Reseñas X ^ Deadpool… O cómo hacer una Reseña de Deadpool sin morir en el Intento.

Empiezo esta reseña reconociendo que ha sido una de las reseñas más difíciles que haya escrito en casi seis años en este blog. Es una película tan compleja y a la vez tan digerible que resulta increíblemente complicado explicar el por qué de semejante dualidad. Pero quizás la mejor manera de empezar a hacer una reseña de esta cinta, sin morir en el intento, sea sencillamente decir que es una de las mejores películas de superhéroes de todos los tiempos, aunque como muy bien nos explica Deadpool a lo largo y ancho de los 108 minutos del largometraje, él no es ningún superhéroe.

deadpool1-gallery-image

Deadpool nos narra la historia de Wade Winston Wilson (Ryan Reynolds) un sicario gringo, que luego de una lucrativa carrera haciendo sabrá Dios que clase de atrocidades, decide reescribir su código moral, tomando trabajos en los que el objetivo merezca ser víctima de su lado oscuro, que no es nada bonito, a pesar de que regularmente es tan encantador y divertido como cualquier personaje de Ryan Reynolds en cualquier otra película.

Las cosas para Wilson empiezan a parecer de maravilla cuando conoce a la también encantadora prostituta Vanessa Carlysle (Morena Baccarin) con quien inicia una relación increíblemente estable, a pesar de los antecedentes de ambos. Sin embargo, el cuento de hadas de Wilson y Carlysle empieza a esfumarse cuando a Wilson le diagnostican cáncer terminal, sí, de esos en los que ya no se puede hacer nada, salvo morirse.

Desesperado por encontrar una cura, Wilson acepta la propuesta de un reclutador (Jed Rees) para entrar a un programa experimental liderado por un tal Francis Freeman (Ed Skrein). Pero más temprano que tarde, Wilson se entera que el programa no es ninguna cura, sino una fábrica de súper-esclavos donde activan el Gen X de los individuos sometiéndolos a una serie de espantosas torturas, cuyos resultados son la muerte, o la transformación en un deforme mutante, como le ocurre a Wilson, justo antes de escapar.

A partir de allí Wilson empezará una cacería de los hombres que lo transformaron en un monstruo, especialmente a Francis, pero en su camino se encontrará con algunos obstáculos, como algunos de los integrantes de los X-Men. (Espero que no hay estado muy larga la sinopsis).

Hay que decir que si bien la historia en sí no es que sea la quintaesencia de la originalidad (¡me destruiste la vida, ahora voy por ti!) lo que sí es muy original, al menos para este tipo de películas, es la forma en que se abordó la historia. Deadpool cuenta la historia en primera persona, pero dirigiéndose al público, rompiendo la llamada cuarta pared, y no en una sino en varias ocasiones. La única película que se me ocurre, que tuvo un tono parecido fue The fight club, y eso que la destrucción de la cuarta pared es implícita.

La dirección fue, por lo menos a nivel de edición, de maquillaje, iluminación, etcétera, bastante decente, como cualquiera de las películas de Fox-Marvel, aunque quizás sentí cierto afán de asociarse visualmente al estilo de Disney-Marvel. ¿No sería genial que estos dos estudios arreglaran sus diferencias e hicieran una película juntos? ¿No?

Ahora, pasando a las actuaciones. Bueno, fuera de la de Ryan Reynolds, a quien le voy a dar el beneficio de la duda de que sí creo el personaje y no es una versión ligeramente modificada de su mismo, los demás estuvieron bastante en el promedio. Ed Skrein ya está perfilado como una de las estrellas ascendentes de Hollywood, y pues siendo honestos, sí logro construir un personaje que rivalizara con todo el carisma de Reynolds. Lo cual no es nada fácil. Baccarin, es creíble en la evolución de su personaje y hasta los X-Men hicieron bien su trabajo.

Lo que sí tiene esta película son escenas y líneas memorables, no tanto por su drama, sino por su comedia. En este sentido la dirección fue impecable, el número de detalles que dedicaron a construir la película divertida es sorprendente, cuando uno se pone a analizar. Y pues la manera en que se burla de sí misma, de las películas de Disney-Marvel, de las películas de Fox-Marvel es no sólo entretenido, sino también refrescante.

Lo mejor de la cinta es que tiene un mensaje muy claro, y es el de la esperanza. Deadpool es un personaje que desde el inicio está comprometido con ese concepto, a pesar de su trabajo. Es esta esperanza la base de su relación con Vanessa y la que lo llevó a entrar en el experimento y es la que lo impulsa en su objetivo final. Quizás el punto de toda la película, y la que amarra todo el contenido no apto para menores de 14 años, es que Wilson, aún con su cara deforme y su vida arruinada, le saca el mejor partido a su situación (es inmortal) y no pierde la esperanza de reconstruir su vida. Es esto lo que convierte a Deadpool en una de las mejores películas de superhéroes de todos los tiempos, aunque en realidad él no sea un héroe, sino todo lo contrario: un antihéroe.

¿Quién lo diría? Pude escribir la reseña en menos de 900 palabras y no morí en el intento. Ahora, a seguir esperando la próxima de las mil quinientas películas de Marvel que se van a estrenar en lo sucesivo ¿Cuál será? ¿X-Men: Apocalypse? ¿Doctor Strange? Me avisan.


 

4,97 / 5,00


 

Anuncios

Un comentario en “Reseñas X ^ Deadpool… O cómo hacer una Reseña de Deadpool sin morir en el Intento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s