Reseñas X: Game of Thrones 4×05 “First of His Name”.

Y llegamos a la mitad de la cuarta temporada de Game of Thrones, y la gran sorpresa de este capítulo no tiene nada que ver con violaciones incestuosas, monstruos bebés de hielo, ni muertes reales, no, la gran sorpresa de este capítulo es que hubo sexo, pero no nos mostraron la correspondiente escena… ese si es un verdadero giro de la historia. Pero vamos por partes.

En King’s Landing / Desembarco del Rey

Tommen, de las casas Lannister y Baratheon (el burro por delante) es coronado ante todo Westeros, y no es lo que sus sucias mentes se imaginan, en verdad le pusieron una corona sobre su cabeza representando su título de rey, mientras le hace ojitos a Margaery,  a quien vimos en el episodio pasado metiéndose en el cuarto de Tommen a media noche en busca de lo que no se le ha perdido. Cersei, que de boba no tiene un pelo, tiene un repentino cambio de actitud, ha pasado de ser la infeliz zorra de siempre, para convertirse en una dama sumisa y paciente, claro con el claro objetivo de hundir a Tyrion. Los tres jueces del enano son Mace Tyrell, Oberyn Martell y Tywin Lannister. Cersei habla con Margaery insinuando que ella debe ser quien debe convertirse en la nueva reina, en vista de los sucesos. Va uno. Luego conversa con su padre, y le dice que está de acuerdo en la boda de Joffrey con Margaery en 15 días y luego la suya propia con Loras Tyrell en otros 15 días, Cersei admite que es un sacrificio que debe hacer por la familia, más cuando Tywin le confiesa que Westerlands no ha producido oro en el último año, por lo que en caso de una guerra, estarían en una clara desventaja.  Van dos. Y finalmente habla con el príncipe Oberyn Martell, quien le confiesa que tiene 8 hijas y que le escribe poemas a una de ellas (las serpientes de arena, ¡sí!), Cersei le confiesa a Oberyn que extraña a Myrcella, que está en Dorne y le solicita el favor que le envíe un pequeño regalo… una embarcación, gesto que deja confundido al bisexual príncipe. Van tres.

En The Eyrie / Nido de Águilas.

Sansa y Littlefinger (O Meñique) llegan al inexpugnable castillo de los Arryn en el Valle. Sansa, debe ocultar su hermosa cabellera roja para evitar sospechas. Littlefinger la presenta como su sobrina Alayne Stone, una diferencia clara del libro, donde la presenta como su hija bastarda, pero en fin. Lysa Arryn recibe a Sansa y a Littlefinger con amabilidad, junto a su hijo Robert, apodado Robin… sí, el mismo tonto que aún mama del pecho de su madre, hace unas temporadas. Lysa se encarga de la boda con Littlefinger de manera rápida y no hace esperar la noche de bodas que se escucha en todo el castillo. Pero Lysa no deja de hacer locuras, cuando tiene la oportunidad de hablar con Sansa, la maltrata para que confiese que tiene algún tipo de relación con su nuevo marido, pero Sansa logra hacerse la víctima y ganarse el favor de la loca esa.

En Meereen.

Daenerys se entera que Joffrey Baratheon ha muerto, Ser Barristan y Eric Bana Daario Naharis le dicen que si desea partir a Desembarco del Rey, todo está listo, pero Jorah Mormont tiene otras noticias: Yunkai ha sido tomada de nuevo por esclavistas y se han convertido en una amenaza latente. Daenerys decide postergar su llegada a Westeros para seguir en su misión libertadora. Ojalá no se quede.

En The Riverlands / Las Tierras de los Ríos

Arya practica los pasos de baile de Syrio Forel, pero el Sabueso le dice que es una gran tontería, porque con Aguja y sin armadura, cualquier pendejo puede matarla. Arya le confiesa al Sabueso sobre su lista de muerte, lo que no sabe es que él está en ella.

