1899: Guía Rápida de Personajes y Nacionalidades

Empezó 1899, la nueva serie de Netflix, de los mismos creadores de la popularísima serie Dark. Pero a diferencia de la serie alemana que cautivó a las audiencias de todo el mundo, 1899 representa exactamente lo que se esperaría de un barco europeo con dirección a América: muchas personas de diferentes nacionalidades que hablan distintas lenguas. Y precisamente para entender quiénes son estos personajes y de qué país provienen, aquí te tenemos esta guía rápida de personajes con sus respectivas nacionalidades.

Reino Unido

Del Reino Unido, o más bien del Imperio Británico, que era el nombre oficial de ese país en 1899 provienen dos personajes: Maura Franklin (Emily Beechman), la doctora con las marcas en las muñecas, y la Virgina Wilson (Rosalie Craig), la misteriosa mujer que tiene relación con las dos mujeres chinas dentro del barco.

Alemania

Toda la tripulación principal del barco Kerberos es alemana empezando por su capitán Eyk Larsen (Andreas Pietschmann, El Extraño de Dark) y sus ayudantes. Cabe anotar, que al igual que el imperio británico, el nombre oficial de Alemania en 1899 era Imperio Alemán, o Imperio Germánico, y como Polonia estaba anexada dentro de Alemania y Rusia, existe un 50% de posibilidades de que Olek (Maciej Musiał), el muchacho polaco, también sea ciudadano del Imperio Alemán.

España / Portugal

Aquí empiezan los secretos. Sabemos que Ramiro (José Pimentão) es un falso sacerdote, que curiosamente habla portugués, y su hermano Ángel (Miguel Bernardeau) es español. Asumamos, por ahora, que ambos son de la Península Ibérica, y luego a medida que nos adentremos en los misterios de la serie revelaremos de dónde son exactamente. Ah, faltaba anotar en 1899, España también recibía el nombre de Imperio Español. Portugal, curiosamente, empezaba su fase de monarquía constitucional y era conocido como Reino de Portugal.

Francia

En 1899 Francia ya había dejado de llamarse a sí misma Imperio Francés, y se le conocía como la Tercera República Francesa, que incluía, por supuesta, colonias en todos los continentes. En el Kerberos, de los personajes principales, tenemos tres ciudadanos franceses, los esposos Clémence (Mathilde Ollivier), y Lucien (Jonas Bloquet), y el polizón Jérôme (Yann Gael).

China

Aunque pretendan ser japonesas, al menos al inicio Ling Yi (Isabella Wei), y su en apariencia sirviente Yuk Je (Gabby Wong), hablan cantonés, por lo que se asume que son el sur de China, quizás cerca de Hong Kong, o quizás parte de la diáspora china en el sudeste de Asia. Y recordar que en 1899, lo que hoy es China se conocía como el Gran Imperio Qing. Tan chevere como cambia todo.

Dinamarca

Bueno y aquí es donde hay tela de donde cortar. Los daneses en el barco son los que están en la zona de la Clase Económica, y allí tenemos a Krester (Lucas Lynggaard Tønnesen), su hermana embarazada Tove (Clara Rosager), y sus padres Anker (Alexandre Willaume) e Iben (Maria Erwolter). Krester y Tove tienen una hermana menor, Ada.

Y claro tenemos otros personajes como Daniel Solace y el niño, de quienes hablaremos más adelante. Por ahora si quieren saber todo lo referente a 1899, quédense atentos en esta semana en El Sabanero X.

8 Years Later: What went wrong with Interstellar?

When Insterstellar hit the theaters around the world in November 2014, the story about a farmer going to the space to save humanity achieved what very few movies in history have achieved before, leaving the audience both amazed and disappointed.

Amazed by the outstanding images of Gargantua, the Black Hole in which the 3 prospective planets of the film rotated, as well as the giant waves of Laura Miller’s Planet, and the ice clouds of the Planet of Dr. Mann. But likewise, there was something that felt completely off in this movie. Some blamed the plot, others the leading actor, other the format, and in the end no one agreed on what exactly was not working in this movie.

Today, 8 years later, and having seen the film more than 10 times, I might have an idea.

Matthew McConaughey’s Cooper

First blunder – Matthew McConaughey. Yes, the Texan actor had won an Oscar for Dallas Buyers Club , and had won the love of international critics for his participation in The Wolf of Wall Street and for the HBO series True Detective , but choosing him for the role of a loving father / astronaut, it was an astronomical casting blunder. Cooper’s character was meant to represent both his love of family and his desire to explore space, but McConaughey isn’t convincing in either role, and that’s partly his fault, and partly the plot’s. A male character representing the quintessence of parental love felt odd and even more so when the character was contradictory.

