Carta Abierta a Marta Lucía Ramírez.

Mayo 9 de 2014
DOCTORA
MARTA LUCÍA RAMÍREZ BLANCO DE RINCÓN.
Candidata a la Presidencia de la República por el Partido Conservador.

 

Cordial Saludo:

Empiezo diciendo esta carta confesando que hasta hace un par de semanas, contaba usted con mi voto para las elecciones presidenciales del 25 de Mayo; estoy a favor de la mayoría de sus propuestas, siendo muy afín con su ideología conservadora. Me encuentro a favor de su propuesta anticorrupción que está muy bien diseñada y pensada como una propuesta integral, y no como pañitos de agua como los gobiernos de turno. También estoy muy a favor de las restricciones a las reelecciones de parlamentarios, mismos que han convertido a la politiquería en una carrera lucrativa y no un servicio al estado, como debería ser. Todo eso, sumado a su actitud fuerte frente a la inseguridad, el crimen y el terrorismo, para mi hacían de usted la candidata ideal.

Sin embargo, como educador del sector público, me veo en la necesidad de retirar mi apoyo a su campaña, mismo que hacía incondicionalmente desde mis cuentas de facebook, twitter y google+, en las que, combinadas, cuento con más de 20.000 contactos, la mayoría colombianos., y también aquí mismo en este blog. Y lo hago debido a que a las pocas semanas del lanzamiento de su campaña, que había esperado con ansias esperando la oportunidad de apoyarla, usted convirtió en una de sus propuestas banderas, la de acabar con la doble jornada en los colegios oficiales y cambiarla por una jornada única de ocho horas. Eso, doctora Marta Lucía, es una propuesta de corte populachero, que demuestra un desconocimiento profundo de las dinámicas de la educación no sólo en Colombia, sino en todo el mundo.

Salón de clases en Finlandia.
Salón de Clases en Colombia ¿Ve usted las diferencias?
Salón de Clases en Colombia ¿Ve usted las diferencias?

Doctora Marta Lucía, dicha propuesta es inconveniente y poco pedagógica, primero que todo porque promueve el concepto ya presente de que nuestras instituciones educativas son parqueaderos donde nuestros negligentes y siempre ocupados padres de hoy en día, dejan a sus hijos a falta de niñera, unas cárceles donde los estudiantes y docentes se encuentran rodeados por murallas con puntas filosas, en unos ambientes llenos de pleitos y rencillas. Un ambiente donde los docentes ya no somos educadores, sino guardias de seguridad. Veo con mucha preocupación que dentro de sus propuestas habla mucho de mejorar la calidad de los maestros, otorgando becas, educación gratuita en carreras dirigidas a maestros, pero por ninguna parte veo intención de mejorar sus condiciones salariales  ¿Cómo pretenden atraer a los más pilosos que egresan de nuestras escuelas con salarios tan bajos? ¿Cómo pretende atraer a los genios de los colegios privados a hacer una carrera donde terminarán coaccionados por directivas ministeriales, rectores y coordinadores que no saben nada de pedagogía y por el hacinamiento en las aulas? Lamento mucho decirlo, pero en este sentido su propuesta no es integral.

En Finlandia, de quien tanto hemos escuchado últimamente, las escuelas públicas tienen excelentes profesores, porque vienen de una política de décadas, no se puede pretender mejorar la educación con programitas y medidas a corto plazo (como pretende hacerlo hoy en día María Fernanda Campos), la escuela es libre y cada curso tiene un cupo de 25 estudiantes y donde los docentes seleccionados a lupa, reciben un salario acorde. y donde el tiempo de permanencia es de 5 horas. Ya en Colombia empezamos a seleccionar mejor a los docentes con los concursos de ingreso y eso ha mejorado sustancialmente la calidad educativa, los maestros estamos mejor preparados, pero eso de nada sirve cuando en cada aula hay 50 niños esperando la primera oportunidad para saltar uno encima del otro y donde no se puede hacer el apropiado seguimiento.

Es en estas cosas que deberían estar centradas sus propuestas y como no lo están, he decidido buscar otras opciones para ejercer mi voto. No pretenda que los maestros encima de tener condiciones tan precarias de trabajo, encima tengamos que cargar con una responsabilidad que le compete a los padres de familia y a la sociedad.

Atentamente:

Carlos Mario CN

@sabanerox

PD: Al menos tenga la tranquilidad que tampoco voy a votar por Juan Manuel Santos o por Oscar Iván Zuluaga, que tienen la misma anacrónica propuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s