Brienne y Pod empiezan sus aventuras con el objetivo de ir hasta El Muro en busca de Sansa. Brienne quiere deshacerse de Pod, pero este le dice que hizo un juramento y planea cumplirlo. Pod le informa que fue él quien salvó a Tyrion en la batalla de Blackwater, por lo que Brienne cambia de parecer y lo deja acompañarla.

Más allá del Muro.

Bran, Jojen, Meera y Hodor son prisioneros del Cuervo Traidor, Jojen ve en sus visiones que ese no es el fin, y en la escena más tenebrosa… dice que todos sabrán cuando terminará todo, mientras ve su mano arder. ¿Acaso la serie terminará con los dragones destruyendo todo? Bueno… conociendo a GRRM, todo eso es posible. El Cuervo Traidor está a punto de violar a Meera, cuando el grupo de Jon ataca. Locke sabe donde está Bran y planea llevárselo, pero Bran tiene otros planes, posee a Hodor y utilizando su fuerza asesina a Locke. Bran ve desde lejos a Jon, pero Jojen lo convence que no debe hablar con él, o no lo dejará ir. Jon y las esposas de Craster queman los cadáveres de los cuervos traidores. Es el fin de la fortaleza de Craster y un alivio para ese grupo de mujeres que vivió un infierno allí.

El enfoque de la historia en las visiones de Bran y Jojen sólo me dan a entender que los productores ya saben como termina la historia y el hecho que la muerte esté asociada al fuego, es demasiado diciente. No creo que Daenerys Targaryen vaya alguna vez a King’s Landing y lo más probable es que muera junto a Jaime y Arya en el norte del muro, en lo más duro del invierno. Habrá que esperar Los Vientos del Invierno … o el final de Juego de Tronos. Sólo es cuestión de tiempo.

 

Reseñas X: Game of Thrones 4×03 “Breaker of Chains”.

Oberyn Martell tuvo las manos ocupadas en este capítulo…

Estaba pensando en que adjetivo podría utilizar para definir el tercer capítulo de la cuarta temporada de Game of Thrones, y pues la primera palabra que se me ocurrió fue flojo, mucho más teniendo en cuenta todo lo que pasó en el capítulo anterior, donde hubo visiones del Futuro/Pasado (nada que ver con la película de los X-Men, gracias al cielo), gente quemándose en hogueras y reyes ahogándose en su propio vómito. Pero quizás estoy exagerando un poco y el capítulo no fue “flojo”, sino, como me dijo alguien en twitter, “introductorio”. ¿Será? Teniendo en cuenta lo que sucede en libro y que faltan 7 capítulos para el final de la temporada, creo que el material del tercer tercio de Tormenta de Espadas podría quedarse corto, lo que resultaría en más episodios “introductorios” como este.

El capítulo inicia exactamente donde culminó el anterior, Joffrey ha muerto de una manera espantosa, tal como Sansa y los millones de suscriptores de HBO esperaban, Cersei, que de por sí no es que ande muy bien de la cabeza, se vuelve loca pidiendo que capturen a Tyrion y a Sansa, pero la señora se queda viendo un chispero al ver que Sansa ya no está. En efecto Ser Dontos ha sacado a Sansa fuera de la Fortaleza Roja, y la lleva hasta la orilla, en una playa donde la espera un bote. En el libro esta escapatoria es más dramática y hubiese sido complicada traducirla correctamente en TV, teniendo en cuenta que el escape es de noche y que salir de la Fortaleza Roja no es tan fácil como la obtener la casa por cárcel en Colombia.

Sansa llega a un barco donde “sorpresivamente” la está esperando Petyr Baelish, más conocido en el bajo mundo como “Littlefinger”, pero más “sorpresivo” fue que Littlefinger decidiera asesinar a Ser Dontos una vez tuviera a Sansa. Littlefinger le promete a Sansa que la llevaría a casa. Sí, como no.