Christopher Nolan had access to two of the best actresses of that time: Anne Hathaway and Jessica Chastain. Either one would have managed to make a much more accessible version of Cooper than McCounaghey did, plus the fact that it made sense in a post-war world, that women were raising their families, and the incident in The Straits was the perfect excuse to explain why she could make it alive at the end of the war.

Tom and Murphy

This is the blunder I consider critical for this film: the total waste of two great actors, Timothee Chalamet and Casey Affleck in a role that in the end was useless: Tom Cooper. And the worst thing is that they gave the emotional connection role to McKenzie Foy, who had nothing to offer more than a familiar face for her participation in… ¿The Twilight Saga? Please.

Imagine how powerful a family relationship between Jessica Chastain as Cooper and Timothee Chalamet as Tom would have been, that the conflict between them was that Cooper himself wanted to make his son a farmer, despite Tom’s genius, which would make the Cooper’s departure felt much more overwhelming. And a grown Tom Casey Affleck confronting his mother for abandoning him would have been a first-class powerful scene.

Amelia Brand

I believe that the role of Amelia Brand, like Cooper’s, suffers from an immense contradiction that prevents them from being seen as real human beings. Cooper wanted her daughter to be a scientist, and yet, every chance he got, he was extremely arrogant towards her. He wanted his son Tom to go to college and yet he always gave him only farming tasks. Now, Amelia, she was a cold and unsociable person, until suddenly, in the last act of the movie, she started acting like Victoria Ruffo in a Mexican soap opera and talking about the power of love. And Cooper suddenly stopped taking love into account, to lend credibility to a science he didn’t fully understand. Please.

If they had decided on a female version of Cooper, it would have been great to see how two women not only saved the human species, despite their differences, but one taught the other the value of science and family. With a Cooper, very much in the style of Sandra Bullock in Bird Box, who did not want to become attached to her son, and an Amelia Brand who reconciles science and human compassion, both could have learned from each other and Cooper’s character arc would have been completed.

The Betrayal of Professor Brand

And finally, the fourth blunder – Professor Brand’s secret. Neither Cooper nor Amelia knew about that Plan A was a lie, but Dr. Mann who was already presumed dead, he actually did. The emotional charge of the film would have been much more powerful if Cooper had indeed been informed by Professor Brand from the begining strategy and that Amelia was shocked to find that out. The guilt that Cooper would have felt, after realizing that she had abandoned his own son, would have given a much more effective dynamic to the final act, Cooper in the center of the Black Hole, trying to communicate with his son, to whom he never paid attention. That would have been powerful.

Imagine, a woman who never wanted to be on Earth and never paid attention to her son, there in the middle of a quantum singularity asking him not to let her go. That she would rather stay and die with him, than to be in the middle of nowhere saving the species. With those changes, it would have been easier to forgive Nolan, the endless exposition, the lousy dialogues and even the sequences in the space station with the old people and at the end, in the fake farm.

Now, what do you think? Let me know in the comments.

Todo lo que salió mal en ‘Interstellar’, 8 años después

Cuando en Noviembre de 2014, Insterstellar apareció por primera vez en los cines de todo el mundo, logró lo que muy pocas películas habían logrado hasta el momento: dejar al público asombrado y decepcionado, todo al mismo tiempo. Y en efecto, el público quedó maravillado ante las insólitas imágenes de Gargantúa, el Agujero Negro en el que rotaban los 3 planetas prospectos de la película, así, como las olas gigantes del Planeta de Laura Miller, y de las nubes de hielo del Planeta del Doctor Mann. Pero así mismo, había algo que se sentía completamente fuera de lugar, algunos decían que era la historia, otros que era el protagonista, otros que era el formato, y al fin de cuentas nadie se puso de acuerdo en qué era exactamente lo que no funcionaba en ésta película.

Hoy, 8 años después, y viendo las cosas en retrospectiva, es claro que lo que salió mal en Interstellar fue «el genio» de su director Christopher Nolan. Hasta ese momento, Nolan había estado atado a las convenciones de Hollywood que lo trataban como un director en ascenso, poniéndole límites. Tenía dos películas independientes (Following y Memento), y cinco exitosas películas de estudio con Warner Bros: Insomnia, Batman Begins, The Prestige, The Dark Knight e Inception. Con la saga de Batman y con Inception, Nolan se aseguró la crítica y la taquilla, y por ende empezó a exigir más libertad para hacer sus películas y ahí es donde creyó que su genialidad convertiría cualquier cosa que tocara en oro. Pero Interstellar fue la prueba de que no fue así.

