Sobre Britney Spears y The X-Factor US

La versión gringa de The X-Factor ha probado ser menos exitosa que su concurso par American Idol

Hace un par de semanas se dio por terminada en Estados Unidos la segunda temporada de The X-Factor, sí el mismo show que Marbelle, Juan Carlos Coronel y José Gaviria hicieron tan popular en Colombia, aunque esta versión gringa al finalizar ha dejado un sabor un tanto agridulce al finalizar esta etapa.

Por un lado la serie comenzó con una enorme expectativa, después de todo la super estrella mundial Britney Spears había aceptado estar en el panel de jueces, al igual que la estrella adolescente Demi Lovato. Cabe anotar que The X-Factor, a pesar de ser un formato mundialmente exitoso, no había llegado a los Estados Unidos y solo lo hizo como un remplazo en la temporada de Otoño a American Idol, que se emite en la Invierno y la Primavera.

The X-Factor, al igual que American Idol logró conseguir una amplia cobertura en las redes sociales lanzando al estrellato a los antes desconocidos Tate Stevens, CeCe Frey, Carly Rose Sonenclar y las chicas de Fifth Harmony. Sin embargo los ratings de The X-Factor palidecen en comparación con los de American Idol. Para esta temporada The X-Factor quedó por debajo de los 10 millones de espectadores en la gran final, mientras que en 8 años una final de American Idol nunca ha estado por debajo de los 20 millones. Y por supuesto la culpa se la quieren echar a Britney Spears.

Tanto así que ya empezaron los rumores que para la próxima temporada Britney no tomaría su lugar como juez del programa, al igual que Demi Lovato y L.A. Reid. El argumento general es que Britney no llenó las expectativas de sus contrato de 15 millones de dolares.

The X-Factor mostró un lado de Britney Spears calmado y hasta maternal.

Es cierto, Britney estuvo bastante parca y sobria y mantuvo un lenguaje más bien sencillo en sus intervenciones, pero yo diría que eso es en esencia parte del encanto del programa en esta temporada. Conocimos a una Britney diferente, muy lejana de la inalcanzable estrella pop rodeada de escándalos que magnificaron los tabloides. No. Conocimos a una Britney sencilla, dulce, encantadora, honesta, sincera, a la que daba gusto ver en televisión. Lo más importante es que ella nunca quiso robarse el show opacando a los concursantes (que es lo que creo que quería la cadena) como si lo hizo Jennifer Lopez en American Idol o cualquiera de los jueces de The Voice, empezando por Adam Lambert y Christina Aguilera.

Si Simon Cowell en realidad piensa ponerle punto final a la carrera de Spears como juez de realities musicales, debería pensar muy bien en la estrategia para conservar los 9 millones y pico de espectadores que promedió la final de The X-Factor, porque si ni con Britney funcionó, no le veo mucho futuro a ese programa.

El Regreso de J.Lo

jlo1
El Ingreso de J.LO a American Idol fue sin duda una gran jugada.

Luego de una explosiva carrera que inició a finales de los noventa, en el estilo pop y electrónico, para luego pasar a una especie de prostitución Billboard con numerosos sencillos en el estilo urbano, siempre en compañía de famosos raperos y por último una serie de errores, quizás no de ella, pero si de la disquera; luego de un tiempo, después de caer en una especie de letargo musical y creativo, podemos decir que J.Lo, sí la misma, está de vuelta.

No es que J.Lo haya perdido el toque, ella siempre será una reina, una artista integral, bailarina, cantante, actriz, y sobre todo latina, en sus venas, aunque no se le note cuando trata de hablar español, ella sigue siendo una artista exitosa, luego de iniciar con tremendos éxitos como “If  You Had My Love” y “Waiting For Tonight”, para luego pasar a “Love Don’t Cost a Thing” y “Play” no se contentó con unos sencillos de medio pelo como “Ain’t It Funny” y “I’m Real”, los remezcló y se convirtieron en éxitos instantáneos, luego siguieron “All I Have” , “Jenny from the Block” y “I’m Glad” . En ese momentos su carrera parecía imparable, pero luego sucedió lo impensable.

Siempre he pensado que una mujer exitosa debe tener el hombre adecuado al lado, o definitivamente no tener a nadie, sino pregúntenle a Britney Spears, pero el skeleton de Marc Anthony se encargó de obstaculizar en definitiva la carrera de J.Lo, es difícil tratar de entender que razones llevaron a Lopez a entregar su carrera de esa manera y mermar su capacidad creativa y su aserción, al punto que su siguiente álbum “Rebirth” solo tuvo un solo hit con “Get Right” y todo para meter a la hija del no muy famoso cantante de salsa en el video. Luego la película con el arrogante titulo de “El Cantante” demasiado titulo para Marc Anthony y además un atrevimiento de siquiera tener la pretensión de compararse con Hector Lavoe…y la trágica presentación en los Grammy, espantosa…parecía ser el fin de la credibilidad como estrella de Jennifer Lopez. Todo por culpa de la ambición sin medida de un cantante mediocre como Marc Anthony que nada le tiene que envidiar a Kevin Federline, pero tal vez supo manejar las cosas, manejar a Jennifer, tal vez con la promesa de una familia, la misma que tal vez no le quizo dar Chris Judd. Luego de una exitosa carrera en el Cine y la Música vimos a Jennifer salir con un chorro de babas abismal como “Como Ama Una Mujer” con canciones compuestas por (adivinen) Marc Anthony y una muy poco original comedia como “The Back-Up Plan”. Jennifer había perdido el toque.

Pero ahora, parece que ha resurgido de las cenizas donde la sumió el estancamiento creativo, supo darse a conocer de nuevo, que el mundo la viera, y aceptó el puesto que habian dejado Paula Abdul y Simon Cowell y se convirtió en la nueva jurado de “American Idol” se daba el primer paso…cambia de casa disquera, luego de semejante descalabro que significó la elección de los sencillos de “Brave” era lo mínimo que podía hacer. Ahora con un programa de TV donde la ven cada semana millones de espectadores, con un nuevo trabajo musical (Love? titulo con el cual su flamante esposo no estuvo de acuerdo) y una nueva casa disquera vemos con gran alegría como nos recuerda la ya casi olvidada “Lambada” con su nueva canción “On The Floor”, la Lambada  que a los veinteañeros y treintañeros nos recuerda tanto nuestra niñez, claro con una mezcla extraordinaria  que va con la tendencia del electropop y la colaboración de Pitbull (que ya lo único que le falta es hacer dueto con Marbelle) nos deja claro que hay Jennifer Lopez para rato, después de todo un top 10 en Billboard, no lo consigue cualquier perro.