En lo que parece ser la mañana siguiente, Margaery está preocupada porque este es el segundo marido que entierra, sin que se la entierre, lo cuál pone en duda su posición como Reina de los Siete Reinos, pero Lady Olenna le dice que no se preocupe que hay un Plan B, o más bien un Plan T, porque Tommen ya está agendado para tomar posesión del trono de hierro. Precisamente mientras Cersei está llorando a su hijo junto a Tommen, Tywin decide que ese es el mejor momento de darle una clase particular a Tommen sobre “Como Ser Rey En Cinco Minutos”, Tommen demuestra tener más sentido común que Joffrey, y Tywin facilmente ejerce su dominio sobre su nieto, lo cuál a Cersei no le gusta nada, parte porque al parecer Tywin está que salta en una pata por la muerte de Joffrey y parte porque Tommen parece estar presto a escuchar a su abuelo y no a ella.

Y mientras Tywin saca a Tommen del velorio de Joffrey en el sept de Baelor, Jaime llega a consolar a su hermanita, que al parecer está reacia a retomar la incestuosa relación que tenían, pero Jaime, que desde la primera temporada no tiene sexo sino con la mano, y después ni siquiera eso pudo hacer, obliga a Cersei a tener sexo con él, ahí junto al féretro de Joffrey. Que falta de respeto, válgame el cielo.

Después vimos nuestra cuota semanal de las aventuras de El Perro y La Loba, protagonizadas por Arya Stark y Sandor Clegane, quienes sólo andan vagando por ahí robando comida y caballos al primer pendejo que se encuentran. Y hablando de pendejos, Sam en el Castillo Negro decide que ese lugar, lleno de hombres supuestamente castos, no es adecuado para ella, así que decide llevarla a un burdel, porque en un burdel nunca hay hombre borrachos y cachondos. Sí, claro, Sam.

Pero en la Muralla no todos son putas y nieve, los amigos de Jon que estuvieron presentes en el asesinato de Mormont, regresan diciendo una facción de hermanos negros se quedó en Villa Craster a fundar su propio pueblo de putas, con las hijas/esposas del difunto. Jon le dice a Aemon y Thorne que Raeghar Targaryen Mance Rayder cree que hay 1000 hombres en la muralla y no 100 y que si captura a los que están en Villa Craster se dará cuenta de eso y tendrá ventaja en la batalla. Jon sabe que tienen que enfrentarse a los salvajes, o destruirán todo el norte antes que un ejército los detenga, y si es con el monstruo caníbal ese que ahora anda con Ygritte, vaya que sí tiene razón.

Mientras tanto, Davos, que aprendió a leer de la noche a la mañana, tiene una idea para ayudar a Stannis a tener alguna ventaja ahora que Joffrey ha muerto y esa super idea es (suenan los redoblantes) ¡prestarle a un banco! Espero que no sea a AV Villas al que le vayan a prestar.

Por otro, lado y de vuelta a King’s Landing tenemos a Tyrion que está encerrado en un calabozo como Eddard Stark, en sus buenos tiempos de traidor, acusado de la muerte de Joffrey, Pod le informa que hay gente tratando de usarlo como testigo contra él y que Bronn ya no lo puede ayudar. Tyrion le ordena que salve su vida, y que busque a Jaime. Mientras tanto Tywin interrumpe una muy fructífera orgía de Oberyn Martell  y Ellaria Sand con trabajadores sexuales de ambos sexos. Y bueno a Oberyn le sirvió que le cortaran el polvo porque Tywin le ofrece a La Montaña, un puesto en el consejo del Rey y ser uno de los jueces de Tyrion en el juicio que se le hará. Tywin le informa a Oberyn que Los Siete Reinos están bajo amenaza desde el Norte por los salvajes y desde el Este por Daenerys Targaryen y sus dragones y que por eso necesita a Dorne.

Pero al parecer Daenerys no tiene ninguna intención de ir a perder el tiempo a King’s Landing, cuando puede liberar esclavos en Egipto Meereen, como si fuera Moisés, pero con tetas y dragones. Meeren envía un campeón a luchar,con lo que Daenerys envía a Eric Bana Daario Naharis, quien derrota fácilmente al campeón. Dany le habla a los esclavos de Meereen y les informa que hará lo que sea por liberarlos, usando catapultas para lanzar las cadenas rotas en la ciudad y motivar una lucha intestina entre esclavos y amos en la ciudad.

