Reseñas X ^ Zac Efron, Robert De Niro y Mi Abuelo es un Peligro (Dirty Grandpa).

Ante Scriptum: Esta película no tiene NADA que ver con la película de 2000 Mi abuela es un peligro (Big Momma’s House) protagonizada por Martin Lawrence, así que si esa es la razón por la que no se la ha visto, descártela de una vez. Todo es culpa de la mala traducción de los títulos.

A decir verdad, luego del escandaloso éxito de High School Musical en 2006, apostaba muy poco a la carrera de Zac Efron como actor. Sí, había protagonizado la película para televisión más vista de todos los tiempos, película que marcó una nueva tendencia a todo nivel en Disney y que era el actor joven más prometedor de esa época, pero el problema con llegar a la cima del éxito con una película como High School Musical es que luego que todo el mundo la olvida, ya nadie está interesado en contratar a los actores. Si no me creen, pregúntense cuál fue la última película de Vanessa Hudgens o de Ashley Tisdale.

Pero en los últimos años, Efron ha sido lo suficientemente inteligente como para encontrarse un nicho en un mercado tan competitivo como el de Hollywood, y ese nicho ha sido el de la comedia. A diferencia de otros actores que se inclinan por las comedias románticas y las adaptaciones de novelas para adolescentes, Efron de 28 años no le da miedo burlarse de sí mismo y de su imagen de galán pubescente. Y lo mejor es que ha sabido escoger muy bien sus papeles y la para muestra la película de 2014, Neighbors y esta en compañía de nada más y de nada menos que de Robert De Niro, Mi abuelo es un peligro (Dirty grandpa).

UDEP_D05_00910.CR2
Imagen de Lionsgate.

Mi abuelo es un peligro cuenta la historia de Continúa leyendo Reseñas X ^ Zac Efron, Robert De Niro y Mi Abuelo es un Peligro (Dirty Grandpa).

Un Comentario Sobre «Poderes Ocultos» (Red Lights)

Afiche de «Red Lights».

Algo que concluí luego de ver «Poderes Ocultos» (Red Lights por su nombre original en inglés) es que al menos ya se sabe a donde fue a parar parte del dinero que tanto están necesitando los españoles en medio de semejante crisis por la que están pasando. Al igual que «Buried» y «The Impossible», «Red Lights» es en esencia una película española, protagonizada por actores gringos muy reconocidos.

Bueno y no es que me esté quejando de que los dineros de las Regiones Autónomas o como se llamen esos estados semi-independientes que componen a la madre patria se utilicen en hacer cine internacional (léase gringo). De hecho estas cintas han probado ser de excelente calidad, aún cuando no tienen los super presupuestos de los blockbusters estilo «Transformers» o «The Avengers».

Es más, con esta película confirmo que décadas de trabajar con las uñas, con los ínfimos presupuestos que les daban a las películas que sólo podían ver los que se atrevieran a desentrañar el enredado acento español, le han dado a esta nueva ola de directores una ventaja singular en el mundo del cine.

«Red Lights» trata sobre el mundo de las farsas en la parapsicología, sí del mismo tipo de Criss Angel (Mindfreak) a quien de hecho mencionan de paso en la cinta. Dos investigadores, Margaret Matheson (Sigourney Weaver) y Tom Buckley (Cillian Murphy) dedican el poco presupuesto que les asigna la universidad a desenmascarar farsantes. Se saben todos los trucos y no les tiembla la mano para desenmascarar al que sea y mandarlo a la cárcel.

La historia inicia cuando Simon Silver (Robert De Niro) un «mentalista» retirado decide regresar. A pesar de las advertencias de Matheson, Buckley está empecinado en investigar a Silver, pero pronto descubre que esta obsesión se convertirá en una pesadilla.

Lo que hace definitivamente interesante esta película es que literalmente el espectador no tiene ni idea como va a terminar. A pesar de un primer acto un tanto flojo donde se explora a profundidad los personajes de Weaver y Murphy, los dos últimos actos son simplemente sensacionales. Los giros en la historia son inteligentes y originales y las actuaciones son efectivas.

Sigourney Weaver demuestra la talla de actriz que es, al igual que De Niro. Murphy, por el contrario inicia la cinta con una actuación no tan convicente, pero a medida que progresa la historia esta mejora exponencialmente. Aunque algo muy raro es que Murphy nunca opaca a los actores con los que trabaja sino que los hace brilla aún más.

«Red Lights» hace uso de los mismos trucos de la parapsicología para sorprender al espectador y al final quedan ganas de verla de nuevo. Completamente recomendada.

Calificación: 4.56 /5.0