Categorías
Análisis y Explicación

¿Por qué los actores de La Vieja Guardia nos parecen tan familiares?

Cuando uno empieza a ver La Vieja Guardia, tiene la sensación de que ha visto a todos los actores en alguna parte pero no nos ubicamos exactamente en dónde. Por supuesto no estamos hablando de la universalmente reconocida actriz sudafricana Charlize Theron, a quien todos reconocemos por sus papeles en Mad Max, Blancanieves y El Cazador y Rápidos y Furiosos, sino del resto del elenco.

Quizás el segundo en línea por su nivel de reconocimiento es el actor que interpreta a Copley. Chiwetel Ejiofor es un actor británico, muy reconocido por su papel de Karl Mordo en la Película de Doctor Strange. Aunque el papel que le dio reconocimiento fue el de Luke en Children of Men.

Otro que lo hemos visto en otra película, pero que no identificamos plenamente, es el que encarna a Joe. Al actor Marwan Tanzari lo habíamos visto con un llamativo turbante en la película de Disney, Aladdin, encarnando al malvado Jafar.

Al actor que interpreta a Booker, Matthias Schoenaerts, lo hemos visto en otra película muy conocida, pero llevaba un aspecto nítido en contraste con el descuidado Booker. Interpretó al tío de Jennifer Lawrence en Red Sparrow.

¿Y al actor que encarna a Merrick dónde lo hemos visto? Pues es nada y más nada menos que Harry Melling, el actor que interpreta a Dudley Dursley, el primo de Harry Potter. ¿Lo recuerdan?

El resto de actores, como Luca Marinelli que interpreta a Nicky, y Kiki Layne, que interpreta a Nile, son poco conocidos ya que se han concentrado en películas de bajo presupuesto en sus países con poca distribución. Lo que sí es seguro es que después del exitazo de esta película, mucha más gente los va a reconocer.

Categorías
Cine y Televisión Música

El Joe, La Mentira

¿El Joe, La Leyenda? ¡El Joe, La Mentira!

Vergüenza. Eso es lo que debería darle a Fernando Gaitán, Vicepresidente de Contenidos del Canal RCN. Luego de haber tenido un año de éxitos sostenidos para la calidad de esos contenidos que el mismo ha supervisado, producido y hasta escrito en algunos casos, lo que ha sucedido con la telenovela, que se supone es el homenaje al Joe Arroyo, es la peor mancha del canal desde que se fundó hace ya 14 años.

Luego de la muerte del ídolo musical se han destapado una serie de ollas podridas que apuntan a que su viuda en realidad lo convirtió en una máquina de producir dinero, a costa de su salud y su bienestar. Aunque no es a mi a quien le debe constar todo eso, lo cierto es que era notorio en las entrevistas y en los mismos apuntes de entretenimiento por parte de las largamente acusadas de ser prepago presentadoras del entretenimiento de ese canal que le costaba trabajo caminar y hablar, pero curiosamente aunque su salud parecía no andar tan bien parecía que ocupaba gran parte del noticiero de ese canal, obviamente como estrategia publicitaria… Que el Joe recibió la muerte de Esthercita Forero, que el Joe le dio el visto bueno a los actores de la novela, que el Joe le dio el visto bueno al Mundial, que el Joe le cantó a su esposa, que el Joe, que el Joe, que el Joe. Por Dios un zumbido permanente en ese canal que era molesto y encima de eso todas las emisoras de radio de RCN ponían día y noche la música del Joe, es decir el Joe salía hasta en la sopa.

Pero la causa de esa cantidad exagerada de promoción, la telenovela, es bastante cuestionable. Todo el mundo ha hablado que la historia que presentan en la telenovela es 99% pura y simple ficción. El enfoque descarado sobre el personaje de Jackeline Ramón, que es sobre quien parece girar la novela en muchas ocasiones y ese apuro por presentarla como la chica pura y buena hace pensar que en el contrato en el que se cedieron los derechos para llevar a la pantalla chica la historia del Joe, debe haber muchas clausulas sobre la forma en que los libretistas debían presentar el personaje. Es un secreto a voces que esta señora no conoció al Joe cuando eran jóvenes en el paroxismo del carnaval de Barranquilla, sino que la conoció tiempo después y hasta algunos, entre ellos Mary Luz, la ex-esposa del Joe, afirman que la conoció estando embarazada de Diomedes Diaz. Y es una verdadera porquería que se le quiera meter en la cabeza a los Colombianos, que esa señora era tal cual y como la pintan falsamente en esa telenovela.

Los mismos diarios El Tiempo y El Heraldo han puntualizado en muchas ocasiones y en varios artículos que la forma en que murió el Joe raya en la negligencia criminal de su esposa, y mientras tanto RCN pintándola como una santa estilo María la del Barrio.

Aunque es claro que una telenovela no puede retratar con toda fidelidad una biografía sin caer en el fondo del rating, era posible hacer la historia de manera fidedigna, pero la avaricia de los directivos de RCN decidieron apresurarse y firmar a todo costo, para lanzar la telenovela y ganar millones con las ventas de ringtones, cuadernos y sobre todo publicidad en su parrilla.

Tenían mucha razón todos aquellos que criticaban a ese canal por su parcialidad informativa, que ahora no sólo se queda en sus noticieros, sino que se vende a Colombia entera a punta de telenovelas. Que Vergüenza.