Awww, que ternurita… #please

Sin duda un tema recurrente en este capítulo es la libertad y los enormes sacrificios que se deben hacer para obtenerla y que no se pueden dar por sentados. Esperemos el otro capítulo a ver con qué más nos soprenden. Quizás no tengamos que verle la jeta a Bran en un tiempo.

 

Reseñas X: Game of Thrones 4×02 “The Lion and The Rose”.

Y llegamos al segundo capítulo de la cuarta temporada de Game of Thrones, titulado “El León y La Rosa”, león que por supuesto nada tiene que ver con el famoso León de Narnia, y mucho menos le falta La Bruja y el Ropero. Y tal como lo índica el título, el capítulo estuvo lleno de felinos y pétalos por todas partes, tanto así que no dejaron tiempo para las chocoaventuras de Jon, Arya y Daenerys.

En primer lugar tuvimos que verle la jeta nuevamente a Ramsey Snow/Nieve, que cuenta entre sus pasatiempos favoritos el de cazar prostitutas en medio de los bosques del Norte, que para ser Otoño, andan muy verdes por estos días. Theon está completamente doblegado a la voluntad de Ramsey, tomando por completo la personalidad de Reek, aprovechando sus habilidades en el tiro al arco para facilitar la cacería, que termina en una carnicería perpetrada por los perros hambrientos de este psicópata que nada tiene que envidiarle a Joffrey. Excepto quizás que Joffrey sí es hijo legítimo y además rey. Pequeñeces.

Pero no todas las noticias son buenas para Ramsey, porque Papito Bolton llega finalmente a Dreadfort y no precisamente a felicitarlo. El Norte se encuentra invadido por Hombres del Hierro y la mutilación de Theon lo vuelve inútil en cualquier tipo de negociación con los invasores. Pero Ramsey no está dispuesto a claudicar en su propósito de obtener la aprobación de su padre y le informa que Bran y Rickon Stark están vivos, lo cuál pondría en riesgo su propósito de gobernar el Norte. Pero a diferencia de lo que el bastardo espera, Papito Bolton no lo envía a buscar a los niños Stark, sino que lo envía a sacar de una vez por todas a los invasores del territorio que ahora gobierna.

Y hablando del rey de Roma, más allá del muro Bran se encuentra padeciendo de hambre, lo cuál se nota en la cara de anoréxico que trajo este año. Jojen le informa que entrar en el cuerpo de Summer/Verano para comer es inútil, puesto que solamente es el lobo quien se alimenta, no él, lo cuál es bastante lógico hasta para un niño de guardería, pero no para Bran que a estas alturas ya debió sacar la cédula en la Registraduría. Y siguiendo con las genialidades del grupo, al parecer alguien por fin se dio cuenta que entrar a la bosques congelados más allá del muro sin saber con exactitud a donde se dirigían era muy mala idea, pero al parecer Bran tiene un plan: tocar un arciano, de esos que tienen caras, para saber hacia donde se dirigen, claro es que los arcianos son el Google Maps de Westeros y es la manera más fácil de ubicarse ¿o no? Pero no es un mapa lo que el arciano le muestra a Bran cuando lo toca.

En una visión, quizás de las más arriesgadas desde el inicio de la serie, vemos un montón de imágenes que enlazan el pasado y el futuro de la historia. Vemos imágenes de arcianos antiguos, creciendo, vemos a Ned Stark (Sean Bean, o bueno el ojo de Sean Bean), cuervos por todos lados, el trono de hierro bajo nieve y ceniza y dragones sobrevolando King’s Landing. Esta visión es, por amplísimo margen, la mejor visión que he visto en la historia de la televisión. He aquí algunas imágenes.

Arcianos.
Que miedo…
Otra vez el trono de hierro bajo nieve y cenizas.
El ojo de Ned Stark!

