Reseñas X ^ La Cumbre Escarlata.

Para nadie es un secreto que para alcanzar su actual posición dentro del Olimpo de directores de Hollywood, junto a Steven Spielberg, Robert Zemeckis, Ang Lee, James Cameron y Martin Scorcese, el director mexicano Guillermo del Toro tuvo que sacrificar gran parte de su estilo distintivo para encajar con las demandas de los estudios cinematográficos y la mejor manera de comprobarlo es comparar sus últimas películas como Pacific Rim y Hellboy II, con sus clásicos como Mimic y El espinazo del diablo.

Por fortuna, y luego de casi una década del estreno de la aclamada El laberinto del fauno, del Toro se reivindica con una película que no sólo tiene su sello clásico en cada una de sus escenas, sino también los cincuenta y cinco millones de dólares que le dio Universal Pictures para producirla. ¿Nombre de la cinta? La cumbre escarlata.

Situada en a mediados del siglo XIX, en pleno apogeo de la revolución industrial, La cumbre escarlata (Título original: Crimson Peak) narra la historia de la joven y hermosa Edith Cushing (Mia Wasikowska) una aspirante a escritora, hija de uno de los industriales más ricos de Buffalo, en Nueva York. Los sueños de Edith y su concepción de que es el esfuerzo personal y no los privilegios hereditarios los que le dan valor a una persona, la llevan a estar en constante fricción con la élite de su ciudad, que con frecuencia la tacha de rebelde.

Sin embargo, la llegada del Baronet Thomas Sharpe (Tom Hiddleston) y su hermana Lucille (Jessica Chastain) a Buffalo en busca de inversión para sus emprendimientos, empiezan a generar confusión en Edith al sentirse profundamente atraída hacia el aristócrata europeo. Prefiriendo a Sharpe sobre su pretendiente de toda la vida, el doctor Alan McMichael (Charlie Hunman), Edith decide dejar todos sus sueños atrás y seguir a Sir Thomas hasta Allerdale Hall, la magnifica y peculiar mansión de los Sharpe en Inglaterra.

A partir de allí, Edith empezará a descubrir cada uno de los secretos que encierran Thomas y Lucille en la mansión, mientras intenta lidiar con los fantasmas que la acosan desde niña y que intentan prevenirla de “la cumbre escarlata”.

Jessica Chastain y Mia Wasikowska, en sus mejores interpretaciones.
Jessica Chastain y Mia Wasikowska, arrasadoras.

Aunque es promocionada como una película de terror, La cumbre escarlata es en realidad una historia de amor, un amor en medio de fantasmas, muertes, y secretos, pero amor al fin y al cabo (¿quién dijo que el amor tiene que ser perfecto?), y que narrativamente contiene muchos elementos de los clásicos románticos, como el lenguaje refinado, el pretendiente fallido y el último acto de demostración de afecto.

Por supuesto, y como toda película de Guillermo del Toro, la fotografía, los colores y los escenarios está cuidados al milímetro, en una experiencia visual impresionante. Con un profundo simbolismo no sólo en los colores de ambientación, sino hasta en el del vestuario de los personajes, no hay sino que establecer la contradicción cromática entre los personajes de Wasikowska y Chastain, y luego entre los de Hiddleston y Hunman, todos en las mejores interpretaciones que recuerde, en especial Chastain que arrasa en los 119 minutos de esta película.

Digno de admirar, también es el manejo de sonidos, que da gusto tanto a la audiencia popular, que va para brincar de la silla con la aparición de un fantasma, como para aquellos que disfrutan del silencio en momentos trascendentales de la historia, de los cuales hay muchos reminiscentes de otras películas de del Toro, y que para los que no vieron el Laberinto del Fauno, seguramente darán mucho de que hablar.

Los diálogos son precisos y coherentes no sólo con la época, sino con el desarrollo mismo de los personajes. Y es en el desarrollo del personaje, bajo la premisa de “¿hasta qué punto nos puede llevar el amor?”, la que consolida todos los elementos de la cinta. Cada una de las acciones de los personajes principales esta motivada por el amor, el amor limpio y puro de unos, y el amor pasional y retorcido de otros, y es la contradicción de estos motivos la que desemboca en un climax final que deja a más de uno con la boca abierta.

Una película para todos aquellos que amaron la fase clásica de Guillermo del Toro, y que se preguntaron que carajos era lo que estaba pensando cuando decidió dirigir Pacific Rim, bueno creo que ya nos dieron la respuesta: conseguir la platica para llevar esta historia a la pantalla grande.

474

Anuncios

3 comentarios en “Reseñas X ^ La Cumbre Escarlata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s