Crítica X ^ Resident Evil: El Capítulo Final. (¡Por fin!)

15 años, 6 películas y 1.000’000.000 de dólares en taquilla después, llega a su final la que es la saga cinematográfica, basada en videojuegos, más exitosa de todos los tiempos: Resident Evil… y para esta última entrega los resultados fueron mucho mejores de lo que cualquiera podría haber esperado.

resident-evil

Resident Evil: El Capítulo Final (Título original: Resident Evil: The Final Chapter) continua con la historia de Alice (Milla Jovovich) la inesperada heroína de un mundo apocalíptico dominado por los zombies, criaturas infectadas por el nefasto Virus T creado por Umbrella, una misteriosa y perversa compañía farmacéutica.

En esta ocasión, la Reina Roja (Ever Gabo Anderson) la inteligencia artificial que comanda los restos de Umbrella, le revela a Alice que los últimos reductos humanos han sido identificados y la compañía tiene planeado destruirlos para llevar a cabo un apocalipsis completo. Alice tiene 48 horas para llegar a “La Colmena”, el laboratorio subterráneo dónde se liberó originalmente el Virus T y encontrar el antivirus que pondrá fin a la epidemia de los zombies.

Cabe decir que aunque la historia no podría ser más forzada (¿una cura milagrosa de último minuto? ¿es en serio?) no deja de tener cierta coherencia. El director Paul W.S. Anderson logra, a través de la trama, las secuencias de acción y la construcción apropiada de los personajes, que al espectador en realidad le importe lo que va a suceder con Alice, con sus compañeros de misión (Ali Larter, William Levy, Eoin Macken) y con el Antivirus T.

Por momentos, incluso, se puede sentir cierta atmósfera de realidad cruda, semejante a la de The Walking Dead, lo cual le añade más personalidad al largometraje. Si bien los diálogos no es que sean ninguna belleza, la película entrega de manera impoluta (No confundir con las “impolutas” de Gina Parody y Cecilia Álvarez) lo que promete: zombies, peleas cuerpo a cuerpo, explosiones… pero a diferencia de, por ejemplo, xXx todos los zombies, peleas y explosiones tiene el propósito de contribuir a la trama, desarrollando uno de los personajes, siendo los más beneficiados, por supuesto, Alice y el Dr Isaacs (Iain Glen), este último en una actuación sorprendente para los que nos acostumbramos a verlo como el abnegado Jorah Mormont en Game of Thrones.

Y lo más importante de esta OJALÁ última entrega de Resident Evil es que entrega un mensaje poderoso que enlaza muy bien los 106 minutos de la película: el esfuerzo y el sacrificio tienen su recompensa.

P.D. Y si se preguntaba si Ever Gabo Anderson, la niña que encarna a la Reina Roja es la hija de Milla Jovovich, la respuesta es SÍ, es la hija de Jovovich y de Paul W.S. Anderson, el director de la película. Al menos la familia trabaja unida ¿o no?

3,16 / 5,00

★★★★★

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s