Reseñas X ^ “Sin Escape” … O “Tras lineas enemigas: versión familia”.

Año 2001. El mundo queda literalmente paralizado luego de que dos aviones chocan contra las icónicas Torres Gemelas del World Trade Center en Nueva York, dando inicio a la polémica Guerra contra el terrorismo y la implementación de la llamada Ley Patriota en Estados Unidos. Colombia se encuentra en una de las peores encrucijadas de su historia; Andrés Pastrana se encuentra negociando con la guerrilla de las FARC, a la cual se le ha abierto una “zona de distensión” o zona desmilitarizada que ha servido como base de operaciones para los secuestros más sonados en la historia del país: Luis Eladio Pérez, Alan Jara, Orlando Beltrán, Consuelo González, Jaime Lozada y Gloria Polanco; sin mencionar los asesinatos de Consuelo Araujo, Andrés Paez, Octavio Sarmiento y Luis Alfredo Colmenares. Por su parte Owen Wilson protagoniza la taquillera cinta Tras las líneas enemigas, donde encarna a Chris Burnnet, teniente de la Armada Estadounidense, atrapado en territorio hostil y donde debe pasar toda clase de penurias para alcanzar el punto de extracción.

¿Quién diría que catorce años después la Ley Patriota seguiría vigente, las FARC seguirían haciendo de las suyas con el cuento de la paz negociada y Owen Wilson seguiría haciendo películas donde debe escapar de un país que es un completo mierdero? Pues así es 2015, igual que 2001, sólo que todo el mundo tiene miedo, y la deuda externa ha crecido bastante.

no escape

Sin Escape (Título original: No Escape) narra la historia de Jack Dwyer (Wilson), un ingeniero especializado en redes de agua, que luego del cierre de su empresa en Texas, decide emigrar junto a su esposa Annie (Lake Bell) y sus hijas Lucy (Sterling Jerins) y Beeze (Claire Geare), a un país del sudeste asiático, luego de recibir una tentadora oferta laboral por parte de Cardiff, una poderosa multinacional especializada en recursos hídricos.

Lo que los Dwyer desconocen es que las políticas de apropiación y acaparamiento del precioso líquido de Cardiff han degenerado en una profunda crisis social que alcanza su clímax con el asesinato del primer ministro por parte de líderes rebeldes. A partir de entonces Jack y su familia se encontrarán en medio de una guerra total entre las fuerzas del gobierno y los rebeldes, huyendo a toda costa de estos últimos, que han establecido como su objetivo principal el de asesinar sin fórmula de juicio a cualquier ciudadano estadounidense, mucho más si está relacionado con la polémica compañía.

La única posibilidad de escape para los Dwyer correrá por cuenta del excéntrico Hammond (Pierce Brosnan), un agente británico en pleno uso de su retiro, que pondrá toda su experiencia y habilidades, muy a la Bryan Mills, para poner a salvo a la quebrantada familia.

La diferencia más significativa entre esta película y otras del estilo “gringo atrapado en el caos del tercer mundo”, es que esta, desde el inicio, se preocupa por explicar las causas del mencionado caos, a saber, los intereses de multinacionales extranjeras en los recursos naturales de estos países, pero a la vez deja muy claro que ningún tipo de violencia, y mucho menos la vinculada asesinatos a sangre fría está justificada.

Así mismo, el director John Erick Dowdle logra crear una atmósfera de suspenso y tensión correctamente distribuida, dando a la audiencia el tiempo suficiente para respirar en medio de las complicadas secuencias. Nada mal para un director conocido por dirigir películas de terror como Devil o Quarantine.

tras lineas enemigas
Reconocido por sus papeles en comedias, Owen Wilson demuestra que tiene madera para roles dramáticos, como en la película de 2001 Tras las lineas enemigas, que curiosamente tiene una gran similitud con esta.

En cuanto a las actuaciones, por lo menos las correspondientes a la familia Dwyer, estas son bastante decentes. Owen Wilson demuestra que es un actor que va mucho más allá de sus participaciones en comedias y que tiene un lado dramático que necesita explorar más. Lake Bell, también logra transmitir la desesperación de una madre y mujer al estar en medio de semejante conflicto. Pero son las niñas las que merecen una mención especial aquí. Y es que desde los tiempos de Eden Lake, no había sentido tanta animosidad en contra de algún personaje infantil, precisamente por el retrato tan exacto que hace la película de los niños de hoy en día: voluntariosos, tercos, desobedientes y egoístas. Y las pequeñas actrices plasman esas características de manera impecable…quizás porque les salía muy natural.

También de resaltar en esta cinta es el manejo de algunas de sus escenas, sobre todo una en la que Jack debe tomar la decisión de arriesgar la vida de su esposa y sus hijas, precisamente para poder salvarlas. Los diálogos, si bien son bastante descriptivos, suelen cruzar la linea del ridículo demasiadas veces para mi gusto.

Ahora, ya casi para finalizar, llega el punto de preguntar ¿cuál es la premisa de la película? Yo diría que aunque quizás la más políticamente correcta sea “Los hijos merecen cualquier sacrificio”, la que más salta a la vista es “Evita viajar a un país del tercer mundo, sobre todo si es un país en el que las empresas de tu país se han lucrado del sufrimiento y los recursos de sus habitantes”. Una premisa con la que a pesar de no estar 100% de acuerdo, al menos sirve como sólida linea estructural a lo largo de todo el largometraje.

En conclusión, Sin Escape es una sólida película con una polémica premisa y que salvo por Pierce Brosnan, tiene unas actuaciones bastante decentes y que por el simple hecho de incluir a Owen Wilson, en una trama “Versión Familia” de su ya clásica Tras las lineas enemigas, tiene ya buena parte de su público asegurado.

Nos encontramos dentro de otros catorce años, en 2029, a ver si todavía seguimos en las mismas.

P.D. Aunque el nombre del país en que se encuentran los Dwyer nunca se menciona, podemos saber cuál es haciendo el pequeño ejercicio de analizar los países que limitan con Vietnam, que sí es mencionado en la película. Son tres a saber: China, Laos y Camboya. Se descarta China, porque es evidentemente un país pequeño, no es Camboya porque este último es una monarquía, por lo que únicamente queda Laos, que es un país históricamente asociado con revueltas como la que vimos en esta película, aunque desconozco si tengan la costumbre de decapitar y matar a golpes a los extranjeros.

413

Anuncios

Un comentario en “Reseñas X ^ “Sin Escape” … O “Tras lineas enemigas: versión familia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s