Guerra de Papás 2 ^ Análisis y Explicación

Cualquiera diría que una comedia familiar navideña como Guerra de Papás 2 (Título Original: Daddy’s Home 2) tendría muy poco que explicar. Sin embargo, en vista que más de uno salió bastante confundido de la sala de cine, al tratar de entender las relaciones entre los personajes, creo que también resulta necesario explicar muy bien qué es lo que sucede exactamente en esta película. Así que sin más preámbulos, ni introducciones empecemos de una vez con el Análisis y Explicación de Guerra de Papás 2

guerra de papás 2

1 ^ ¿Quién es el papá de quién en Guerra de Papás 2?

Bueno, empecemos por entender que hay 3 Continúa leyendo Guerra de Papás 2 ^ Análisis y Explicación

Anuncios

Reseñas X ^ “Sin Escape” … O “Tras lineas enemigas: versión familia”.

Año 2001. El mundo queda literalmente paralizado luego de que dos aviones chocan contra las icónicas Torres Gemelas del World Trade Center en Nueva York, dando inicio a la polémica Guerra contra el terrorismo y la implementación de la llamada Ley Patriota en Estados Unidos. Colombia se encuentra en una de las peores encrucijadas de su historia; Andrés Pastrana se encuentra negociando con la guerrilla de las FARC, a la cual se le ha abierto una “zona de distensión” o zona desmilitarizada que ha servido como base de operaciones para los secuestros más sonados en la historia del país: Luis Eladio Pérez, Alan Jara, Orlando Beltrán, Consuelo González, Jaime Lozada y Gloria Polanco; sin mencionar los asesinatos de Consuelo Araujo, Andrés Paez, Octavio Sarmiento y Luis Alfredo Colmenares. Por su parte Owen Wilson protagoniza la taquillera cinta Tras las líneas enemigas, donde encarna a Chris Burnnet, teniente de la Armada Estadounidense, atrapado en territorio hostil y donde debe pasar toda clase de penurias para alcanzar el punto de extracción.

¿Quién diría que catorce años después la Ley Patriota seguiría vigente, las FARC seguirían haciendo de las suyas con el cuento de la paz negociada y Owen Wilson seguiría haciendo películas donde debe escapar de un país que es un completo mierdero? Pues así es 2015, igual que 2001, sólo que todo el mundo tiene miedo, y la deuda externa ha crecido bastante.

no escape

Sin Escape (Título original: No Escape) narra la historia de Continúa leyendo Reseñas X ^ “Sin Escape” … O “Tras lineas enemigas: versión familia”.

Reseñas X: Extant (Temporada Uno)

extant poster
Afiche promocional de “Extant” (CBS)

Luego de 13 contradictorios y un tanto ambivalentes episodios, Extent termina su primera temporada con más promesas que aciertos.

Contando con el respaldo de la visión del equipo de producción de Steven Spielberg, con la ganadora del Oscar Halle Berry, y con una historia de ciencia ficción misteriosa y excitante, Extant se estrenó este verano como la serie de televisión más prometedora, quizás de todo el año.

Pero a medida que pasaban los episodios, era demasiado evidente que una cosa era lo que prometía y otra cosa lo que era.

Extant está más cerca de un drama con tintes de acción, que de opera espacial con tintes de misterio. Salvo las esporádicas escenas que tienen lugar en el espacio, en el primer y último episodio, más que todo, la serie es un drama familiar que tal y como lo narra Halle Berry en la entrada de cada episodio “es una historia sobre la tierra, la familia y la supervivencia”.

Las producciones de Spielberg suelen tener un fuerte componente familiar dentro de una situación extraordinaria, pero en Extant el asunto está desbalanceado a favor del aspecto familiar y compensa la parte de “extrordinario” con secuencias de acción y avances un poco apresurado en la historia.

Si bien cada episodio de la serie proponía una salida en el argumento, la historia demoraba más en cambiar en salir con un giro increíble, que en volver a la situación inicial antes de dicho giro. Esto parece consecuencia del número tan alto de episodios. Extant podía haber sido perfectamente una serie de ocho excelentes episodios, en lugar de trece mediocres como los que vimos, pero al parecer en CBS se preocuparon más por la cantidad que por la calidad. Pero a pesar de cualquier falla, Extant posee algo que la convierte en una serie que en definitiva toca ver: sus actuaciones.

Halle Berry que carga sobre sus hombros con algo así como el 90% de la historia demuestra su calidad como actriz, convirtiendo a Mollly Woods en un personaje real y tangible, del cual se genera credibilidad para el resto de personajes y para la historia como tal. Pierce Gagnon, a quien ya habíamos visto en Looper, funciona como complemento secundario a la actuación de Berry. Es a partir de estas dos actuaciones que la historia tiene un grado de funcionabilidad aceptable, a pesar de todo.

