Reseñas X (TV) ^ Santa Clarita Diet

* Temporada 1

¿En serio?¿Drew Berrymore haciendo comedia? ¿Otra vez? Sí, fue eso exactamente lo que pensé en el preciso instante en que apareció el anuncio de Santa Clarita Diet en Netflix y créanme que hice hasta lo imposible por evitar hasta la tentación de verla. Después de todo ¿cuál fue la última vez que una comedia le funcionó a Drew Berrymore? Ah, sí, en la película donde la memoria le duraba un día, 50 First Dates, con Adam Sandler por allá en 2005… después de eso… mnnnnh mnnnnh. Nada de nada.

Sin embargo, en mi caso pudo más el hastío sobre el drama y la ciencia ficción que pululan en Netflix y decidí intentar el primer episodio. ¿El resultado? Me encantó.

santa clarita 2

 

Santa Clarita Diet cuenta la historia de los Hammond, Sheila (Berrymore) y su esposo Joel (Timothy Oliphant), una típica Continúa leyendo Reseñas X (TV) ^ Santa Clarita Diet

Anuncios

Crítica X ^ Resident Evil: El Capítulo Final. (¡Por fin!)

15 años, 6 películas y 1.000’000.000 de dólares en taquilla después, llega a su final la que es la saga cinematográfica, basada en videojuegos, más exitosa de todos los tiempos: Resident Evil… y para esta última entrega los resultados fueron mucho mejores de lo que cualquiera podría haber esperado.

resident-evil

Resident Evil: El Capítulo Final (Título original: Resident Evil: The Final Chapter) continua con la historia de Continúa leyendo Crítica X ^ Resident Evil: El Capítulo Final. (¡Por fin!)

Reseñas X ^ Maze Runner: Prueba de Fuego.

Terminó oficialmente la semana del amor y la amistad, y como toda celebración que transcurre en nuestro amado y maltratado país, el remate de la fiesta estuvo cargado, no sólo de entregas de regalos rebajados a última hora y de promociones en los moteles y residencias, sino también de peleas de borrachos, con muertos y heridos por todas partes… como si no fuera una fiesta para celebrar con los amigos y la pareja, sino el preludio de un apocalipsis zombie.

Zombies como los que vimos en la segunda entrega de la serie de Maze Runner, titulada en español Prueba de Fuego (The Scorch Trials), cuya entrada, si usted fue inteligente, debió servirle 1) como regalo de última hora para no quedar como un cuero con el amor o la amistad  y  2) para escapar de la tentación de irse a hartar de alcohol y terminar sumando en las estadísticas de muertos y heridos de El PaísEl Colombiano o El Heraldo… y podríamos agregarle un 3) porque ¿qué mejor obertura para una noche de promoción 2×1 en un motel, el día del amor y la amistad, que ir a ver una película young-adult? ¡Es decir tres pájaros de un solo tiro! Pero bueno, mejor hablemos de la película.

Scorch-Trials

Prueba de Fuego, es Continúa leyendo Reseñas X ^ Maze Runner: Prueba de Fuego.

Brad Pitt, Zombies y Guerra Mundial “Z”

Que miedo… Zombies (Nótese el sarcasmo)

Llegó el Verano en el hemisferio norte y con él los super blockbusters de la temporada entre los cuales no podía faltar la película donde los muertos regresan a la vida, ya sea en la forma hiper-sensual de los vampiros, o en la un poco más asquerosa de los zombies.

“World War Z” o como se comercializó en los mercados de habla hispana, “Guerra Mundial Z” es una película casi que completamente sustentada en el tema de moda de los muertos vivientes y por supuesto en el nombre de su protagonista: Brad Pitt, tanto así que para ver el nombre de los otros actores y hasta el del director hay que ver el afiche con lupa. Pero así son las cosas del marketing en estos días y no por qué hacer una diatriba sobre el asunto, como la que hicieron los que pusieron el grito en el cielo con la elección de Pedro Pascal como Oberyn Martell en Game of Thrones, pero eso ya es harina de otro costal.

A diferencia de lo que esperaban todos aquellos cuya vida consiste en matar zombies en una consola de juegos, Guerra Mundial Z tiene más en común con películas como Contagion que con la saga de Resident Evil, cosa que se les agradece enormemente a los productores. Es una aproximación médica (con mucha acción) al mito de los zombies e increíblemente funciona muy bien.

Los primeros minutos de la cinta, incluyendo los créditos de entrada, son bastante deficientes, por no decir malos. Si usted ha visto una película o serie de Zombies apoderándose del mundo, ya sabe como empiezan todas: una familia en los suburbios de alguna gran ciudad, emprenden la huida cuando los muertos vivientes se empiezan a multiplicar. Aquí conocemos a la familia Lane, donde el padre Gerry (Brad Pitt) es un ex-agente de la ONU que ha decidido convertirse en el amo de casa, luego de años en los lugares más peligrosos del mundo. La caracterización de Pitt es creíble, su aspecto un tanto descuidado coincide con las actividades regulares del personaje y eso habla muy bien de la preparación del actor para la película.

Brad Pitt hace una caracterización creíble de su personaje Gerry Lane y demuestra que no está en la cima de Hollywood por la forma en que luce.

