Reseñas X (Libros): “Memoria de mis Putas Tristes”

No deja de ser elocuente, que en sus 60 años de vida como escritor de ficción, haya sido precisamente en el otoño de su obra, que a nuestro Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, se le haya dado por escribir una historia situada en aquella ciudad testigo de sus primeros pinitos como escritor y periodista, la portuaria y recóndita ciudad de Barranquilla.

memoriademisputastristes

“Memoria de mis putas tristes” (“Memoria”, no “Memorias”, como podría indicar la lógica de la lengua) es una novela corta, muy corta… de hecho yo la catalogaría más bien como un cuento largo, porque tengo mis sospechas de que su conteo de palabras es bastante parecido al de historias como las de “Los funerales de la Mamá Grande” o “La triste e increíble historia de la cándida Erendira y su abuela desalmada”, de las que nunca nadie ha dicho que sean novelas.

Situada en la Barranquilla de los años 1910 a 1920, “Memoria de mis putas tristes” es, visto de alguna manera, la obra más personal de Gabo, sacando, por supuesto a su bastante incompleta autobiografía “Vivir para contarla”.

En la novela, “El sabio”, un periodista consumado por una vida dedicado al periodismo y a comprar sexo por plata, empieza a hacer una serie de reflexiones tenaces sobre la vida, justo el día en que cumple 90 años.

Noveno libro para 2015. #Memoria de mis #putas tristes, de #GabrielGarcíaMárquez

A post shared by El Sabanero X (@sabanerox) on

No es difícil atar cabos. Al momento de escribir la obra, Gabo era ya un anciano mayor que rondaba sus 77 años, y muchas de las dolencias, vivencias y reflexiones de “El sabio” son reflexiones del mismo autor. Sin embargo, la novela va mucho más allá de servir como confesionario secreto del Nobel. En ella se encuentra también una profunda reflexión sobre el significado y la importancia del amor.

“El sabio”, a conciencia de que a su edad la sombra de la muerte se hace cada vez más y más cercana, decide tomar la sugerencia de su proxeneta (¡qué palabra tan horrible! ¿qué pasó con “celestina”?) de confianza: tener sexo con una virgen. Rosa Cabarcas, la más famosa de las “mediadoras sexuales” en Barranquilla, le consigue a la candidata. Una niña de 14 años.

Para alguien del talante liberal de Gabriel García Márquez, es bastante significativo el hecho que no haya decidido quitarle la virginidad a la niña durante el transcurso de la historia, no quiero creer como consecuencia del tsunami de la defensa de los derechos sin deberes de los menores de edad; teniendo en cuenta que es el mismo autor que escribió de una niña de quince años, con pinta de trece, que recorrió todo el litoral caribe repartiendo sus servicios sexuales.

Es también interesante la casi total ausencia de diálogos y, creo que por primera vez desde los tiempos de “La Hojarasca” (la primera novela de Gabo) la presencia de un narrador en primera persona. El estilo, es sin duda garciamarquiano, haciendo gala de una madurez prosaica completamente acorde con la obra previa del autor. Se notan también pasajes de otras de sus obras (“El sexo es el consuelo que tenemos los hombres, cuando el amor no nos alcanza”) en una especie de apología a toda su carrera no solo como escritor, sino como periodista.

Sin embargo, algo que me llama especialmente la atención es que esta es la primera historia de Gabo, en la que los presagios del protagonista no se cumplen al final… es eso, o definitivamente el final (por el detalle de un gato que reapareció sin nota previa) no es lo que parece. Quizás, con el fin de suavizar un poco el dolor de su partida del mundo de la ficción, Gabo decidió ocultar el verdadero destino de “El sabio”, su mejor contraparte literaria, con un final que transcurre no en la realidad, sino en el espacio etéreo de la mística. Quizás.

Libro 9/18 para 2015.


Ficha

Nombre: Memoria de mis putas tristes.

Autor: Gabriel García Márquez.

Editorial: Penguin Random House.

ISBN: 978-958-58637-8-1

109 Páginas.


4 95

Anuncios

5 comentarios en “Reseñas X (Libros): “Memoria de mis Putas Tristes”

  1. Este libro está en mi top 5 de García Marquez, quizá justo por lo que mencionas: tiene un toque personal que no se ve ni en la mayoría de sus obras, además de ser simple, con muy pocos personajes, en la ciudad en la que creció.
    Buena reseña. Gracias por compartir. Abrazos desde el Caribe.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s