Aunque la serie culmina con un final abierto, listo para una segunda temporada, parece bastante improbable que CBS decida hacer una segunda inversión tan grande en una serie con tan pocos resultados a nivel de crítica, ratings e impresión del público. Quizás “Extant” es el tipo de series que sirven como punto de análisis para muchísimos tópicos controversiales, que como seres humanos enfrentados entre la supervivencia y la extinción, apropiados para una clase de filosofía o algo así… pero no es el tipo de televisión que mantiene a sus espectadores semana tras semana pegados a la pantalla, o al Internet, sea cual sea su caso.

La Despenalización del Aborto ¿Un Mal Necesario?

La actitud de la sociedad frente a los embarazos no deseados, es el punto decisivo entre la vida y la muerte.

La polémica armada en el país por cuenta de la recolección de firmas para tumbar la actual jurisprudencia que permite que una mujer aborte en tres casos específicos, me recuerda mucho a un episodio de “Los Simpsons” cuando dos extraterrestres se hacen pasar por candidatos presidenciales y en la campaña uno de ellos dice ante la multitud “Aborto para nadie” seguido de una rechifla y luego viendo la contrariedad cambia el argumento “Aborto para todos” y la rechifla persiste.

Sin duda el aborto es un tema espinoso. Pero lo cierto es que su despenalización podría ser un mal necesario.

La implicaciones éticas, morales y religiosos del aborto son innegables, pero por otro lado la suerte del feto está unida a la de su madre, si la reproducción humana implicara que el feto se terminara de formar en unas bolsas de cultivo estilo Matrix, otro gallo cantaría pero lo cierto es que no hay relación más estrecha que la de una mujer embarazada con el feto que lleva dentro.

Es tan estrecha esta relación que la vida del feto depende directamente de la madre y en algunos casos la vida de la madre depende del feto, casos en los que el embarazo es una amenaza para la vida de la madre, es esta la situación que más me convence que el aborto debe ser de opción libre, una mujer es una ciudadana en posesión de todos sus derechos, y su derecho a la vida pasaría a estar sujeto de una ley anacrónica que prohíbe los abortos en cualquier tipo de caso. En estos casos estamos hablando de supervivencia, no debería haber discusiones, ahora si la madre por decisión propia decide sacrificarse, al menos tendría la opción y no sería impuesta por una ley creada por unos viejos decrépitos de muy dudosa reputación, que es lo que abunda en el congreso y en las cortes.

Cualquier otra caso pasando por violaciones, malformaciones, imposibilidad de manutención, y todo eso, debe estar sujeto más que a leyes impartidas por un cuestionable congreso, por la reflexión ética, moral, religiosa y hasta filosófica de la mujer en embarazo.

Personalmente encuentro repugnante que se practiquen abortos de embarazos saludables, por razones como el “que dirán” o por una falla en el método anticonceptivo. La mujer que ha decidido entablar relaciones sexuales debe conocer las consecuencias de sus actos y hacer picadillo a una criatura no nacida solamente por patrocinarse sus placeres sexuales no está dentro de las causas que yo apoyaría.

Un peligro que encierra la aprobación del aborto por elección es que terminemos considerando a los bebes nacidos como algo desechable.

Pero, a pesar de las opiniones particulares, una mujer por sí misma debe tener el derecho de evaluar sus opciones, si desea interrumpir su embarazo, por cruel que parezca el método con el que lo haga, si quiere hacer un largo viaje y dar el niño en adopción a una pareja necesitada, o sencillamente asumir la responsabilidad que adquirió al ser sexualmente activa, esa debe ser una decisión que ella debe tomar de acuerdo a su formación como persona y a sus propias posibilidades.

Después de todo, como dicen los mexicanos cada quien puede hacer de su vida un papalote, mientras no toque los papalotes de los demás, y más o menos eso mismo dice la ley, pero hay que tener en cuenta que una apertura total de los abortos sin una apropiada educación de la población y promoción de la vida, podría desencadenar en la concepción de que los niños no nacidos son tan desechables como los envases plásticos en los que toman refrescos, cosa que sería monstruosa.

El aborto no es un tema sólo de las mujeres sexualmente activas y del gobierno, debe ser un tema en el que todos debemos expresar nuestra opinión ¿Por qué? Sencillamente porque es de nuestra actitud como sociedad frente a los embarazos no deseados de donde debe salir las decisiones que se tomen en las altas esferas. Es hora de reflexionar si es mejor que las mujeres embarazadas sin desearlo, terminen con su embarazo y prevenga la venida al mundo de un niño que probablemente venga con todas las de perder, o si es mejor promover la vida, expresando solidaridad, en lugar de crítica destructiva hacía aquellas mujeres que quieran dar a luz a sus hijos y darlos en adopción. Lamentablemente en este país, los mismos que promueven que el aborto sea ilegal son los primeros que critican y hablan de una mujer soltera en embarazo a la que el corazón no le ha dado para hacer pasar al feto por una trituradora y prefiere darlo en adopción, mientras que la que aborta en secreto es tratada mejor, porque le ahorró la vergüenza a la familia.

De nuestro cambio como sociedad y no de las leyes es que depende que la práctica del aborto innecesario termine de una vez por toda, y de esa manera darle a la vida un poco más del respeto que merece.