¿La “Paz” nos beneficia(rá) a Todos? ^ Columnas X.

Hace un par de días tuve un debate muy interesante en las redes sociales, a raíz de los sucedido con Juan Manuel Santos, su ministra “estrella” Gina Parody y la representante estudiantil al Consejo Superior de la Universidad Nacional de Colombia, Sara Abril. Según mis muy respetados contradictores, la señorita Abril se comportó erróneamente al entrar en franca oposición a las políticas de Juan Manuel Santos, asociando su resquemor sobre temas como la venta de ISAGEN, el recorte de recursos a Colciencias y la exponencial escalada en el costo de vida, con la oposición a lo que en Colombia quieren vender como paz.

paz

Desafortunadamente (*) para mis contradictores sus argumentos se basaban en la negación de no uno sino dos axiomas inherentes a la realidad colombiana: 1) estar en oposición al gobierno de Juan Manuel Santos no es estar en contra de la paz porque 2) en Colombia todos estamos de acuerdo en que hay que ponerle fin a la guerra.

En primer lugar creo que en la praxis ha quedado abundantemente claro que estar en oposición al gobierno de Juan Manuel Santos no es ser enemigo de la paz, y esa conexión la hacen únicamente los senadores de los cupos indicativos (t.c.c. mermelada), los contratistas del gobierno y algunos de los que votaron por Santos en la segunda vuelta, porque odiaban al otro candidato, porque así les favorece o por sustentar una decisión nacida del prejuicio. Pero fuera de ese microcosmos de convenencieros, todos estaremos de acuerdo en que ser contradictor de Juan Manuel Santos no es estar a favor de la guerra, o en contra de la paz.

En segundo lugar, creo que en Colombia TODOS estamos de acuerdo con que tenemos que alcanzar la paz, porque sí, ya estamos aburridos de ver noticias de muertos, de asesinatos, de narcotráfico, de todo eso… ya estamos aburridos. El problema es que algunos (me incluyo) tenemos discrepancias en lo que el gobierno actual y los integrantes del mencionado microcosmos llaman paz.

Sobre lo anterior, un acuerdo de suspensión definitiva de hostilidades entre el gobierno y las FARC no es automáticamente igual a “paz”… ahí está el ELN, las bandas criminales, las mafias del micro-tráfico, las mafias de los teléfonos celulares, y una amplia y variada gama de organizaciones delictivas, armadas que hacen ver como un chiste el cuento ese de que otorgarle concesiones y prebendas a las FARC es toda la tarea.

Y aún más importante que las cuestiones semánticas, es el hecho que una paz nacida de un proceso plagado de componendas, desafueros e ignominia, puede desencadenar una nueva ola de violencia en todo el país, porque dentro de las víctimas insatisfechas de la guerrilla se puede gestar un nuevo monstruo que no se quede tan campante viendo como los comandantes que ordenaron masacres, secuestros, asesinatos selectivos y torturas, estén disfrutando de puestos en el congreso y mensualidades pagadas con el dinero de sus impuestos.

Pero todo lo anterior es apenas para contextualizar el punto central del argumento de mis contradictores que fue el de “La paz no es de Santos, es de todos, porque todos nos vamos a beneficiar de ella”. Y es aquí donde entran a jugar los BILLONES de pesos que Juan Manuel Santos se ha gastado en publicidad.

Es a raíz de esta publicidad, elevada a su máxima potencia en su campaña de reelección, se crearon dos corrientes de opinión: 1) la que quedó convencida que Santos es el único que puede HACER la paz y 2) la que quedó convencida que Santos es el único que se BENEFICIA con la paz. Yo estoy en la segunda corriente, porque dudo mucho que sea el altruismo lo que impulsa a Santos a continuar cediendo terreno frente a las peticiones de la guerrilla, sino más bien los BILLONES en contratos a personas cercanas a él, todas enarbolando la bandera de la paz… y la otra, que es la más creíble y es la de que él busca desesperadamente ganarse el Nobel de la Paz.

Ahora ¿Qué tan cierto es eso de que “La paz no es de Santos, es de todos, porque todos nos vamos a beneficiar de ella”? Ese es el argumento que suena mucho por estos días, en boca de los senadores santistas, los contratistas del gobierno y por supuesto sus ministros y el mismo presidente: que una vez firmado el acuerdo con la guerrilla, Colombia va a entrar en una época dorada de prosperidad, en la que todos vamos a tener casa en el Norte de Bogotá, con un Audi parqueado junto al andén y una finca en tierra caliente. Pero la realidad dista mucho de ser tan maravillosa como pintan.

En primer lugar, todo el “montón de dinero” que se va a dejar de invertir en la guerra, no va a ir a parar a los bolsillos de la población en forma de reducción de impuestos, ni de subsidios directos o indirectos. Para nada. Todo ese dinero le va a llover al llamado posconflicto, que no es más que la maraña de procesos, contratos e instituciones que se van a crear para garantizar que los guerrilleros no vayan a buscar nuevamente las armas, donde sea que las piensen dejar, y vayan a terminar nuevamente delinquiendo. Y el problema es que según lo marcan todos los indicadores, el posconflicto va a salir más caro que la guerra. ¿Y de dónde creen ustedes que el gobierno piensa sacar esa plata?

