Ouija y Otras Películas Desdeñadas (Reseñas X)

Afiche Promocional de «Ouija».

Para empezar, debo decir que, al igual que me pasó con Una Noche En El Museo 3, intenté evitar a Ouija por semanas, en primer lugar porque estaba etiquetada como una película de terror, género que en los últimos tiempos no se cansa de decepcionar y segundo, porque casi por accidente había leído una reseña tan negativa sobre la película que literalmente no me quedaron ganas ni de acercarme a la taquilla.

Sin embargo, en una conversación que sostuve con un amigo sobre el tema, me recordó y me recalcó que siempre es bueno y saludable formarse una opinión propia, en lugar de guiarse exclusivamente por las palabras de otras personas. Y pues luego de esa conversación y de nuevo atrapado por la pobre oferta de películas de este principio de año, decidí entrar a ver la cinta.

Ouija cuenta la historia de Laine Morris (Olivia Cooke) y Sarah Morris, un par de amigas/primas que han crecido juntas en lo más simpático de los suburbios de California. Todo va de maravilla, la escuela perfecta, los novios perfectos, el clima perfecto, hasta que el aparente suicidio de Sarah convierte los fantásticos suburbios en un verdadero infierno (¿Desperate Housewives?). Las cosas para Laine, su novio (Daren Kagasoff), su hermana y sus amigos se empiezan a poner color de hormiga cuando relacionan el suicidio de Laine con una tabla Ouija, con la que pronto ellos mismo tendrán que jugarse la vida.

Lo primero que sorprende de Ouija es que no es ni la mitad de mala de lo que pudiera haber sido. En efecto, la película no ni de lejos lo que pueda considerarse «bueno», pero en definitiva no es la porquería más grande del cine de todos los tiempos, como si lo fue «Encerrada«, aquel adefesio protagonizado por Sebastián Martínez y el papá de Edward Cullen, en la saga de Twilight.

La película es visualmente agradable, maneja una paleta de colores atractiva y a pesar de que los escenarios no son particularmente arriesgados o trabajados (el presupuesto era de apenas nueve millones de dólares) literalmente se deja ver. Por otro lado, aunque se notan ciertas falencias en el guión y en el argumento de la historia, se puede decir que la narración es si bien no sólida, al menos coherente. Respecto a las actuaciones, de nuevo, si bien no fueron la gran cosa, al menos fueron lo suficientemente refrescantes como para prestarle atención a la cinta. No me cabe duda que en la próxima década veremos mucho a Olivia Cooke y Daren Kagasoff haciendo muchas películas, porque hacen parte del ya necesario relevo en Hollywood. Angelina Jolie y Brad Pitt no iban a tener 30 años toda la vida ¿O sí?

Si usted jugó alguna vez la famosa «tabla Ouija», lo sorprendieron en el colegio y luego le hicieron la profesora de religión y el director de grupo le hicieron la charla correspondiente, sabe de que se trata la película.

Al final de cuentas Ouija terminó siendo una experiencia entretenida, por supuesto nada que ver con un Drive o un Dallas Buyers Club, pero aún así, como decimos en la jerga local caribeña «se dejó ver».

Una película entretenida, pero carente de sustancia.

2,95

«El Heredero Del Diablo» y La Decadencia Del Cine de Terror.

Si la película hubiese sido la mitad de aterradora que el poster o el trailer, otro gallo hubiese cantado.

Por más que lo pienso, no logro recordar cuando fue la última vez que me sentí aterrado en una sala de cine por el contenido de una película y no por el alto precio de un vaso de gaseosa y de un puñado de crispetas. Y es que cada vez que se me ocurre comprar la entrada para una película de terror, naturalmente esperando que me asuste, salgo más y más decepcionado. ¿Qué pasa con el cine de terror? Parece que de un momento a otro se acabaron las ideas, la originalidad, los monstruos y la mitología y nos quedan sólo las apuestas seguras de siempre: la brujería, los niños endemoniados y las cámara de vídeo.

Lo que empezó como un experimento interesante en películas como Cannibal Holocaust y magnificado a nivel de taquilla por The Blair Witch Project ha terminado por convertirse en un género detrás del que se esconden muchos estudios y directores para justificar presupuestos minúsculos e historias ridículas como la de «El Heredero del Diablo» o Devil’s Due, como es su nombre en inglés.

La historia de una pareja de recién casados que se enfrenta a un embarazo no planeado, de naturaleza diabólica, con el guión y el director adecuado podía haber contado con mejor suerte, pero en Devil’s Due hay errores por todas partes. En primer lugar, la película gasta demasiado tiempo en pendejadas como explicar porque los protagonistas siempre tienen una cámara en la mano todo el tiempo. En segundo lugar tenemos la contradicción que surge cuando se superpone un género como el Found Footage, que se supone más realista con efectos especiales, que hace que la cinta pierda credibilidad rápidamente. En tercer lugar tenemos el aburrido desarrollo de uno personajes insoportables, por lo menos en la última película de Actividad Paranormal, se preocuparon por hacerla entretenida y divertida. Y por último una historia sin pies ni cabeza que no va a ninguna parte.

Devil’s Due intenta reunir elementos de El Proyecto de la Bruja de Blair como las secuencias en casas oscuras y tenebrosas y de Actividad Paranormal, como el gradual deterioro de una relación por causas sobrenaturales, pero en ambos fracasa rotundamente. Para que una película de terror funcione, debe hacer que el público se identifique con los personajes que están en peligro, y en esta cinta, en lugar de querer salvar a los protagonista, uno espera que los maten pronto para ver si así se termina rápido. La pareja conformada por Allison Miller y Zach Gilford carece de toda química y parece un par de desconocidos en lugar de un par de recién casados.

Como conclusión: Devil’s Due o El Heredero del Diablo solo es un flojísimo intento de replicar el éxito de películas como Actividad Paranormal y deja en el público la sensación de indagar más sobre estas películas antes de cometer la brutalidad de comprar la entrada, la gaseosa y las crispetas.

Calificación 1.20/5.00