Reseñas X (Libros) ^ “Crepúsculo” de Stephanie Meyer

Sería muy, pero muy sencillo para mi empezar esta reseña con la onomatopeya de una larga y sonora carcajada, seguida de una larga diatriba que explicara en detalle por qué “Crepúsculo” (Twilight) es el libro más superficial y tonto del mundo, aduciendo por supuesto, su insinuación falaz sobre la dependencia afectiva de las mujeres hacia los hombres (o hacia los vampiros, dado el caso), la trivialidad intrínseca de su premisa, o su escalofriante sucesión de diálogos relamidos; pero a decir verdad resulta mucho más constructivo intentar entender cómo un libro de estas características aparentemente tan elementales y deficientes, pudo poner a leer a una generación completamente enfrascada en las distracciones de los servicios de la televisión, la mensajería instantánea y las redes sociales.

focin

A lo largo de veinticinco capítulos (incluyendo el epílogo), “Crepúsculo” narra la historia de Isabella “Bella” Swan, una chica que a sus diecisiete años, se enfrenta a la situación más deprimente por la que puede pasar un adolescente estadounidense, y el hecho fundamental de decenas y decenas de películas y series de televisión: cambiar de lugar de residencia.

Con el fin de permitir a su madre apoyar los sueños deportivos de su nuevo esposo, Bella, que muestra una preocupante tendencia narcisista-depresiva, decide mudarse con su padre biológico a la remota población de Forks, en lo más profundo de los bosques del noroccidente de Estados Unidos, en esa región encantada llamada Cascadia.

La profunda disimilitud entre su soleada, luminosa y metropolitana Phoenix, con el nublado, oscuro y campechano pueblo de Forks, conduce a Bella a un estado de inapetencia emocional que encendería las alarmas de cualquier psicólogo, claro, hasta el momento en que aparece el extraño e irresistible Edward Cullen y ambos empiezan a sumergirse en una serie de misterios, malos entendidos, conflictos y sobre todo en una dependencia mutua que haría sonrojar hasta a las heroínas de Jane Austen.

Sin embargo, a pesar de todo lo absurdo y empalagoso que puede sonar el argumento, puedo deducir que una de las claves del éxito del libro, está en la forma en que logra poner al lector de parte de un personaje, que bajo cualquier otra óptica podría ser extremadamente fácil de odiar; esto se entiende mejor en el hecho de que el libro está escrito desde la perspectiva de Bella y permite vislumbrar mucho mejor las razones de su errático comportamiento.

Otro punto a favor de “Crepúsculo” es que no es solamente la historia de amor entre Bella y un vampiro con pinta de modelo de ropa interior, es también un experimento de exploración de un mundo, que si bien no es tan estructuralmente complejo y trabajado como los de, por ejemplo, Harry Potter, la Tierra Media, o de La Canción de Hielo y Fuego, resulta atrayente e interesante mucho más en la forma en que Meyer deja preguntas sin contestar para generar la curiosidad en el lector.

Pero el punto más importante de esta obra, por el que miles de personas lo han comprado y recomendado y por lo que Summit Entertainment decidió llevarlo a la pantalla grande, es que es un melodrama bien trabajado dentro de los estándares de su género. Es un libro que no se interesa en tener un argumento coherente, unos diálogos estupendos, o un mensaje claro; sino en presentar una historia donde los sentimientos y las emociones, exagerados a una alta potencia, juegan un papel central; una obra con una pretensión diferente, pero no por eso merecedora del último nivel en el sistema de castas de la literatura universal. No por nada, la saga Twilight, en conjunto con Harry Pottter, volvió a poner en el mapa un género que se creía muerto hace rato y que ahora,por el contrario, ha generado una sobrepoblación de obras en el mismo estilo.

Habiendo dicho todo lo anterior, no sobra advertir que “Crepúsculo” como cualquier otro melodrama, tiene entre sus puntos negativos, el de generar una expectativa ridícula sobre las relaciones afectivas, por lo que debe leerse con una respetable distancia, y sobre todo, con los pies bien puestos sobre la tierra.

Libro 14/18 para 2015


Ficha

Nombre: Crepúsculo, un amor peligroso (Twilight)

Autora: Stephanie Meyer

Editorial: Alfaguara

ISBN: 978-958-704-507-9

505 Páginas


 225

Anuncios

11 comentarios en “Reseñas X (Libros) ^ “Crepúsculo” de Stephanie Meyer

  1. Lo que más me preocupa de esta clase de libros es un público mayoritariamente adolescente que se lleva una falsa impresión de lo que es una relación y de los roles que adopta cada uno de los miembros de una pareja. Me pasa lo mismo con cincuenta sombras.. y eso que es para un público más adulto. Dónde quedan las mujeres fuertes, valientes e independientes, lo mismo que los hombres que tendrían que ser los modelos a seguir? Y las relaciones donde el respeto y la confianza tendrían que ser las bases?

    Le gusta a 2 personas

  2. Pues a pesar de la estupidez de las relaciones de pareja Edward-Bella, el libro, digo los 4, son muy adictivos. Otros personajes son mejores como los lobos, Carlyle, Rene-Esmee, los Volturi, Rosalind. Es un mundo alterno muy bien pensado y puso a leer a toda una generación. Bella es una deprimida codependiente y Edward un stalker.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s