¿Qué tal es la película? ^ Extraordinario

Miles de millones de personas en todo el mundo sueñan con vivir y trabajar en Estados Unidos. Sin embargo, millones de personas que ya viven y trabajan en Estados Unidos, ya sea en Texas, Oregon, Montana, Vermont, Florida o Georgia, tienen como máximo objetivo abandonar sus terruños y mudarse a ese faro de glamour y desarrollo que es la Ciudad de Nueva York. Y sin embargo, cientos de miles de personas que ya viven en el Área Metropolitana de Nueva York, en Queens, Bronx, Nueva Jersey y Long Island, sueñan con vivir en una zona muy específica de esa conurbación, quizás la zona más distinguida y exclusiva de Nueva York: el Alto Manhattan.

En ese mundo donde confluyen los deseos de miles de millones de personas, en ese paraíso ideal donde la felicidad debería estar por sentada y donde el dolor, el sufrimiento, la escasez y la angustia no deberían existir… en ese mundo perfecto vive Auggie Pullman (Jacob Tremblay) un niño de diez años, que sin embargo no puede disfrutar de ninguno de los privilegios que lo rodean, al estar condenado a una penosa enfermedad que desfiguró su cara al nacer. Esa es la historia de Extraordinario (Título original: Wonder).

que tal es la película extraordinario wonder

A los diez años, Auggie nunca ha asistido a la escuela y es su mamá, Isabel (Julia Roberts) la encargada de brindarle educación. Sin embargo, en un intento por darle un poco de normalidad a la ya bastante complicada vida de Auggie, Isabel decide que él debe asistir a una escuela local. Auggie cuyo sueño es el de ser astronauta y visitar el espacio exterior algún día, decide enfrentarse al rechazo y las burlas de sus compañeros y buscar una educación mucho más completa en la escuela.

Esa decisión implicará cambios severos para todos los miembros de la familia: su papá, Nate (Owen Wilson); su hermana Via (Izabela Vidovic) y de otras muy cercanas a él como la mejor amiga de Via, Miranda (Danielle Rose Russell) y hasta la de sus compañeros de escuela, como Jack Will (Noah Jupe), Summer (Millie Davis) y Amos (Ty Consiglio).

Aunque la historia de alguien diferente que lucha por adaptarse en un medio que no conoce no es nueva, esta película propone ver el asunto no sólo desde la perspectiva del protagonista diferente, sino también de todos los que los rodean y ver cómo sus vidas cambian, evolucionan o se trastocan en referencia a la del personaje principal.

La dirección es excelente. Stephen Chbosky, reconocido por ser el escritor tanto de la novela como de la película The perks of being a wallflower (Las ventajas de ser invisible)  logra con esta cinta cualquier credibilidad que le hiciera falta como director. Los planos son bellísimos, lo que indica un amor no sólo a la historia, sino a la ciudad de Nueva York y a los personajes. El manejo del color es impecable, así como de los escenarios y la musicalización.

Pero el gran plus de esta película va por cuenta de lo real que se siente. Los personajes parecen emitir una naturalidad y una familiaridad extraordinarias, lo cual solo puede lograrse con unas buenas actuaciones y un complemento perfecto de vestuario y maquillaje. Los personajes son tan reales que el espectador puede sentir la sensación que ya los conoce, o que puede encontrarse con ellos en la calle, cualquier día de la semana.

Ahora, entrando ya específicamente en las actuaciones, Julia Roberts ha sido toda su carrera una actriz que (dicho por ella misma) no actúa. Al igual que Tom Cruise y Brad Pitt, toda su carrera se ha hecho en interpretarse a ella misma en diferentes situaciones. Julia Roberts no es Meryl Streep, y eso es notorio en la comparación de los premios de ambas actrices.

Sin embargo, en esta película, Roberts demuestra que lo que le falta en propuesta de personajes, le sobra en sensibilidad. La actriz, que durante muchos años ostentó el título de la mejor pagada de Hollywood, se conecta a tal grado con sus emociones, que para el público es muy fácil identificarse con ella, sentir con ella y lo más importante, ponerse en sus zapatos. Detrás de Julia Roberts, Izabela Vidovic es una clara muestra que el futuro de Hollywood tiene mucho más que ofrecer que delgadez extrema, ojos enormes, y cabellos tinturados. Y Owen Wilson y Jacob Tremblay complementan el cuadro familiar, que rebosa de buena química entre todos.

Todo lo anterior está amarrado por una sólida premisa, que más allá de irse por la trillada ALCANZA TUS SUEÑOS, se va más por ALCANZAR TUS SUEÑOS REQUIERE DE SACRIFICIO, DOLOR Y FORTALEZA. Auggie lo hace cuando decide entrar a la escuela, aún con su cara desfigurada. Isabel lo hace cuando decide terminar su tesis y graduarse de su maestría. Nate lo hace cuando logra mantener unida a su familia a pesar de sus adversidades. Via lo logra cuando decide sobreponerse al fracaso de una amistad y seguir adelante.

Quizás nosotros deberíamos aprender un poco y encontrar a ese Auggie que tenemos dentro, a reconocernos con nuestras fortalezas y debilidades, a aferrarnos a las primeras y a minimizar las segundas, a conseguir lo que nos proponemos, aunque duela, aunque sea difícil, aunque parezca imposible.

4,81 / 5,00

★★★★★

 

Anuncios

3 comentarios en “¿Qué tal es la película? ^ Extraordinario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.