Reseñas X: How To Get Away With Murder. Temporada 1, Episodio 3. “Smile Or Go To Jail”

Si hay algo sorprendente con la nueva serie de ABC “How To Get Away With Murder” es la rapidez con que ha construido sus personajes, es decir, estamos en el TERCER episodio, y la serie ya consiguió establecer personajes reales y creíbles, a la vez que progresa en dos lineas de tiempo paralelas, aumentando el suspenso por el asesinato de Lila Stangard y de Sam Keating. Pero vamos por partes.

El Caso de la Semana:

Cuando una madre de familia es arrestada por prostituirse en lugar público, Annalise llega en su defensa quedando en medio de un conflicto familiar, más cuando se descubre que la mujer hizo parte de una organización de ambientalistas radicales que plantó una bomba en los años noventa. La pregunta es ¿Qué tanto conoces de las personas que amas y qué tan dispuesto estás a perdonarlas? Esta pregunta está directamente relacionado con la estudiante de la semana: Michaela Pratt.

Durante el desarrollo del caso, Michaela recibe la visita de su prometido Aidan, descubriendo que tuvo un roce sexual con su compañero en el internado, Connor Walsh quien no desaprovecha la oportunidad para echárselo en cara.

Annalise prepara la defensa para Paula Murphy/Elena Aguilar bajo el argumento que su líder (Jack Scott de “One Tree Hill”) ideó todo el plan, al final el caso de Annalise y sus estudiantes se va al infierno cuando Paula/Elena desaparece, luego que su ex-líder declarara en su contra y saliera en libertad. Michaela decide escuchar a Annalise y perdonar el pasado de Aiden, manteniendo en firme su compromiso.

Mientras tanto, vemos como progresa el romance Laurel-Frank, en un típico caso de “Te dejo ir a la fiesta para ver si te caigo y te encuentro con otro…” O Sea.

El Homicidio de Lila Stangard:

Y mientras sucedía el caso de la semana, vemos como sigue complicándose el asesinato de Lila Stangard. La acusación contra Rebecca hace que el ex-novio de Lila quede libre de sospechas. La Universidad de Middleton le pide a Annalise que tome la defensa del jugador de fútbol, pero ella decide pensarlo hasta estar segura que su esposo no tuvo nada que ver con el asunto por lo que pide ayuda a Nate, su amante.

Mientras tanto Wes, que tiene en su poder el telefono celular de Lila Stangard, decide falsificar una licencia de abogado para hablar con Rebecca y ayudarla, pero ella, contra todo pronóstico lo delata ante los guardias.

Nate averigua que en efecto la coartada de Sam es falsa y que estuvo ausente de la universidad el día del homicidio de la estudiante, pero cuando habla con Annalise, le dice que todo cuadra, por lo que la pregunta es ¿Por qué Nate, el amante de Annalise, ayuda a su esposo? ¿Serán complices?

elenco how to get away with murder

Annalise acude a ayudar a Wes quien se confiesa diciendo que quiere ayudar a Rebecca porque, a diferencia del jugador de fútbol, tiene todo en su contra. Annalise, con la motivación de Wes y la información de Nate, decide tomar el caso y defender a Rebecca.

El Homicidio de Sam Keating:

Dos meses y medio después, estamos nuevamente en la noche de la fogata y vemos nuevos detalles. En el estudio donde fue asesinado Sam, estaban Laurel, Connor, Wes, Michaela y Rebecca. Michaela está aterrada (¿Por qué?) Mientras Wes intenta proteger a Rebecca, con quien evidentemente tiene una relación romántica.

Los chicos deciden mover el cuerpo y deshacerse de él, teniendo como coartada la fogata, donde se toman fotografías, antes de incinerar el cuerpo. Pero luego de consumar el hecho, sucede algo inesperado, Michaela ha perdido su anillo de compromiso, que podría haber quedado enredado con alguna otra evidencia del asesinato. ¿En la hoguera donde quemaron a Sam tal vez?

Y sí, todo eso pasó en 38 minutos. Toca esperar el próximo capítulo, donde habrá más afroamericanos exitosos, más sexo y más misterio. Ahí se ven.

Anuncios

Reseñas X: How To Get Away With Murder. Temporada 1, Episodio 2. “It’s All Her Fault”

connor oliver how to get away with murder

Llegamos al segundo capítulo de la serie que desde ya se perfila como la mejor nueva serie del año, superando con creces al drama de ciencia ficción Extant, que contaba con Steven Spielberg, extraterrestres, robots con el síndrome de Pinocho y hasta a la ganadora del Oscar, Halle Berry. La segunda entrega de How To Get Away With Murder no sólo iguala la calidad del capítulo inicial, sino que lo supera con muchas creces, luego de liberarse del peso abrumador de la introducción de personajes. Y bueno, cuidado, hay spoilers.

Ya en este capítulo se confirma el formato de la serie, que consiste en unos 25 minutos del “Caso de la Semana” donde Annalise Keating (Viola Davis) intenta defender a un cliente que a todas luces parece culpable, y otros 15 minutos donde se enfoca en el misterio central de la serie: el asesinato de Lila Stangard (muy nórdico el asunto), y bueno una que otra escena de la vida personal de los protagonistas, a los que ya vamos conociendo mejor.

Wes, el niño bueno, ya no se siente tan culpable por haber entrado al grupo selecto de Annalise y demuestra que tiene talento para descubrir motivaciones, aún sin pruebas, lo cuál le genera mucha confianza a su jefa, que por momentos parece que ve en él algo que la atrae. Pero en la trama del asesinato que ocurre unos meses después, es Wes quien parece estar tirando de los hilos del asunto, lo cuál indicaría que hay un lado mucho más oscuro de él, que todavía no hemos visto completamente.

Michaela, la niña ambiciosa, sólo demostró que le gusta acaparar todo, pero en la trama del asesinato, sospecha que Wes, en efecto, no es tan bueno como aparenta, aunque ella tampoco lo es. Y pues cae en manos de Michaela esta semana al aprovechar su condición de afroamericana para callar a su contraparte masculina en el grupo.

elenco how to get away with murder

Laurel, la niña inteligente, está luchando por posicionarse dentro del grupo, más cuando sospecha que Frank pudo haber tenido que ver con su contratación. Y algo habrá de suceder entre Frank y Laurel puesto que en la trama del asesinato se ve que se comunican.

Y por último dejo a Connor, el niño malo, que al parecer no es un ambicioso desalmado, capaz de tener sexo por información. Connor había estado utilizando a Oliver para extraer información privada de Internet y soportar los casos de Annalise, pero en este capítulo, Connor se muestra como si en realidad estuviera empezando a sentir algo por el muchacho, que parecía haber entendido que era una relación simbiótica, pero por alguna razón se están pasando los límites.

Surgen muchas preguntas de este capítulo. ¿Quién asesinó a Lila Stangard? ¿Sam, Rebecca o el futbolista? ¿Por qué Annalise mantiene a Wes en el equipo? ¿Cómo terminarán juntos Laurel y Frank? ¿Qué sucederá con Connor y Oliver? Bueno, tenemos 11 capítulos para averiguarlo.

PD: Viola Davis, como siempre, con una actuación impoluta. Intimidante.