Pero ahora miremos, uno a uno, todos los errores que cometió Nolan en esta película y miremos que debió hacer el estudio para contenerlos y crear una mejor versión de la historia.

El Cooper de Matthew McConaughey

Primer error, Matthew McConaughey. Sí, el actor texano había ganado un Oscar por Dallas Buyers Club, y se había ganado el amor de la crítica internacional por su participación en El Lobo de Wall Street y por la serie de HBO True Detective, pero elegirlo en el papel de padre amoroso / astronauta, fue un astronómico error de casting. El personaje de Cooper debía representar al mismo tiempo el amor a la familia contrapuesto con su deseo de explorar el espacio, pero McConaughey no convence en ninguno de los dos roles, y en parte es su culpa, y en parte es culpa del guión. Poner un personaje masculino a interpretar la quintaesencia del amor paternal, se sentía poco natural y más cuando el personaje era contradictorio.

Christopher Nolan tenía acceso a dos de las mejores actrices del momento: Anne Hathaway y Jessica Chastain. Cualquiera de las dos hubiese conseguido hacer una versión de Cooper mucho más accesible que la que logró McCounaghey, además del hecho de que tenía sentido en un mundo post-guerra, que fueran las mujeres las que estuviesen sacando adelante a sus familias, y el incidente en Los Estrechos era la excusa perfecta para explicar por qué se había perdido la guerra.

Tom y Murph

Aquí es donde viene la parte que considero crítica para ésta película: el desperdicio total de dos grandes actores, Timothee Chalamet y Casey Affleck en un papel que al final no sirvió para nada: Tom Cooper. Y lo peor es que le dieron el protagonismo a McKenzie Foy, que no tenía más nada que ofrecer que una cara familiar por su participación en la Saga de Crepúsculo. Por favor.

Imagínense lo poderoso que hubiese sido una relación familiar entre Jessica Chastain como Cooper y Timothee Chalamet como Tom, que el conflicto entre ellos fuera que el mismo Cooper el que quisiera convertirlo en granjero, a pesar de la genialidad de Tom, lo que haría que la partida de Cooper se sintiera mucho más abrumadora. Y un Casey Affleck de Tom adulto enfrentando a su madre por haberlo abandonado, hubiese sido una bomba emocional fabulosa.

Amelia Brand

Yo considero que el papel de Amelia Brand, al igual que el de Cooper sufren de una inmensa contradicción que impide que se les vea como seres humanos reales. Cooper quería que su hija fuera una científica y, sin embargo, en cada oportunidad que tuvo, fue extremedamente arrogante hacia ella. Quería que su hijo Tom fuera a la universidad y sin embargo, siempre le encargó tareas manuales. Ahora, Amelia, era una persona fría y poco sociable, hasta que de pronto, en el último acto de la película empezó a actuar como Victoria Ruffo en telenovela mexicana y a hablar del poder el amor. Y Cooper de repente dejó de tener en cuenta el amor, para darle credibilidad a una ciencia que no entendía. Por favor.

Si se hubiesen decidido por una versión femenina de Cooper, hubiese sido fabuloso ver como dos mujeres, no solo salvaban a la especie humana, a pesar de sus diferencias, sino que una le enseñara a la otra el valor de la ciencia y de la familia. Con una Cooper, muy al estilo de la Sandra Bullock de Bird Box, que no quisiera encariñarse con su hijo, y una Amelia Brand que reconciliara la ciencia y la compasión humana, ambas hubiesen podido aprender la una de la otra y el personaje de Cooper hubiese tenido una ruta completa.

La Traición del Profesor Brand

Y finalmente el cuarto aspecto que considero se pudo haber mejorado mucho más es el del secreto del Profesor Brand. Ni Cooper, ni Amelia sabían del plan, pero si el Dr Mann que estaba ya dado por muerto. La carga emocional de la película hubiese sido mucho más poderosa si en efecto Cooper hubiese sido informado de la estrategia del Profesor Brand y que Amelia lo hubiese sorprendido. La culpa que habría sentido Cooper, luego al comprender que había abandonado a su propio hijo le hubiese dado una dinámica mucho más efectiva al acto final, de Cooper en el centro del Agujero Negro, tratando de comunicarse con su hijo, al que nunca le prestó atención. Eso sí hubiese sido poderoso.

