Reseñas X (Películas): Cincuenta Sombras de Grey

En una adaptación que promete parecer demasiado mojigata para todos los que leyeron el libro, y a la vez, demasiado atrevida para aquellos que no, sin duda de lo único que no carecerá la aproximación cinematográfica de Cincuenta Sombras de Grey es de intensas controversias.

fifty-shades-of-grey-movie-title-logo

“Cincuenta Sombras de Grey” es exactamente lo que se esperaría de una adaptación al cine de una novela como la de E.L. James, respaldada por los millones de publicidad de Universal Pictures: un éxito de taquilla, respaldado por una buena producción, pero con las fallas inherentes a un pobre argumento de base y problemas en la representación de los personajes.

En efecto, “Grey” es sin duda el éxito indiscutido de esta primera parte del año, habiendo superado registros de ventas en lugares tan distantes y disimiles como Australia, Rusia y Brasil, en una exitosa combinación de estrategias de mercadeo, una historia polémica y atrayente, y por supuesto, la fama y la gruesa base de fanáticos de la historia del sádico multimillonario Christian Grey y la inocente y pura Anastacia Steele.

La película, al menos en el aspecto estético no decepciona. La fotografía es impecable, tanto en la escenografía interior como en los encuadres del exterior, logrando un gran impacto visual, pero sin caer en el estilo chillón y estridente de las adaptaciones de los libros de Nicholas Sparks.

Otro aspecto de calidad en esta cinta, es la banda sonora. “Grey” logra ambientar, no solo espacialmente, sino musicalmente cada una de sus escenas de manera impecable, y no son las pistas instrumentales, sino las canciones que se complementan íntimamente con el desarrollo de la película en un nivel en el que no había visto desde Drive. Se nota el toque de una directora con gusto, clase y sobre todo, con mucha sensibilidad e inteligencia.

Los problemas con la película empiezan a surgir con el argumento en sí, lo cuál es apenas lógico teniendo en cuenta las fallas literarias monumentales que se encuentran en el libro, al cuál la película sigue casi que religiosamente, con cambios menores apenas en los diálogos, y a la omisión de ciertas lineas argumentales que corresponden al segundo libro “Cincuenta sombras más oscuras”, de la que pronto habrá un anuncio, sin ninguna duda.

La razón por tanta fidelidad al material base, sin duda está relacionada con la intención del estudio en no molestar a la base de seguidores cambiando las famosas frases y escenas del libro, pero teniendo en cuenta que quizás el grueso de los asistentes a las salas, ni siquiera haya cogido un libro en su vida, esos temores están más que descartados. Estas fallas argumentales hacen que la primera parte de la película (Anastacia y Christian se conocen y se gustan) sea bastante floja, y la segunda, (Christian y Anastacia se debaten entre el tipo de relación que quieren tener) bastante incoherente. Y las actuaciones no hacen más que agravar el problema.

Cuando empezaron a salir las fotografías y luego los videos promocionales de la película, se pudo especular que había una gran química entre los protagonistas Jamie Dornan y Dakota Johnson, teoría respaldada por varias entrevistas, pero ya en pantalla las cosas no funcionaron tan bien.

Mientras que Dakota Johnson, realiza un gran trabajo a nivel histriónico, representando correctamente a Anastacia Steele, su actuación se nota demasiada orquestada, como si hubiese armado el personaje de la nada, sin aportar nada de ella misma, lo cuál genera una sensación poco natural en el espectador. Jamie Dornan, en el otro extremo, se nota demasiado inexperto.

A diferencia de Johnson que tenía que transmitir las emociones descritas con demasiado detalle en el libro, Jamie tenia sólo que lucir frío, sexy y perturbado, todo al tiempo. Pero a diferencia de actores que han hecho lo mismo como Christian Bale, Brad Pitt y Ryan Gosling, a Dornan solo le da el talento para representar uno solo de esos lados a la vez, tanto así que a a directora le toca recurrir a la edición y a las tomas intercaladas de la expresión del actor, para dar a entender sin palabras lo que pueda estar sucediendo por la cabeza del personaje y es preocupante, porque cuando le toca exponer el lado sádico de Christian Grey, en lugar de resultar encantador y vulnerable (como se evidencia en el libro), resulta atemorizante.

Eso por separado, ahora en conjunto, visualmente Johnson y Dornan no funcionan. Es fácil creerle a Dakota, que es una estudiante virginal, pero es muy dificil creer que alguien como ella pueda ser dominada por Dornan. En resumen y con pocas palabras, Dakota es demasiado mujer para Jamie, por lo que se requería de un actor mucho más impactante en pantalla, y Charlie Hunman, que había sido la primera elección, habría sido perfecto. Si tan solo el actor y el estudio no le hubiesen prestado atención a las criticas de los lectores radicales, otro cuento estaríamos contando ahora.

Tan sólo Marcia Gay-Harden, e increíblemente Rita Ora, que salió un par de minutos, pueden presumir de una actuación impecable y natural.

Es por causa de esta situación con el guión y con la actuación de Dornan, que se puede comprender por qué empieza a calentarse el debate sobre si la película es una apología al maltrato. En el libro, Christian es un tipo perturbado, totalmente, pero no encaja en el papel de villano porque rápidamente la autora explica la razón de sus gustos particulares y lo expone como víctima de la circunstancias.

Así mismo, el viaje de Anastacia en el libro es el de entrar voluntariamente al mundo de sombras de Christian y sacarlo a la luz, pero en la película Christian es solo un tipo con serios problemas psicológicos que debería estar en camisa de fuerza y bajo fuerte medicación y Anastacia una crédula mujer que cree que quejándose y exponiéndose va a lograr convertirlo en su príncipe azul. Es ahí donde está la gran diferencia y la falla estructural de la cinta, que hace que tambalee sin importar lo bien producida o dirigida que esté.

Al fin de cuentas, no importa que tan bonita sea la carrocería de un automóvil, si el armazón no funciona, siempre terminará cayéndose a pedazos.

3,50

PD: La última escena, es sin duda la mejor, vale la pena ver la película por esos segundos nada más… y por la canción de Ellie Goulding

Anuncios

8 comentarios en “Reseñas X (Películas): Cincuenta Sombras de Grey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s