Por qué el Mundo está odiando a “Los 4 fantásticos” (2015) ^ Reseñas X.

Hollywood, al igual que los cuentos clásicos, la literatura clásica, las novelas contemporáneas, las obras de teatro, juegos de vídeo y hasta novelas gráficas, se ha especializado en el viejo, pero efectivo formato de los tres actos.

En el Acto I, vemos como se presentan uno a uno los personajes principales, moviéndose en su universo hasta la posición exacta, como en un juego de ajedrez se ubican las fichas antes de atacar. En Acto II, los personajes entran a su primera confrontación, puede ser entre ellos mismos, o contra una situación o hecho específico. Los resultados del Acto II, ya sean positivos o negativos, no son permanentes, ya que en el Acto III, o acto final, se da la confrontación final, que supone la cumbre del desarrollo de los personajes con la cuál se concluye la historia.

first-fantastic-four-trailer-arrives-online_vbew.1920

El principal problema de la más reciente versión de “Los 4 Fantásticos” (The Fantastic 4) es que en realidad, nunca sale del primer acto, es únicamente un Acto I, que se prolonga casi antinaturalmente por un total de una hora y cuarenta minutos, por lo que la sensación del público al salir de la sala, es lógicamente de cansancio, hastío y aburrimiento.

En esta versión de “Los 4 Fantásticos” se narra la historia de  Reed Richards (Miles Teller), un niño genio que a muy corta edad y con ayuda de su amigo Ben Grimm (Jamie Bell), diseña un dispositivo rudimentario que cree capaz de teletransportar materia a otro punto del planeta. Las cosas para Reed y Ben cambian cuando el doctor Franklin Storm (Reg E. Cathy) y su hija Sue (Kate Mara) llegan a la feria de ciencia donde los dos amigos están presentando su experimento.

Los Storm le indican a Reed que su máquina podría tener una función diferente a la que el planeo, y podría, en realidad, transportarlos a otro planeta diferente a la tierra. A partir de entonces, Reed, Franklin y Sue, en compañía del rebelde Johnny Storm (Michael B. Jordan)  y del retraído Victor Van Doom (Toby Kebbell), intentarán por todos los medios terminar de construir la máquina transportadora y empezar la conquista del nuevo planeta.

Hasta ahí todo va de maravilla ¿cierto? La historia, al menos al inicio, es inteligente y atractiva, aunque si bien, nada original. Parece una versión 2015 de “Contacto” con Jodie Foster y Matthew McConaughey, donde se intenta solucionar el misterio relacionado con una máquina, con la única diferencia que en en esta, la idea de la máquina vino de un niño genio, y no de unos desconocidos extraterrestres. Y la temática de conquista y exploración de otro planeta para garantizar la seguridad energética de la tierra es un tema actual. Entonces ¿Qué fue lo que salió mal?

El director, Josh Trank.
El director, Josh Trank.

El problema es que una hora después de iniciar la película, todavía no hemos visto a los cuatro fantásticos, que se supone era la idea de la película. Cuando la historia entra en el evento en que Reed, Grimm y los hermanos Storm, además de Victor Van Doom, adquieren sus poderes, la película, que hasta ese momento había sido inteligente, en lugar de convertirse en una película de súper-héroes, como debería ser como desde los primeros veinte minutos, se convierte en un melodrama, con tantos puntos argumentales, que parecía mejor idea haber hecho una serie de 22 capítulos.

El director Josh Trank, conocido por su único filme grande, Chronicle, ha manifestado que esta incoherencia narrativa se debe a la edición posterior ordenada por los directivos de 20th Century Fox, en la que me temo, hubo un serio recorte en el tiempo de la película, que sospecho, debía estar entre los 120 y los 140 minutos. Y es ese precisamente el problema, Fox mostró el Acto I de la cinta en toda su extensión, pero condensó los Actos II y III a su mínima expresión, para tener una película de 100 minutos. Es por esto que la película se siente como una introducción larguísima, que no compensa emocionalmente en sus últimos minutos.

Sólo de esa manera se explica como una película con un elenco bien seleccionado, y con unas tomas tan bien cuidadas haya resultado pareciendo la peor del año. Es decir, hasta Kate Mara y Miles Teller, que son como la pareja más desproporcionada del mundo, tienen una química interesante en la única escena que tienen a solas. La actuación de Toby Kebbell como Dooom, y sus motivaciones son creíbles; pero todo da el traste en la última media hora, cuando todo sucede a una velocidad que arruina todo el buen trabajo de la primera parte.

Con esta versión de Los 4 Fantásticos me veo obligado a hacer lo mismo que hice con “La vida secreta de Walter Mitty” y con “El olvido que seremos“. Dar una calificación a la primera parte de un estimado de 45 minutos y otra a la parte final de 55 minutos, y ponderar.

Calificación Parte 1: 4.80
Calificación Parte 2: 0.50

244

Anuncios

9 comentarios en “Por qué el Mundo está odiando a “Los 4 fantásticos” (2015) ^ Reseñas X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s