“I Wanna Go” y la Redención de Britney

GoIWanna
Cover del sencillo, se ve muy bien la sureña.

Luego de la avalancha de propaganda en forma de teasers de 10 segundos de “Hold It Against Me” y que puso con los pelos de punta a más de un fanático de Britney, con la consecuente decepción en un vídeo que se destacó por todo menos por su calidad y su creatividad, y que  si deslució a una pieza musical excelente como lo fue el primer sencillo del album homónimo, me alegra decir que con “I Wanna Go”, la sureña no sólo se redime de cualquier error cometido en la promoción de sus últimas canciones, sino que da un paso adelante.

La canción, que por supuesto tiene la toque mágico de Max Martin, es sin duda alguna una composición excelente. Dentro de la onda del electro-pop, la canción es completamente pegajosa, casi que es imposible escucharla una vez sin sentir la tentación de regresar la pista hasta el inicio. Aunque algunos han criticado la canción, tachándola de artificial, pues es la moda, es la onda, todas las canciones que están dentro de la nueva inspiración en la música electrónica están fuertemente editadas y sobre todo fuertemente retocadas, pero Britney sale airosa del aire artificial de la canción y comprueba que la manera como canta, su tonalidad, le da en la jeta a cualquiera que la critique por no llegar a las altas notas, que son más cosa de pajarracos y pacientes psiquiátricos que de seres humanos comunes y corrientes.

Ahora, el vídeo. Aunque “I Wanna Go” es una pista un poco más debil que “Hold it Against Me”, el vídeo marca una diferencia abismal. Es cierto que muchos de los elementos que vemos en el vídeo ya los hemos visto en películas, series de televisión y hasta en otros vídeos, pero la manera como se han mezclado y utilizado cada uno de estos elementos demuestra la creatividad y el buen trabajo del director y de ahí para bajo, todos los involucrados en la producción.

britney juete
Britney dándole juete a los paparazzi.

El videoclip inicia con Spears entrando a una rueda de prensa donde una sarta de periodistas imbéciles le hacen otra sarta de preguntas más imbéciles aún. Britney pierde la paciencia y decide largarse luego de mentarle la madre a los acosadores. Britney sale a la calle, y debo decir que a partir de aquí el vídeo se convierte en una sensación visual, la iluminación, el vestuario, las calles, hasta los anuncios subliminales y la propaganda a marcas como VolksWagen se reúnen de una manera literalmente brillante. Vemos como Britney sale, le agarra las nalgas a un transeúnte, besa a un bebe y hasta se engancha con un policía. Luego vemos como es víctima de nuevo, de las inclementes cámaras de los paparazzi, es entonces cuando viene la mejor escena del vídeo. Britney se sube en el techo de un auto y haciendo uso de un micrófono, empieza a golpear a los paparazzi, al mejor estilo de la gatubela, pero (oh oh) estos paparazzi no son humanos (creo que ya eso lo sabíamos ¿o no?) se levantan de nuevo al mejor estilo de Terminator, y es entonces cuando uno de sus guardaespaldas viene a rescatarla, sólo para revelar al final que él también es uno de ellos. Al final nos damos cuento que todo era una fantasía de Britney, pero al igual que en el famoso vídeo de “Thriller” de Michael Jackson, el mismo guardaespaldas saca a Britney del recinto donde debía dar la rueda de prensa, revelando su verdadera naturaleza con unos brillantes ojos rojos.

Si, mucho Terminator, mucho Thriller, pero combinado de manera magistral. Britney para luce tan bien, tan sexy, tan mamasita, tan delgada y juvenil. Definitivamente ha vuelto, y para quedarse, atrás deben quedar aquellas oscuras épocas de K-Fed y toda lo malo que con ese personaje vino.

Luego de ver el video, no se extrañe que más de un@ se guarde un micrófono en el bolso y empieza a golpear gente en la calle. Ese es el efecto Britney.

Sobre Rebecca Black y “Friday”

black1
Por más que se critique a Rebecca Black, he visto cosas mucho peores.

No me pude resistir a la tentación de escribir algo sobre el actual fenómeno musical (?) que ha significado Rebecca Black.  Así como no me pude resistir a la tentación de buscar en Internet información sobre ella luego de que alguien escribiera en mi TL de Twitter algo como “No quiero comentar nada más sobre esa persona apellido Negro en inglés”. Definitivamente alguien de quien tanta gente habla como si fueran verduleras, debe tener algo que mostrar.

Habiendo leído primero las críticas, me imagine que iba a ver una mezcla de canción de Korn con la película esa de John Travolta que nadie vio. Pero no. En realidad la canción tiene un ritmo pegajoso y el vídeo, pues del vídeo solo puedo decir que he visto peores como por ejemplo el de “Born This Way” y el de “Hold it Against Me”. Claro y es que ver a una linda niña de 13 años cantando con sus amigos sobre lo encantador que es que llegue un viernes supera en cualquier sentido a la fantasía fantasmagórica de sala prenatal de Lady Gaga, o a la propaganda estilo Alien: Resurrección de Britney Spears.

black
Una Cosa si es cierta, la frescura de Black es innegable.

Creo que en el fondo, la canción “Friday” adolece de muchas características que tiene la buena música, pero si nos ponemos a analizar lo que consideramos buena música en estos días, hay que decirlo que Rebecca queda muy bien parada. Se ha criticado hasta el extremo, que la voz de la niña se haya perfeccionado con un software, pero a la hora de alabar a Ke$ha ahí si nadie dice nada y hasta la compara con Britney Spears, quien de paso ahora quiere parecerse a ella. Sobre la letra de la canción, que en realidad parece escrita por un adolescente de nuestros días, he visto peores cosas escritas en diarios de renombre, y en el plano musical, pues hasta Shakira metió las cuatro cantando una sarta de cosas sin sentido en su primera canción en los Estados Unidos, con “Whenever, Wherever”. Pero he ahí la paradoja, mientras que otros artistas de todos los generos quieren lograr al menos la mitad de reconocimiento y exposición mediática que ha tenido Black, sacando al mercado canciones con perfecta gramática y redacción y musicalmente adecuadas, la simplicidad de la canción hace que al final de cuentas sea algo tan original que es bueno.

Ya cansados de escuchar lo mismo, de ver como los artistas se copian entre ellos, cada vez más descaradamente, no es sino recordar cuando salió el fenómeno de la música urbana, hubo más de un artista neo-nazi que hizo duetos con afroamericanos para ganar un poco de fama. Y no nos vayamos tan lejos, no es sino recordar cuantos duetos ha hecho Pitbull recientemente, para verificar que lo que sucede en la música, es peor que lo que sucede en los salones de clase y es que todo el mundo se copia. Solo hay que ver los listados y comparar canciones y ver que en definitiva no suenan muy diferentes las unas de las otras.

Creo que con “Friday” de Rebecca Black llegamos al fondo que se veía venir, y es que al igual que la canción del “Feliz Cumpleaños” o “Happy Birthday to You” creada para niños de pre-escolar y que ahora es quizás la canción más popular del mundo. Y creo que en el fondo los que crítican a Rebecca Black y a su canción lo hacen sencillamente porque a través de ella ven que los estandares de lo que llamamos música, de lo que es popular y de lo que venden han bajado considerablemente. Mientras tanto les dejo la canción para que la disfruten. jajaja

PD: Y ahora hasta Miley Cyrus anda criticando a Black, cuando ella tiene de cantante, lo que Hugo Chavez de concertista de piano. El Colmo.