¿Qué pasó con Jean Grey al final de X-Men: Dark Phoenix?

Así como dice el refrán que todos los caminos conducen a Roma, en la franquicia de X-Men, lo que algunos llaman el Universo Marvel de Fox, todos los caminos conducen a Dark Phoenix como último destino. La compra de 20th Century Fox por parte de Disney indica que la casa del famoso Mickey Mouse va a hacer un fuerte reboot a la franquicia para eventualmente incluir a sus personajes en la joya de su corona, el Universo Cinematográfico de Marvel – el MCU, por lo que Dark Phoenix sería el capítulo final de la franquicia, y razón también por la que no incluye ninguna escena post-créditos.

Para empezar a analizar el final de el final de esta franquicia, con todas sus implicaciones, empezaremos con el personaje principal de la cinta, Jean Grey, interpretada por Sophie Turner, así que si usted quiere saber que fue lo que le pasó a la famosa y poderosa psíquica de los X-Men, lo invito a que siga leyendo.

Luego de ser poseída por la fuerza primordial, y enfrentarse a un grupo de mutantes que querían destruirla, Jean debe enfrentarse a Vak (Jessica Chastain) quien quiere obtener el poder para destruir la tierra y convertirla en su próximo planeta. Al Vak haber absorbido una parte del poder, tiene poderes igual de asombrosos que los de Jean, por lo que la única manera que encuentra para acabar con su amenaza es explotar junto con ella, en el espacio, para evitar destruir a los otros mutantes o a civiles en el proceso.

Luego de explotar, vemos que Charles dice que Jean, al fin, es libre, y justo en el cuadro final, vemos un ave de fuego, un fénix, recorrer los cielos.

¿Qué significa esta escena? En primer lugar que Jean Grey pudo sobreponerse al poder primordial que la consumió inicialmente, gracias a la nefasta influencia de Vak, es sin duda alguna, el ser más poderoso de la Tierra. En segundo lugar, que siempre puso poner el bienestar de los demás por encima del de ella, sabiendo que se destruiría en la explosión, solo para proteger a la humanidad y al planeta de la amenaza de Vak.

En tercer lugar, este final implica que al explotar, la consciencia de Jean se fundió con la fuerza primordial que la poseyó ¿cómo así? La fuerza primordial es energía pura, poder en su expresión más poderosa, pero no es un ser y por tanto no tiene consciencia. De hecho esa es la razón por la que Vak, en principio no podía controlarla y absorberla para sí misma y pensó utilizar a Jean como conductor para esa energía. Ahora, luego de que Jean forzara su poder máximo y explotara, la misma característica primordial de la energía, le permitió a su consciencia seguir con vida y fusionarse con ella.

Ahora, Jean se convirtió en la voz que comanda esa energía, convirtiéndola en su ser consciente, sólo que ya no, de ninguna manera, humano. La escena final donde vemos al fénix, la forma que adoptó la fusión de la energía primordial y Jean, surcando los cielos, solo implica que siempre estará allí cuando la necesiten. Quizás y tal como lo han hecho explícito los cómics, ese mismo poder pueda en algún momento devolverle su forma humana a Jean, pero eso, siendo este el final de la franquicia… es algo que nunca sabremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.