de Fútbol y con el gobierno de la corrupta de Dilma Rousseff es de protegerlos hasta la semifinal, y Alemania contrató un contralor externo para vigilar el asunto. Y encima vio los resultados fraudulentos de Brasil contra Colombia, y los empates con México y Chile. Y quizás no le apuesta a una diferencia de 6 goles, pero sí a una de 3 o más a razón de 1 a 200.

Los datos están ahí, Brasil es un equipo fraudulento y Alemania le ganó a Portugal y a Francia en franca lid, solo que como el Mundial es en Brasil, y Brasil es el favorito por nombre e historia y nunca ha perdido tan desastrosamente, entonces las apuestas están a su favor. Y entonces el evento improbable ocurre, y si usted apostó 100 dólares, termina con 20 000 en el bolsillo.

Bueno, cuando una apuesta se traduce a términos financieros, y se le apuesta no a equipo de fútbol sino al comportamiento de un paquete financiero, como un bono hipotecario, en contra de las expectativas, se llama permuta de incumplimiento crediticio (credit default swap).

Es una especie de seguro que favorece al poseedor en caso de que el paquete financiero colapse, aunque el poseedor del seguro no sea dueño del paquete. Así como en el ejemplo, aquel que apuesta contra Brasil, no es el dueño del equipo, pero es remunerado si pierde, así que sí, sí se parece más a una simple apuesta que a un seguro. Sí señores, así funciona Wall Street.

Burry compra Mil trescientos millones de dólares (1 300 000 000) en Permutas de Incumplimiento, estando seguro del colapso del mercado inmobiliario, ganando al final Quinientos mil millones de dólares (500 000 000 000). Baum (Steve Carrell) gana Mil millones de dólares (1 000 000 000) en la venta de sus permutas, con Vennet obteniendo Cuarenta y siete millones (47 000 000) en comisiones de venta. Los chicos de Brownfield obtienen Ochenta millones de dólares en neto, apostando a que Brasil perdiera por goleada, es decir a que algo más improbable ocurriría.

7 ^ ¿Cuál fue la jugarreta que intentaron los bancos?

Veamos la situación desde la perspectiva de los bancos. Por un lado tienen un montón de bonos basura, repletos de hipotecas en mora. Los bonos basura están respaldados por unos inmuebles cuyo precio en general está por debajo de los precios de costo. Por lo que en realidad son una pérdida.

Por otro lado tienen un montón, ahora, de permutas de incumplimiento, que los obligan a pagar a los poseedores una altísima suma de dinero en caso de que los bonos bajen de precio. ¿Qué se les ocurrió?

En primer lugar se les ocurrió que debían deshacerse de los bonos basura, vendiéndolos a precio de huevo, antes de que reventaran a cero, cuando en realidad su valor es negativo. Eso les daría pérdidas, pero no tan grandes como si se quedaran con ellos.

En segundo lugar intentaron renegociar los términos de las permutas, a los que los tenedores le dijeron Ha! Ha! Como eso les falló, se fueron a comprarlos antes de pagar su valuación a lo que algunos tenedores aceptaron, ya que veían que los bonos no perdían valor.

Y la jugada del valor de los bonos se respaldó por la compra de calificaciones en Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch Ratings entre otras. Es decir los bancos presionaron a las calificadoras de riesgo a mantener calificación perfecta a sus bonos basura, aún a sabiendas de que las hipotecas que contenían habían colapsado. Y los presionaron con sobornos.

8 ^ ¿Cómo terminó todo para los inversionistas, para los bancos, para los que compraron permutas y para el público?

Los inversionistas que tenían fondos de capital invertidos en bonos basura, terminaron perdiendo su inversión. Le apostaron a que Brasil ganaría, a pesar de su mediocridad y perdieron.

Los inversionistas que tenían sus fondos invertidos en permutas de incumplimiento, ganaron entre 20 y 250 veces el valor invertido, aún a costa de su propia reticencia. Como vimos cuando Michael tuvo que bloquear el retiro de dinero de su fondo.

Al día de hoy, hay muchos que siguen invirtiendo ciegamente en la basura que los bancos les venden.

Los bancos que armaron los bonos basura, terminaron recibiendo un rescate financiero del gobierno para tener liquidez y que no se creara un apagón crediticio global que acabaría con la posibilidad del comercio.