La película, si bien comienza, bastante sosa y melodramática, a medida que avanza se convierte en un drama de suspenso. Gerry es comisionado por sus antiguos jefes para escoltar a un científico y hallar el origen del misterioso virus que ha convertido a la gran mayoría de la población en zombies. Aunque con varias y originales escenas de acción esparcidas por la cinta, es en esta parte del suspenso donde logra atrapar al espectador, con una historia coherente y bien contada (a diferencia del libro en la que se basa) que vale la pena ver por cuenta de actuaciones decentes y una buena dirección, aunque sin ser nada del otro mundo en verdad.

Calificación: 3.95/5.00

Resident Evil V: ¿Retribución o Desproporción?

Imagen del NY Times. La secuencia inicial de la película es sensacional. Aunque el resto de la película…. bueno, ni tanto.

Las películas como la quinta entrega de la serie de Resident Evil, llamada Retribution o Retribución, es de esas películas en las que uno entra, al mejor estilo de la WWF, a ver un espectáculo lleno de golpes, sangre y violencia. Y nada más.  Aunque creo que en la WWF hay más desarrollo de personajes y más drama que en esta cinta.

Luego de una cinta bastante rescatable como la anterior (Resident Evil: Afterlife) donde los personajes (Claire y Chris Redfield; Bennet), a pesar de ser siempre carne de cañón, tenían personalidad, objetivos y dimensiones; Resident Evil V es una gran decepción.

No, no estoy diciendo que la película sea aburrida, de hecho la cinta es contundente en sus secuencias de acción perfectamente logradas, sus coreografías de lucha y logra reducir al mínimo el número de veces que el espectador espabila, ya que no pasa más de medio minuto sin que suceda algo violentamente espectacular. Pero si usted espera algo más de lo ya dicho, se equivocó de película.

Resident Evil V está dentro de esa tendencia superficial y excitante que ha surgido desde la masificación del cine 3D. Y teniendo en cuenta que es a ese tipo de películas donde va la mayor parte del dinero de los grandes estudios cinematográficos, estamos en problemas. Por todos estos tiempos, el plato fuerte de la cartelera será siempre una película de este estilo.

La película inicia justo donde terminó la anterior (la destrucción del barco Arcadia, refugio de los sobrevivientes al virus-T y de la corporación Umbrella); en una magnifica secuencia en reversa, vemos como se resuelve el nudo que dejaron pendiente y le dan una solución rápida e inteligente al problema más viejo de la ficción: los cliffhangers.

Hasta ahí la película iba muy bien, hasta se les perdonaba la desproporcionada utilización de pantallas verdes y efectos a computador. Luego viene una secuencia, en la que vemos a una Alice en una especie de vida suburbana, con un esposo (Carlos Olivera interpretado por Oded Fehr) y una hija (Becky, interpretada por Aryana Engineer, la misma niña boba de “La Huérfana”), las posibilidades de esta secuencia eran infinitas, aún sabiendo que no podía ser algo real. Pero no habían pasado dos minutos y ya Paul Anderson le habían metido zombies con bocas con tentáculos a la situación. Hasta allí llegó lo interesante de la película.

Los personajes antiguos incluidos en la cinta, ni fu ni fa, los nuevos dan un poco de frescura, pero no es suficiente.

El director y los productores, y hasta Milla Jovovich, deben creer que la gracia de Resident Evil es traer a la vida personajes muertos que creíamos muertos hace 4 películas. Error. Michelle Rodriguez, Oded Fehr y Colin Salmon no aportan nada, ni nuevo ni viejo, a la cinta. Sienna Guillory regresa también, pero ni fú, ni fá y no le da ni por los talones a Jovovich, ni como compañera, ni como enemiga, cosa que Ali Larter si se daba el lujo de hacer.

La historia es igualmente traída de los cabellos. Traen de nuevo a la computadora/niña villana de la película uno. Y cada vez sorprende más lo difícil de destruir que es la dichosa corporación Umbrella. No importa donde se metan, así sea en el circulo polar ártico, Umbrella debe tener algún edificio, alguna instalación, con alguna super novedad tecnológica que por alguna causa, motivo, razón o circunstancia, termina repleta de zombies. No se explica en que momento hicieron todo eso, si se supone que el mundo está en ruina y los recursos naturales están extintos.

La estructura de la película, similar a la de un video juego, al menos es interesante y es de las pocas cosas que no resta a la cinta. La inclusión de el cuento madre-hijo, ya lo habíamos visto en la última cinta de Inframundo (que a decir verdad, confundo mucho con Resident Evil) así que no se sabe si fue que se pusieron de acuerdo para hacer dichas películas más parecidas de lo que ya eran, o si sencillamente se fueron por el viejo truco de plagiar ideas.

Ahora, si usted quiere pasar un rato divertido y entretenido, pues completamente recomendada Resident Evil, eso sí, no espere ni buenas actuaciones, ni trama coherente, ni desarrollo de los personajes, ni efectos 3D deslumbrantes. Y a ver si al fin dentro de dos o tres años le dan fin a esta saga que ya parece que hace años saltó el tiburón.

Calificación 3.0/5.0