Pero no sólo de Bran vive el hombre y también nos mostraron a Melisandre un rato, extrañamente se encontraba vestida quemando hombres, en lugar de desnuda follándoselos, como tiene de costumbre. En la cena post-sacrifico-por-fuego de Melisandre con la familia Peluche Baratheon, se llega a la conclusión que hay que explicarle a Shireen por qué andan quemando gente por ahí como si fueran fósforos y no seres humanos. Melisandre, en su práctica catequésis, convence a Shireen que no hay 7 dioses, sino dos, el de la Luz y el de la Oscuridad y que el único infierno que existe es este donde nos encontramos. Aún no nos confirman si Shireen le creyó semejante montón de basura a la bruja esa.

Y finalmente en King’s Landing, nos acercamos al día de la boda más importante del año: el Rey Joffrey Baratheon con Margaery Tyrell. Primero vemos a Olenna Tyrell hablando con Tywin, que se anda quejando que la boda le salió muy cara y que aumento su deuda con el Banco de Braavos, que según sus comentarios es peor que AV Villas, en lo que concierne a cuestiones de cobros. Cersei aprovecha para indisponer a Tywin contra la concubina de Tyrion, por lo que Tyrion toma medidas cautelares al respecto y termina de una vez con la prostituta, con el desprestigiado método de decirle que no la ama. Ay que original HBO. Luego, en la entrega de regalos, Joffrey recibe un libro de parte de Tyrion, pero el regalo de Tywin, la segunda espada de acero Valyrio que sacó de la espada de Eddard Stark, le gusta más y la usa para destruir el precioso y raro libro que le ha regalado su enano tío.

El día de la boda, finalmente Oberyn en compañía de su amante Ellaria Sand, se encuentran con Tywin Lannister y con Cersei. Los Lannister señalan muy rápidamente la calidad de bastarda de la mujer, conversación que Martell logra poner en contra de ellos al señalar que ser tolerantes con los bastardos es una mejor costumbre que asesinar niños Targaryen.  Punto para Oberyn, que a juzgar por las miradas que le lanzaba Loras, podría anotar otro en los próximos capítulos.

Finalmente llega la boda con su respectiva fiesta, donde la actitud de anfitrión psicópata tiene a todo el mundo pendiente de un hilo. El espectáculo principal de la fiesta, organizado por Joffrey, consiste en una representación de la guerra de los cinco reyes, donde ridiculizan a todos los reyes incluyendo a Renly Baratheon y Robb Stark lo cuál no es precisamente muy bien recibido. Joffrey intenta utilizar el tema de los enanos para burlarse de Tyrion, que responde magistralmente humillando al rey, quien se enfurece obligando a Tyrion a que funja de copero real el resto de la jornada.

Pero justo después del pastel, algo anda muy mal. Una extraña tos se apodera del trastornado rey , quien ante la mirada de asco de los presentes empieza a vomitar y a ponerse azul, derramando sangre por su nariz. Cersei y Jaime corren a socorrer al muchacho, pero lo hecho está hecho y Joffrey yace muerto sobre el piso, en su propia fiesta de bodas. Y Cersei le echa la culpa a Tyrion, quien era el que le servía el vino a Joffrey.

Bye Joffrey…

Tres cosas muy puntuales para señalar. 1) Grabar la boda en exteriores sin duda fue muy arriesgado por parte de los productores, mucho más de día, pero sin duda fue una representación buena del material del libro, ajustado al presupuesto.  2) La historia de Ramsey y Theon se encuentra muy avanzada, incluyendo material de Danza con Dragones, lo cual en definitiva podría significar que el próximo año la serie podría sobrepasar a los libros en términos de argumento. 3) A pesar de todas las monstruosidades de Joffrey, no fue agradable verlo morir así, pero precisamente que el capítulo haya iniciado con las ocurrencias de Ramsey nos deja en claro que villanos hay, malos y para ratos.

PD: Este episodio fue escrito por G.R.R. Martin, el autor de los libros, así que no es ni tan mala idea tener en cuenta los datos de la visión de Bran para intentar inferir lo que va a pasar en los próximos libros The Winds of Winter (Los Vientos del Invierno) y A Dream of Spring (Un Sueño de Primavera).