Algunas Reflexiones Sobre La Suerte

suerte1
¿Es la suerte un mito o una realidad?

Nunca he sido en realidad supersticioso, al menos no como María Cecilia Botero, de quien se rumora que cuando estrenó un programa vespertino hace varios años, no permitió que nadie que vistiera el mismo color de ella entrara al estudio.

Pero a pesar de todo, siempre hay momentos en que la superstición me gana, no tanto porque crea en ella o no, sino porque en ciertos casos parece tan contundente que le deja a uno la duda.

Creo que las únicas «supersticiones» que tengo son más costumbres arraigadas que otra cosa, como levantarme con el pie derecho o dar los buenos días en Facebook o Twitter.

Pero la suerte es algo bastante relativo, por lo general las cosas malas suceden en su gran mayoría por que uno ha hecho las cosas mal con anterioridad, como cuando uno ha sido perezoso o negligente en su trabajo o en sus estudios o por ejemplo cuando no ha cuidado bien su salud.

Hace un par de días me mojé en el aguacero y una tos persistente que ya tenía se convirtió en una fuerte gripa ¿Es mala suerte? No creo. Que se me reventó uno de los auriculares de mis audifonos ¿Mala suerte? No, fue descuido, porque por lo general los guardaba en mis bolsillos y cuando los sacaba los halaba con fuerza sin tener el más mínimo cuidado. ¿Que se me perdieron las llaves? Pues es de nuevo por el descuido y por el desorden que por lo general tengo en mi morral y en mi habitación.

Ahora que sucedan todas esas cosas al tiempo es solamente un acto de casualidad, la suerte la labramos todos nosotros, todos los días haciendo las cosas correctamente. No podemos esperar que nos vaya bien si hacemos las cosas mal.

Por tanto es hora de reflexionar sobre la suerte y sobre las cosas que hacemos día a día. A lo mejor podamos podamos tener muchos golpes de buena suerte después. 

 

Kelly Rowland & Here I Am

Cubierta de "Here I Am", el más reciente trabajo de Rowland

No se puede hablar de Kelly Rowland sin hacer una regresión a aquellos tiempos en que fue parte del célebre grupo «Destiny’s Child», en esa época el trabajo de Kelly (y el de Michelle Williams) era el de servir de soporte vocal (lease coristas) de Beyoncé, quien era la lider indiscutible del grupo. La sombra de Beyoncé siempre ha estado acompañando a Kelly en su carrera musical a pesar del enorme talento de la cantante originaria de Atlanta.

Pero con su más reciente álbum «Here I Am» (Aquí Estoy) Rowland está demostrando que esa fama de segundona, de la que hasta en Glee han hecho bromas, está llegando a su fin. Un albúm ecléctico lleno de ritmos que mezclan el R&B con el que la artista se siente cómoda y la nueva onda synthpop de la mano de productores como RedOne y David Guetta, con quien trabajó en el super hit veraniego de 2009 y quien produce el sencillo de lanzamiento «Commander» que alcanzó el pico de las listas R&B en los Estados Unidos.

«Down for Whatever» producida por RedOne, es una canción lista para disfrutar y bailar, completamente acorde a la tendencia actual y que magnifica la potencia vocal de Rownland bajo la protección de los sonidos electrónicos.

Tricky Stewart, que tiene en su haber producciones como «Umbrella» de Rihanna y «Single Ladies» de la misma Beyoncé, complementa el pop electrónico de Guetta y RedOne, y le da un sencillo potente en la onda R&B como «I’m Dat Chick».

No hay que olvidar la producción de Jim Jonsin «Motivation» que es el sencillo más exitoso de Rowland hasta la fecha, desde que se lanzó como solista, Jonsin es conocido, colaborador constante de Pitbull y Nelly, con varios número uno en su hoja de vida como productor.

Tal vez ha sido difícil para Kelly Rowland consolidar su carrera como solista y que sea tomada en serio, lejos de las comparaciones odiosas con Beyoncé, pero el trabajo serio y la diversificación de su estilo musical han traido sus frutos con este nuevo trabajo discográfico y los que están por venir le deparan cosas mucho mejores a esta talentosísima artista.