Jaula: Análisis y Explicación

Jaula, que en su título internacional se titula The Chalk Line, algo así como la linéa de tiza, es una película sosprendentemente refrescante. Es el terror y el suspenso combinados de una forma si bien no totalmente original, si bastante inexplorada por los cineastas contemporaneos. Es una mezcla de drama familiar, suspenso psicológico, y denuncia social, que se integra de manera orgánica, produciendo una laminilla absolutamente estremecedora, que mantiene al espectador atento y pendiente. Ahora, si luego de ver esta película has quedado con dudas o inquitudes, no te preocupes, porque a continuación y sin más preámbulo damos inicio al Análisis y Explicación de Jaula, la nueva adición de suspenso de Netflix para este 2022.

¿Qué es lo que Paula se inyecta en el baño? ¿Por qué no quiere que Simón lo sepa?

Paula (Elena Anaya) se inyecta un tratamiento hormonal para poder quedar en embarazo. Paula no quiere que Simón (Pablo Molinero) sepa que está siguiendo ese tratamiento, porque por años ambos se sometieron fuertes rondas de tratamiento para poder concebir un hijo juntos, sin embargo, el estrés y la ansiedad para que funcionara el tratamiento causo fuertes conflictos en la pareja, que finalmente decidió tomar una pausa antes de decidir si lo intentarían nuevamente o no.

Paula no quería esperar a que se cumpliera el plazo para decidir, y se arriesgó a continuar con el tratamiento por su cuenta, a escondidas de Simón, para no generar un conflicto adicional por no cumplir el plazo.

¿Quiénes son los padres de Clara? ¿Eduardo la secuestró?

La trama de la película inicia cuando Paula y su esposo Simón encuentran a Clara (Eva Tennear). Clara es la hija de Ingrid Morand y Eduardo Olivares (Carlos Santos), el vecino y amigo de Paula y Simón. Y no, Eduardo no secuestró a Clara. Eduardo secuestró a la madre de Clara, a Ingrid.

¿Quién es Ingrid Morand?

Ingrid Morand era una adolescente que pasaba vacaciones con sus padres Klara y Christian Morand en Junio de 2011, en España. Allí, en un descuido de sus padres, fue secuestrada por Eduardo Olivares, quien la transportó hasta las afueras de Madrid, donde no sólo la mantuvo cautiva, sino que la sometió a crueles torturas, abuso sexual, hambre y sed. Con lo que no contaba Eduardo era que Ingrid iba a quedar embarazada, Eduardo permitó que Ingrid tuviera a su hija, y que la acompañara, no por piedad, sino como una manera más de controlarla.

Sin embargo, poco antes de los sucesos con los que inicia la película, Ingrid muere en el sótano de Eduardo, a consecuencia de los terribles maltratos a los que éste la sometía, y a una falla de sus órganos, específicamente los riñones.Y por ende Clara permaneció sola en el sótano.

¿Dónde dejó Eduardo el cadaver de Ingrid?

Eduardo dejó el cadaver de Ingrid en Bayonne, en Francia, por lo que tuvo que haber cruzado la frontera con el cuerpo. Seguramente para evitar que la policía local interviniera, y mantenerse a salvo.

¿Qué hacía Eduardo en el sótano?

Con Ingrid, ya sabemos que Eduardo la sometía a crueles tratos, incluyendo tortura y abuso sexual. En cuanto a Clara, es evidente que tuvo una aproximación diferente. Básicamente, con Clara, mantenía una relación estricta de control, que cuando fallaba desencadeba en fuertes castigos físicos. De acuerdo con el dictamen médico, en efecto Clara tiene serios problemas físicos, pero no fue abusada sexualmente.

¿Por qué Clara no puede salir de la tiza? ¿Cómo pudo escaparse de la casa?

Burrhus Frederick Skinner llevó a cabo experimentos que comprobaron que los humanos también ser condicionados de manera operante, de la misma forma que los perros se sientan o se paran si les dan una croqueta, y esuchan un pitazo, o una palabra clave. Eduardo seguramente hacia experimentos para llegar a esos resultados con Clara. El condicionamiento era simple, si se quedaba dentro de la tiza recibía recompensas, si se salía sufría castigos mostruosos.

Ahora, Eduardo sabía muy bien como sacarla de la tiza sin alterarla, simplemente le cubría los ojos y así mantenía el condicionamiento y podía sacarla sin problemas. La misma Paula hizo algo similar cuando la llevó a su casa, aprovechando una cobija para que no viera.

¿Qué significa Buma, la palabra que Clara mencionaba constantemente?

Buma, es una forma corta de la palabra alemana Buhmann, que traducido literalmente sería El Hombre Boo, mejor traducido como El Hombre que Asusta, y que en español hemos tenido tantos problemas para traducir, porque «El Coco», ya dejó de ser hace rato una expresión que asuste. Para efectos de su comprensión total, dejemosle en que la expresión significa simplemente «Hombre Malo». Y es la palabra que Ingrid y Clara utilizaban para referirse a Eduardo.

¿Por qué Clara tenía problemas en los riñones?

Al igual que sucedió con su madre, el sometimiento a tratos crueles (golpes, quemaduras, y asfixia mecánica) llevan al cuerpo a un límite crítico que desencadena en una baja de la presión sanguínea, que eventualmente desencadena en una falla de órganos, en los que los riñones son las primeras víctimas.

