Reseñas X: How To Get Away With Murder 1.10 “Hello Raskolnikov”

Con un episodio que comprende, a la vez, el esperado desenlace de la trama vista en 2014, y el preámbulo de los próximos seis episodios que servirá de epílogo (quizás innecesario) a la primera temporada, How To Get Away With Murder regresa de una prolongada pausa de más de dos meses.

En “Hello Raskolkinov” la serie nos da más claridad sobre lo que sucedió la noche de la fogata. Rebecca entró a casa de los Keating, seguida de Wes, Laurel, Connor y Michaela. Hubo un enfrentamiento y Sam empieza a ahorcar a Rebecca, a lo que Wes reacciona usando el trofeo de Annalise. El resto ya lo habíamos visto. Los chicos deciden disponer del cuerpo de Sam. Lo que no sabíamos era que Annalise estaba detrás de todo. Ella descubrió a Sam, mientras los chicos discutían, y cuando Wes fue a recuperar el arma homicida, le dio las últimas indicaciones, que el muchacho acató sin chistar.

Ahora viene el día después. Annalise ha cubierto todas sus huellas, primero con la llamada a Bonnie y luego denunciando la desaparición de su esposo a la policía. Pero Annalise no va únicamente a denunciar la “desaparición” de su esposo, confesando además que acaba de descubrir que su esposo le era infiel con Lila Stangard, lo cuál lo convierte en el principal sospechoso.

La fiscal, que está empeñada en hundir a Rebecca y al novio de Lila, intenta por todos los medios enterrar cualquier evidencia que asocie a Sam con el asesinato de la chica. Pero Annalise, con ayuda de Bonnie, que ha vuelto a trabajar para ella, primero obtener evidencia de que Sam no solo sabía que Lila estaba esperando un hijo suyo (comprobado por una muestra de ADN) sino que intentó presionarla para abortar.

Mientras tanto Wes, Michaela, Laurel, Connor y Asher Ketchup están siendo interrogados por la policía. Connor, que ha acudido a Oliver por ayuda nuevamente, se siente sumamente nervioso y le pide a Michaela que reconsidere la posibilidad de confesar. Michaela teme que esa confesión termine con su boda, pero decide tomar la palabra de Connor y planear la confesión.

Annalise consigue el computador de Sam, en custodia por la fiscalía, y en el juicio se comprueba que Sam Keating viajó desde New Haven hasta Philadelphia, donde permaneció por veinte minutos. El resultado es instantáneo, Sam es acusado del asesinato y Rebecca es puesta en libertad. Connor y Michaela, asustados de que ahora la policía esté tras del rastro de Sam, intentan convencer a Laurel de que acusen en conjunto a Wes y a Rebecca. Laurel acepta.

Pero en el momento en que Frank, a quien Annalise le ha contado todo, le reclama a Laural por mentir tan bien, Laurel acude a Wes, quien de una vez en conjunto con Annalise detienen a Connor y a Michaela. Las cosas vuelven a la normalidad. Annalise vuelve a sus clases, donde presenta un caso calcado de lo que hicieron los chicos y se sienta sola en su casa, pensando que ha ganado. Hasta ahí, la serie hubiese culminado a la perfección, pero aún hay algo más.

Connor llama a Annalise para informarle que la hermana de Sam Keating está en la corte. La cara de terror de Annalise confirma que la señora (Marcia Gay Harden) no es ninguna perita en dulce.

He de suponer que los próximos 5 episodios, la cuñada de Annalise descubrirá uno por uno, los errores cometidos durante el asesinato de Sam Y el de Lila Stangard, que aún sostengo fue planeado y ejecutado por Annalise Keating.

Sin duda un buen episodio, para una de las mejores series de la temporada.

4,50

Anuncios

2 comentarios en “Reseñas X: How To Get Away With Murder 1.10 “Hello Raskolnikov”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s