Este rescate no es gratis, y los bancos y corporaciones financieras que lo recibieron deben devolver no sólo el dinero del rescate sino un adicional por ganancias de estas entidades. De acuerdo a algunos análisis a 2015, el gobierno había ganado en neto 350 millones de dólares [2] , es decir en ganancia fuera de los recursos invertidos en el rescate. Los que crearon el desastre quedaron libres, haciendo lo que les daba la gana.

Los permuta-habientes ganaron millones de dólares, algunos directamente al vender en la crisis, otros por comisiones, y otros por el cobro de las mismas permutas. Luego, claro, de sufrir años las burlas de los que los veían gastar montones de dinero en las cuotas mensuales cuando el mercado estaba al alza.

Algunos se retiraron del negocio, otros empezaron negocios lucrativos que mantienen a la fecha, otros dilapidaron el dinero.

Las calificadoras de riesgo como Standard & Poor’s y Moody’s tuvieron que pagar multas por miles de millones de dólares, por mentir descaradamente sobre el riesgo real de los bonos basura. [3] [4]

El público tuvo que respaldar con impuestos el rescate financiero, aunque eso en teoría mantuvo la economía y los empleos a flote, sólo que durante la administración Obama eso no se vio por ninguna parte, y solo con el programa de reducción de impuestos y nacionalización de emprendimientos de Trump se ha visto repunte en cifras de empleo.

9 ^ ¿Cuál es el mensaje de la película? ¿Qué significa la escena final?

De manera simplificada, el mensaje de la película es LEE, lee los contratos a cabalidad, lee la letra menuda, lee las condiciones del producto que compras, compara, investiga, analiza. No firmes por que necesitas el dinero, o la ayuda, firma porque es la mejor opción.

La escena final de la película indica que la rueda de la especulación sobre productos financieros basura, como hipotecas sigue girando, y sigue girando precisamente porque el ciudadano de a pie cae redondito ante la sonrisa del vendedor, y no ante la realidad de las cifras. Y bueno, también porque no EXIGEN a sus representantes que actúen en su mejor interés, eligiendo idiotas que solo responden al estímulo del dinero.

10 ^ ¿Que tiene de bueno y qué tiene de malo la película?

Puntos positivos: Para empezar la forma en que se presenta el argumento, no sólo es sólida y concisa, sino que también resulta pedagógica e interesante. La dirección es original, inusual por momentos, pero definitivamente innovadora. Definitivamente hicieron bien en traer un director de comedia, y no a Spielberg ni a Ridley Scott. Y la premisa sobre la cautela que hay que tener con los bancos y el sistema financiero, de lujo.

Puntos negativos: Lo único que se le puede criticar a esta película, salvo lo usual que son sus tomas, nada grandilocuentes, es que podría tonarse un tanto confusa para el espectador promedio.

Es decir, para ver esta película se necesita un conocimiento elemental de cómo funcionaban los bonos hipotecarios y por qué colapsó el sistema. La película lo explica, pero sería como intentar explicarle a un niño la división si no sabe ni sumar, ni restar, ni multiplicar.

Ahora, un matemático, un economista, un administrador de empresas, o un cajero de banco, o quizás un prestamista podrían entenderla y disfrutarla al máximo. Al resto le queda la tarea de investigar y leer.

Veredicto

Cualquier película que invite a leer desde diferentes niveles, no puede ser considerada como otra cosa, que no sea una obra maestra. Excelente.

4,7

⭐⭐⭐⭐⭐

Paramount Pictures

Guión
⭐⭐⭐⭐⭐
Dirección
⭐⭐⭐⭐⭐
Actuaciones
⭐⭐⭐⭐⭐
Impacto
⭐⭐⭐⭐⭐
Premisa
⭐⭐⭐⭐⭐

Fuentes

[1] Short Selling. Definition. First Trade – www.firstrade.com

[2] Moody’s 864m penalty for ratings in run up to 2008 financial crisis. The Guardian – www.theguardian.com

[3] Bailout highly profitable for taxpayers when you look at the right numbers. The Washington Post – www.washingtonpost.com

[4] Financial crisis bailouts have earned taxpayers billions. Us News – www.usnews.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.