Imagínese, una mujer que nunca quiso estar en la Tierra y que nunca le prestó atención a su hijo, allí en medio de una singularidad cuántica pidiéndole que no la dejara ir. Que prefería quedarse a morir con él, y no salvar a la especie. Ahí se le hubiese perdonado a Nolan, la exposición sin fin, los diálogos cutres y hasta las secuencias en la estación espacial con los viejitos y al final, en la granja falsa.

Pero bueno, esa es mi opinión ¿Tú que opinas al respecto? ¿Qué pudo mejorar en ésta película? Déjame tu opinión en los comentarios.

Frank no es el villano en «No te preocupes, Cariño» y aquí te explicamos por qué

Don’t Worry Darling, o como se ha traducido en Latinoamérica, No te preocupes, cariño, o No te preocupes, querida, en España, es un interesante thriller psicológico que nos cuestiona sobre el significado de la felicidad y más aún, qué estamos dispuestos a hacer para conseguirla, todo con un cierto tufillo a discurso post-feminista de «Todos los hombres son malos» y «Todas las mujeres son víctimas». Pero esta película podría no ser exactamente lo que pensamos, si tenemos en cuenta que Frank (Chris Pine), el que consideramos el villano central de la cinta, podría no ser quién maneja los hilos del Proyecto Victoria. Y ya te explicamos por qué.

¿Qué es exactamente el Proyecto Victoria?

Pero primero lo primero. El Proyecto Victoria es una simulación computarizada, creada por la compañía Organized Chaos (Caos Organizado), en la que se recrea una fabulosa ciudad empresarial de los años 1950s en la homónima ciudad de Victoria en California. Allí, tal como se esperaría de la dinámica de los suburbios estadounidenses de la época, las mujeres se quedan en casa limpiando, cocinando y atendiendo a los hijos, mientras que los esposos van a trabajar.

No habría ningún problema si la gente que entra a esa simulación lo hiciera de manera voluntaria, pero el asunto es que allí todas las mujeres están atrapadas sin su consentimiento. Los esposos, como Jack (Harry Styles) tienen a sus los cuerpos físicos de sus esposas – en algunos casos, novias, amigas, en incluso desconocidas – en sus casas, conectadas de manera permanente a la simulación, mientras ellos salen para conseguir dinero en el mundo real y pagar la simulación.

¿Qué es exactamente es el Cuartel Central del Proyecto Victoria?

El Cuartel Central, o la Central del Proyecto Victoria es el punto en el desierto a dónde se dirigen todos los esposos de Victoria supuestamente a trabajar. En realidad, la Central es un punto donde cualquiera que esté dentro de la simulación puede, en efecto, salir de ella y regresar a la conciencia en su cuerpo físico sin problema.

Todos los hombres de Victoria, cuando se van, realmente regresan a sus cuerpos físicos, la mayoría de ellos a trabajar, y los que tienen dinero, a vivir su vida común y corriente. A las mujeres de Victoria se les indica que no pueden ir allí porque puede resultar afectadas por los materiales peligrosos con los que trabaja la compañía. Y más allá de eso, hay una narrativa tenaz en la que se les indica que salir a ese desierto puede condenar a todo el proyecto de ciudad y la supuesta felicidad con la que todos viven allí.

¿Por qué tiembla en Victoria?

Si hay algo que queda claro a lo largo de la película es que la simulación computarizada, donde se encuentran encerradas las esposas, no es perfecta. Al igual que cualquier programa de computador, el código que lo crea nunca es perfecto, tiene restos de código y problemas estructurales cuando se sobrecarga.

Los temblores únicamente ocurren cuando están los esposos dentro de la simulación, por lo que se puede inferir que es un síntoma de que hay muchos usuarios conectados al tiempo y que los servidores requieren más potencia.

¿Por qué Alice vio un avión dirigiéndose a los cuarteles generales? ¿Qué significa ese avión?

Recordemos, la simulación no es perfecta y si hay algo que ocurre con los códigos de programación, sobre todo aquellos que están conectados a varios servidores y a puntos de acceso en línea, es que es virtualmente imposible borrar todo rastro de algo que haya existido allí previamente. Cuando Alice (Florence Pugh), Bunny (Olivia Wilde) y Peg (Kate Berlant) recuerdan el episodio en el que Margaret se dirigió al desierto con su hijo, éste llevaba un avión de juguete, mismo que luego vemos en manos de Margaret.

