Reseñas X: How To Get Away With Murder. Temporada 1, Episodio 2. “It’s All Her Fault”

connor oliver how to get away with murder

Llegamos al segundo capítulo de la serie que desde ya se perfila como la mejor nueva serie del año, superando con creces al drama de ciencia ficción Extant, que contaba con Steven Spielberg, extraterrestres, robots con el síndrome de Pinocho y hasta a la ganadora del Oscar, Halle Berry. La segunda entrega de How To Get Away With Murder no sólo iguala la calidad del capítulo inicial, sino que lo supera con muchas creces, luego de liberarse del peso abrumador de la introducción de personajes. Y bueno, cuidado, hay spoilers.

Ya en este capítulo se confirma el formato de la serie, que consiste en unos 25 minutos del “Caso de la Semana” donde Annalise Keating (Viola Davis) intenta defender a un cliente que a todas luces parece culpable, y otros 15 minutos donde se enfoca en el misterio central de la serie: el asesinato de Lila Stangard (muy nórdico el asunto), y bueno una que otra escena de la vida personal de los protagonistas, a los que ya vamos conociendo mejor.

Wes, el niño bueno, ya no se siente tan culpable por haber entrado al grupo selecto de Annalise y demuestra que tiene talento para descubrir motivaciones, aún sin pruebas, lo cuál le genera mucha confianza a su jefa, que por momentos parece que ve en él algo que la atrae. Pero en la trama del asesinato que ocurre unos meses después, es Wes quien parece estar tirando de los hilos del asunto, lo cuál indicaría que hay un lado mucho más oscuro de él, que todavía no hemos visto completamente.

Michaela, la niña ambiciosa, sólo demostró que le gusta acaparar todo, pero en la trama del asesinato, sospecha que Wes, en efecto, no es tan bueno como aparenta, aunque ella tampoco lo es. Y pues cae en manos de Michaela esta semana al aprovechar su condición de afroamericana para callar a su contraparte masculina en el grupo.

elenco how to get away with murder

Laurel, la niña inteligente, está luchando por posicionarse dentro del grupo, más cuando sospecha que Frank pudo haber tenido que ver con su contratación. Y algo habrá de suceder entre Frank y Laurel puesto que en la trama del asesinato se ve que se comunican.

Y por último dejo a Connor, el niño malo, que al parecer no es un ambicioso desalmado, capaz de tener sexo por información. Connor había estado utilizando a Oliver para extraer información privada de Internet y soportar los casos de Annalise, pero en este capítulo, Connor se muestra como si en realidad estuviera empezando a sentir algo por el muchacho, que parecía haber entendido que era una relación simbiótica, pero por alguna razón se están pasando los límites.

Surgen muchas preguntas de este capítulo. ¿Quién asesinó a Lila Stangard? ¿Sam, Rebecca o el futbolista? ¿Por qué Annalise mantiene a Wes en el equipo? ¿Cómo terminarán juntos Laurel y Frank? ¿Qué sucederá con Connor y Oliver? Bueno, tenemos 11 capítulos para averiguarlo.

PD: Viola Davis, como siempre, con una actuación impoluta. Intimidante.

Anuncios

Reseñas X : ” How to get away with murder ” 1×01 ” Pilot “

poster how to get away with murder

El 27 de Marzo de 2015 se celebrarán 10 años desde la emisión del primer capítulo de la popular teleserie Grey’s Anatomy en Estados Unidos, y en estos diez años el nombre de su productora, Shonda Rhimes, se ha convertido en sinónimo de éxito. Private Practice, Off the Map y Scandal forman parte de su prolífico trabajo y ahora con How to get away with murder, Rhimes demuestra que al igual que Steven Spielberg, el sólo respaldo de su compañía de producción es antesala de buenos índices de audiencia no sólo en el País del Norte, sino en el resto del mundo.

How to get away with murder es la primera producción de Shondaland cuya creación no estuvo a cargo directamente de Rhimes, pero su firma está claramente estampada en esta nueva serie desde el primer capítulo. Tenemos un elenco étnicamente diverso, dualidades morales y quizás lo más evidente, motivos y resultados sexuales.

La serie es protagonizada por la multipremiada Viola Davis, quien personifica a Annalise Keating, una abogada con nociones muy interesantes de la ética profesional y la moral personal. Keating tiene a su carga a los nuevos estudiantes de Derecho en una presitigiosa universidad, a los cuales les presenta los casos en los que trabaja en su bufete de abogados motivándolos con la promesa de una promoción laboral a los mejores en su asignatura. Es ahí donde aparecen sus cuatro co-protagonistas, el niño bueno Wes Gibbins (Alfred Enoch), el niño malo Connor Walsh (Jack Falahee), la niña inteligente Laurel Castillo (Karla Souza) y la niña ambiciosa Michaela Pratt (Aja Naomi King).

Dos historias avanzan paralelamente, una que arranca en el primer día de clases, en la que los cuatro estudiantes enfrentan a Keating y sus poco ortodoxos métodos de enseñanza, y otra que arranca tres meses después, con los cuatro estudiantes aterrados luego de haber cometido un crimen y debatiendo lo que van a hacer con el arma, el cuerpo y el resto de evidencias en su contra.

