¿El Escuadrón Suicida de 2021 es una secuela o un remake de Escuadrón Suicida de 2016?

Como todos recordamos, en 2016, luego de las entregas de Man of Steel, y Batman v Superman el Universo Extendido de DC estrenó Escuadrón Suicida como la tercera película de la serie, dirigida por David Ayer, una película que – como todas las películas de DC en esa época – sufrió de las consecuencias de la crisis de identidad que tenía su casa matriz respecto a la franquicia, que no sabía sí transformarla en una versión Disney, a lo Marvel, o más bien buscar un tono más oscuro, mucho más serie que compaginara con el estilo de WB y con el del Universo de Zack Snyder.

Pero los resultados, aunque muy buenos a nivel de taquilla, superando a Man of Steel, fueron bastante regulares a nivel de crítica, al punto que muchos señalaron que era un enorme potencial perdido porque no tenían ni idea de cómo abordarlo. Tras eso, y luego del desastre de Justice League, WB decidió cambiar el enfoque de WB, con películas – aparentemente – no conectadas con este universo como Joker, o las que se vienen de The Batman, y con lo que parecen ser recreaciones que respetan hasta cierto punto el canon, pero que parece transcurrir en universo alternos, como La Liga de la Justicia de Zack Snyder, y La Mujer Maravilla 1984. La pregunta es a cuál de estas dos categorías pertenece The Suicide Squad.

La respuesta es, hasta ahora, que The Suicide Squad de 2021 es una secuela de Suicide Squad de 2016, y en efecto en la película se dan indicios de que en efecto los hechos de la primera película sí ocurrieron, como por ejemplo que Flag, Harley y Boomerang se conocían previamente, aunque elimina cualquier mención por ejemplo a la novia de Flag que de hecho fue la villana de la anterior película, o al antiguo equipo de Flag, o al hecho de que Harley estuviera trabajando nuevamente con un tirador experto, que curiosamente también tiene una hija.

Ahora, eso es en el aspecto literal, ya en el aspecto real, The Suicide Squad sí parece funcionar como una recreación de la primera película. De hecho Idris Elba, inicialmente, iba a tomar el mismo personaje que Will Smith, Bloodshot, y por eso es tan semejante la plantilla del personaje, sin embargo el director decidió darle su propio personaje a Elba, por el caso – quizás improbable – de que Smith decida retomar su personaje en DC. Claro, esto sirvió como broma luego, por el hecho de que Peacemaker también tiene habilidades similares a Bloodsport.

Pregunta final: ¿Crees que luego de esta nueva versión podemos enterrar para siempre a la primera película?