Si con la actual carga impositiva, ya el ciudadano promedio está literalmente sobreviviendo con las uñas para pagar comida, transporte, educación y salud (si es que no le toca elegir), los empresarios nacionales están al borde de la quiebra y las empresas extranjeras están preparando la huida, tal como YA lo hicieron Chiclets Adams, Michelin, Bayer y Mazda, llevándose miles de empleos con ellas ¿Será que con los impuestos adicionales que va a requerir el llamado posconflicto, con el precio del petróleo en mínimos históricos y bajo las implacables condiciones económicas que exigen las FARC para desmovilizarse por completo, el resto de los colombianos vamos a vivir en una época de uber-prosperidad como afirman Santos, sus ministros y el señor Julián @DonPuerco Jaramillo? No me juzguen por no creerlo posible.

(*) Desafortunadamente es una construcción adverbial perfectamente correcta dentro de las normas del español, el cuento de que se debe usar en su lugar Infortunadamente, sólo es de los muérganos que todavía creen que se debe pedir un vaso con agua y no un vaso de agua.

P.D. A partir de hoy espero todos los domingos escribir una Columna X con algún tema de actualidad. Espero me lean.

Anuncios

Un comentario en “¿La “Paz” nos beneficia(rá) a Todos? ^ Columnas X.

  1. HOLA BUENAS noches estimado paisa sabanero y audiencia; en la oportunidad oporto mi sencilla opinión, mis credenciales TEC. MEDIO BANCA FINANZAS; TEC. SUP. ADMINISTRADOR, LIC. ADMINISTRACIÓN Y CONSULTOR en ADMINISTRACIÓN, AUDITORIA ADMINISTRATIVA; veo con suma preocupación, el anterior gobierno entregó una moneda dura y fortalecida revaluada de 2700 a 1800 pesos por dólar y ahora 6 años después ESTA DEVALUADA sobre 3400 PESOS POR DÓLAR . Según me informaron verbalmente, para este año 2016 el área empresarial plantea un aumento del 6% del salario mínimo y el área sindical del 10%, CON UNA DEVALUACIÓN DEL CASI 100 % NO coincide y el equilibrio financiero y el ciclo ECONÓMICO Y compra venta, SEA cae. Apliquemos visión de helicóptero sobre el bosque; el modelo económico y financiero NORTEAMERICANO, EUROPEO, OCEANÍA, salario mínimo 800, dólares a 1200 euros; MENSUALES para un obrero o ciudadano que trabaje en una cadena de comida rápida, aproximadamente 54 a 40 dólares diarios trabajando 22 días al mes, LE ALCANZA A ESE trabajador para, pagar alquiler de una habitación u apartamento, gas, electricidad, comida, transporte, ropa, y le queda un 7 o 10% para gastar o reinvertir en cursos para su formación, ES UN MODELO AUTOSUSTENTABLE, que mas o menos funciona y es el que da la hora y si baja el precio de petróleo baja el precio de la gasolina y de los demás artículos y servicios.
    1 a 1 iva islr impuestos de país mundo Y PAGANDO A LOS CIUDADANOS 30 % Y TODO IMPORTADO
    HABLAMOS DE PAZ CUANDO LO QUE SE VE FINANCIERAMENTE Y ECONÓMICAMENTE UNA GASOLINA A PRECIO DE GALÓN A NIVEL INTERNACIONAL ¿BAJA DE PRECIO EN NUESTRA AMADA COLOMBIA? NO, LOS SERVICIOS BÁSICOS AGUA LUZ GAS AL CIELO Y ENTONCES y con una conducta EMPRESARIAL Y GUBERNAMENTAL donde una persona a los 30 años de edad es viejo y no consigue empleo estimado sabanero y audiencia corríjanme si me equivoco, CON IMPUESTOS DEL PRIMER MUNDO PAGANDO A LOS CIUDADANOS EL 30% de un salario del primer mundo Y CASI TODO IMPORTADO Y QUE DECIR DE LAS TASAS DE INTERÉS BANCARIAS SOBRE 20% A 30% ; ES EL MISMO CALDO DE CULTIVO de pobreza, miseria, sobrepoblación para caer en el mismo ciclo de delincuencia, hurtos, raponeros (CALLE EL CARTUCHO), gamines, estafa, mafia y guerrilla, menos aun cuando nos contactan y encuestan en el EXTRANJERO PARA VER NUESTRA OPINIÓN DE VOTO; pero no vemos LAS MINUTAS Y QUE SE NOS pida OPINIÓN de LAS REUNIONES DE PAZ, PARA CONCLUIR 300 mil empleados manejan y administran la nación más poderosa del planeta cuantos empleados públicos administran y manejan nuestra nación. SOLUCIÓN SINCERAR NOMINAS ELIMINAR IMPUESTOS, PONER PESO UNO A UNO VALOR DÓLAR, TASA DE INTERÉS BANCARIA ACTIVA 2 A 3 % Y PASIVA 1% VEAMOS COSTA RICA, PANAMÁ, SURINAM, ECUADOR, CHILE, como si les ha funcionado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s