El elenco de la serie es excelente, empezando por Davis que logra pasar de ser una perra manipuladora, a una mujer frágil por momentos. Los cuatro co-protagonistas encajan a la perfección en sus papeles y se ven naturales y cómodos en sus papeles. La dirección es impecable, así como el manejo del tiempo, que permite que la historia avance sin prisas pero sin estancarse, nada mal para el primer capítulo.

El formato de “un caso por capítulo” es un alivio, hubiese sido terrible que se trabajara el mismo caso por 13,  o peor, por 22 capítulos y la forma en que se revelan rapidamente detalles del misterio principal (¿A quién asesinaron los niños y por qué?) ayuda a que se mantenga el momentum de la historia.

Quizas es un poco temprano para preocuparse por esto, pero la gran pregunta de esta serie es si va a poder sustantarse en una segunda temporada, la historia parece buenisima para una miniserie, o una serie de antología, pero pide a gritos un desenlace y no sólo un cliffhanger al final de la temporada. Recomendada.

Grey’s Anatomy: 8 Años Después.

El 27 de Marzo de 2013, si es que los mayas nos permiten llegar al 2013, se cumplirán 8 años del lanzamiento de una de las series más populares de la década: Grey’s Anatomy.

Elenco de Grey’s Anatomy durante su primera temporada.

La serie, creada por la prolífica Shonda Rhimes, impacto desde el primer momento al condensar variados y extraños casos médicos con los dramas románticos de un grupo de cirujanos en su primer año de trabajo médico.

Cualquiera que haya seguido la serie desde la primera temporada estará (o no) de acuerdo conmigo que las primeras tres temporadas fueron sensacionales, cada episodio era único y trataba de un aspecto diferente. Los dramas eran sólidos, los personajes estaban maravillosamente bien construidos y bien encaminados. Fue durante estas tres tempradas que la serie tuvo su pico de audiencia, superando en el rating 18-49 a la fenomenal CSI (En Estados Unidos).

Lastimosamente para Grey’s Anatomy las cosas desde la cuarta temporada hasta ahora que llegamos a la novena no han sido muy afortunadas que digamos. Cuando una serie se empieza a hacer más famosa por las fricciones existentes en el elenco que por la calidad de sus tramas, es entonces cuando vienen los problemas del rating.

Evidentemente algo debieron hacer Katherine Heigl y T.R. Knight para molestar a los escritores porque a partir de la cuarta temporada sus argumentos daban lástima y teniendo en cuenta que sus personajes (Izzie Stevens y George O’Malley) era en verdad las 2/5 partes del éxito de la serie, destruir sus personajes para sacarlos lentamente de la historia fue una decisión errónea. La salida de Isaiah Washington y Kate Walsh mucho antes ya había debilitado lo suficiente a Grey’s Anatomy como para permitirse semejante perdida.

En la quinta temporada Heigl y Knight salieron definitivamente del show y fueron remplazados  por una serie de personajes poco convincentes como Erika Hahn y Lexie Grey, que nunca terminaron de cuajar por completo. Otros más promisorios como Mark Sloan (Eric Dane) si bien estaban bien conceptualizados se perdieron en medio de la avalancha de tramas oscuras y un tanto ridículas que pulularon hasta ahora, la novena temporada.

Elenco de Grey’s Anatomy en la octava temporada, mucho personajes no terminaron de cuajar.

Grey’s Anatomy se volvió una serie de momentos, uno que otro episodio bueno, fines de temporada un tanto decentes, como el de la séptima temporada con un asesino matando a sangre fría a diestra y siniestra  fueron buenos. Pero no es hasta ahora hasta la novena temporada, que se ve un cambio sustancial y la serie vuelve a retomar su camino.

Los nuevos internos le dan mucho más dinamismo a la serie. A esperar que sucede.

Con la eliminación de un montón de personajes, la serie deja atrás un enorme lastre de drama innecesario y da paso a un más merecido tono cómico que le hacía falta hacía años. La serie siempre trató de un grupo de cirujanos jóvenes (aunque sus protagonistas no lo fueran tanto) lidiando con las complicaciones y vicisitudes de la medicina, mientras lidiaban con sus vidas a un plano romántico y sexual. En un momento ya habían tratado de darle un aire con la inclusión de nuevos personajes, pero sólo hasta ahora con la inclusión de William Daniels, Steven Culp, Philip Casnoff, Gaius Charles, Camilla Luddington, Tina Majorino y Jerrika Hinton parece la serie tomar un buen rumbo.

Es cierto que los viejos personajes son populares, pero Grey’s Anatomy nunca fue en sus primeros personajes una serie de personajes, sino de perspectivas, la  serie siempre se contó desde la perspectiva de los internos y en el episodio 8 de la novena temporada es lo que sucede. Ver a los viejos personajes desde la perspectiva de los nuevos, con “resultados sexuales” al viejo estilo, es el ingrediente que le hacía falta a la serie.

Sólo hay que esperar que Shonda Rhimes, que además de Grey’s Anatomy, produce Private Practice y Scandal, se ocupe un poco más de la serie que le dio el estatus con el que cuenta ahora y nos deje ver más de la historia de los internos del Seattle Grace Hospital en Seattle.