En el caso de Clara, al ser tan joven y al estar expuesta por tanto tiempo a la tortura de Eduardo, su cuerpo empezó a desarrollar esos problemas. Sin embargo, al parecer, los problemas de Clara no era irreversibles, porque al poco tiempo de permanecer junto a Paula y Simón, empezó a mejorar notablemente.

¿Por qué Eduardo dejó a Clara en la Carretera?

Eduardo dejó a Clara en la Carretera porque Clara estaban mostrando los mismos signos de falla renal, que mostró su madre Ingrid. Eduardo, sabiendo del control que tenía sobre Clara, estimó conveniente que la niña recibiera ayuda médica, sin que él resultara sospechoso, así que organizó todo para que alguien la encontrara en la carretera. Seguramente Eduardo sabía que Paula y Simón cruzaban por ese punto a esa hora y trató de que fuera alguien conocido el que la encontrara para mantenerse informado y eventualmente conseguir recuperar a la menor. Para su tranquilidad, no sólo obtuvo información sobre el paradero de Clara, sino que Paula y Simón la llevaron a vivir junto con él.

¿Maite traicionó a Eduardo? ¿Por qué no lo entregó cuando estaba en el sótano?

Maité traicionó a Eduardo porque básicamente era la única forma de librarse de su control y su maltrato, pero aún más de proteger a sus propios hijos de la basura de padre que se gastaban. Ahora, la razón por la que Maite simplemente no permitió que Eduardo se quedara en el sótano hasta que llegara la policía es que debía haber una prueba suficiente, por boca de Eduardo, de que él cometió los delitos, y que la judicialización fuera arrolladora.

¿Qué pasó con Paula y Clara al final?

Al final de la película vemos que luego de que Clara y Paula fueran rescatadas, Clara fue llevada con su abuela Klara a Hamburgo, en Alemania, donde finalmente pudo hacer una vida normal, sanando físicamente y ya claramente lejos del trauma de su nacimiento, y sobre todo, de la tiza. Paula, a pesar de haber recibido una herida espantosa en la clavícula, no tuvo consecuencias fatales al punto que finalmente pudo quedar embarazada e iniciar una nueva vida en Madrid junto con Simón.

¿Preguntas? ¿Anotaciones? ¿Dudas? ¿Insultos? La sección de comentarios está abierta justo debajo de esta publicación para que la puedan utilizar a su gusto. No siendo más nos vemos en la próxima entrega de Análisis y Explicaciones en El Sabanero X. 

No olvides seguirme en mis redes sociales como SabaneroX

Nuevos Proyectos ^ La Jaula de Bronce

Nacer y crecer en Colombia significa, entre muchas otras cosas, escuchar con mucha frecuencia que vivimos en un país rico y privilegiado: contamos con tres cordilleras que riegan las tierras bajas del país con caudalosos ríos que fluyen a los dos océanos más importantes del mundo y que generan una biodiversidad enorme. Además de múltiples reservas de minerales y combustibles, y una importante riqueza cultural y demográfica. Crecemos creyendo que la naturaleza ha dotado a Colombia de riquezas inimaginables, muchas de ellas aún inexploradas.

la jaula de bronce

Y sin embargo, pese a todo lo anterior, sin contar los logros patrioteros como el cuento que somos el país más feliz del mundo, o de que tenemos el segundo himno más hermoso del mundo (después de La Marsellesa), o que se habla el mejor castellano del Planeta Tierra, la calidad de vida de los colombianos, en lugar de mejorar, se sigue deteriorando y en lugar de tener clara una salida del tercermundismo en que nos hallamos metidos, parece que nos hundimos cada día más en él: más inflación, más reformas tributarias, más desempleo, más robos de celulares, más abusos de la policía de tránsito, y más comerciales del gobierno diciendo que todo es una maravilla.

Y casi sin querer queriendo, casi como una broma, o como una moda, empecé a escribir en mis redes sociales un saludo diario de Buenos Días, pero no un Buenos Días como alguno vez lo hice, deseándole lo mejor de lo mejor a todos, sino un Buenos Días que revelara el por qué, a pesar de todas esas legendarias riquezas que dicen que poseemos, aún seguimos con la morbosa etiqueta de País en Vías de Desarrollo, que es el eufemismo más puerco que le pueden asignar a lo que somos en verdad: un País Subdesarrollado, porque la vía que tenemos para el desarrollo la hemos llenado de obstáculos y estorbos algunos basados en nuestra propia idiosincrasia (o como le escuché alguna vez a algún conocido la «indiosincrasia») y otros en la ceguera que nubla nuestra visión y que nos mantiene con la nariz metida en el ombligo, sin saber o sin querer saber si quiera qué es lo que sucede ahí, del otro lado de nuestras fronteras.

Es por eso que a partir de la próxima semana, escribiré una columna dedicada a todos esos tópicos, temas u obstáculos que nos mantienen en el tercermundo, en esa jaula de bronce que no nos deja ni soñar con ser un mejor país. Trataré de hacer una los miércoles y una los domingos, pero como SÉ que eso es una utopía, trataré de escribir al menos en uno de esos días y hacer la respectiva promoción el otro.

Desde ya espero su apoyo en este nuevo proyecto de mi blog, que ya está cumpliendo siete años, gracias a todos aquellos que lo han seguido leyendo. Que me han seguido leyendo.

Un abrazo. Los llevo en el corazón.