Si nos apegamos a lo que dijo Jack sobre los niños, que no son reales, podemos afirmar que el hijo de Margaret es un código dentro de la simulación, que fue borrado luego del incidente. Pero fueron precisamente los restos de ese código, los que se manifestaron en el cielo y que Alice vio. La razón por la que el conductor del trolebus no lo vio, es porque él es también un código con una función específica, a diferencia de Alice que es una mente humana insertada dentro de la simulación.

Al igual que el avión de juguete, el avión que vio Alice en el cielo, se dirigía a la Central.

¿Quién es Alice en realidad?

Alice en realidad es la Doctora Alice Warren, pareja de Jack Chambers, quien en realidad es un bueno para nada, que ni siquiera es capaz de cocinar, o de pedir un domicilio para suplir la básica necesidad de alimentarse, sin la ayuda de su esposa, quien hace largos turnos para sostener los gastos familiares. Es muy curioso que Alice no tomara el apellido de su Jack, lo que indicaría que no estaba de acuerdo en que las esposas estuvieran sujetas a la tradición de tomar el apellido de su esposo, y más si ella era más exitosa que él.

¿Quién dirige realmente el Proyecto Victoria?

Luego de ver y analizar la película, queda claro que la persona que dirige el Proyecto Victoria es Shelley, la esposa de Frank, y que Frank en sí mismo es simplemente una marioneta de Shelley. Y me explico.

En la primera escena que vemos a Shelley, es en la clase de ballet, y es aterrador. Las mujeres, incluyendo a Alice y a Peg, observan a Shelley en una mezcla de reverencia y temor, y luego ella se ubica frente a la fotografía de Frank, indicando que él simplemente es otra cara que ella usa para controlar la simulación. Pero eso no es lo mejor.

Shelley es la que presenta los nuevos habitantes de Victoria, infieriéndose que es ella quien los autoriza. Y luego el discurso «Hay gracia en el control, hay belleza en la simetría, nos movemos como una sola». Y rápidamente Shelley identifica que los movimientos de Alice no son perfectos. Aquí se demuestra que Shelley se obsesiona con el control y la perfección y que perfectamente puede ser la mente detrás del proyecto. Pero hay más.

Luego del discurso motivacional de Frank, éste le dice a Shelley «No estaría aquí sin ti, gracias». En definitiva, parece que Frank es el que está en deuda con Shelley y no al revés. Frank sería simplemente el esposo trofeo, que sirve como cara de las verdaderas intenciones de Shelley.

En la cena, existió una especia de debate entre Alice y Frank, pero la discusión finaliza cuando Shelley pone punto final al asunto y le indica a Frank que se encargue del asunto. Y al no poder hacerlo, al fracasar cuando Alice finalmente logra salir de la simulación, se deshace de él.

Es Shelley quién está detrás de la simulación, quién selecciona a los nuevos integrantes, quién establece las reglas de control, y quién decide quién es importante y quién no lo es. Seguramente, el ascenso de Jack, era una manera de pre-seleccionarlo como candidato a ser el nuevo Frank. Es quizás parte de la filosofía de la que hace parte la escritora Isabella Santodomingo en su libro AM/FM: Felizmente Mantenida o Asalariada de Mierda. Esta filosofía que hace parte de estudios como el de Stevenson y Wolfers (2008), y Herbst (2011) que indican que las mujeres alcanzaron el pináculo de la felicidad cuando sus necesidades eran suplidas por sus esposos sin que ellas tuvieran que trabajar, quedándose en casa, a cuidar el hogar.

Ya sea que estemos de acuerdo o no con esto, es sin duda parte de la filosofía de Shelley en su creación del Proyecto Victoria. Ella cree firmemente en que las mujeres son mucho más felices dentro de su simulación que en el mundo real, lidiando con trabajos mal pagados, en apartamentos pequeños y con maridos perezosos.

¿Qué significa el final de Don’t Worry Darling?

Al final de la película, vemos como Alice toca el espejo en la Central y luego la pantalla se vuelve negra y vemos el nombre de la directora. Pero en el fondo escuchamos la respiración de Alice, ha despertado en el mundo real, quizás no tan colorido, limpio y ordenado como la simulación, pero uno donde ella ejerce control sobre sí misma, y no es simplemente un sujeto de la dictadura del orden de Shelley.

¿Preguntas? ¿Anotaciones? ¿Dudas? ¿Insultos? La sección de comentarios está abierta justo debajo de esta publicación para que la puedan utilizar a su gusto. No siendo más nos vemos en la próxima entrega de Análisis y Explicaciones en El Sabanero X. 

No olvides seguirme en mis redes sociales como SabaneroX