Por Qué los Millennials Son una Generación Fallida

En pleno 2017 la palabra Millennials parece estar por todas partes. Que los Millenials esto, que los Millennials esto otro, que van a salvar el mundo, que lo van a destruir, que son inteligentes, que son egoístas y así una gran cantidad de artículos, vídeos, reportajes y libros tratan precisamente de ese grupo de personas sobre cuyos hombros supuestamente va a caer inevitablemente la responsabilidad del mundo.

Sin embargo, a pesar de la creciente popularidad del término, muchos aún no comprenden que es exactamente un Millennial. Algunos lo asocian a una fecha de nacimiento, citando autores extranjeros para afirmar que es Millennial todo aquel nacido después de 1980, o de 1985, o de 1990. Y es aquí donde está uno de los grandes errores de aquellos que cubren este fenómeno: los Millennials no son el producto de una fecha de nacimiento, son el producto de un método de crianza y educación.

En Estados Unidos, en las décadas de los 60 y los 70, se formó una revolución en los llamados Baby Boomers; la generación que nació después de la Segunda Guerra Mundial, una gran porción de esta generación creció y contribuyó a una revolución cultural nunca antes vista en el mundo: la Revolución Hippie. Una revolución basada en una contracultura de marcado corte liberal que defendía la libertad sexual, el uso de cualquier tipo de drogas y lo más importante, un profundo y marcado desdén por las reglas y la autoridad.

Dentro de esta revolución se gestó un grupo de intelectuales, entre psicólogos, pedagogos y sociólogos, que basados en su rechazo total por la autoridad, crearon una nueva corriente educativa que pregonaba que la forma en que hasta el momento se criaban a los niños los dejaba con una serie secuelas o traumas que los perseguían para toda su vida.

Es así, como a partir de entonces se gestó a todo nivel, desde el familiar al estatal, una política de sobre-protección al menor, que implicaba en primer lugar minimizar o anular cualquier tipo de maltrato o castigo y en segundo lugar, fomentar un constante trato condescendiente y una eterna exageración de sus cualidades.

En Estados Unidos estas políticas, en efecto, se establecieron a inicios de los años 80 y dieron como resultado las primeras expresiones Millennials. Sin embargo, en América Latina, sobre todo en Colombia, estas influencias tardaron al menos una década en llegar y afianzarse en sus sociedades inevitablemente conservadoras. Es por eso que en América Latina esa generación que se conoce como Millenial, no nació a mediados de los años 80, como en Estados Unidos y Europa, sino a mediados de los años 90 y es la que anda hoy cercana a los 20 años de edad.

Y las características de los Millennials de 30 en EUA y los de 20 en Colombia son idénticas: propensión a las adicciones, expectativas desproporcionadas, esperanzas de gratificación inmediata, radicalismo político y/o religioso, y una profunda y desmesurada incompetencia social.

Es aquí donde siento mi tesis que los Millennials no se pueden comprender como una generación como tal, en primer lugar porque se trató de un proceso de posicionamiento de unas ideas educativas que se desarrollaron a diferente velocidad en diferentes partes del mundo, y que por tanto no puede meter en el mismo saco a los nacidos en Holanda, que a los nacidos en Colombia, así la fecha de nacimiento haya sido la misma.

Y considerando que NO TODOS los nacidos en la misma fecha tuvieron el mismo nivel de influencia de la política educativa romántica, ya sea por un método diferente de crianza de los padres o un distanciamiento de los centro urbanos, sería imposible mezclarlos y generalizarlos como un todo. Por ejemplo, alguien nacido en 1995 en Estados Unidos habría crecido bajo dicha influencia, pero alguien nacido en esa misma fecha en Corea del Sur estaría muy lejos de dicho influjo.

Por tanto, considero que los Millennials son aquellos individuos que crecieron bajo la influencia de las políticas educativas gestadas en la contracultura de los años 60 y 70 en Estados Unidos, y que muestran un deterioro significativo de sus habilidades académicas, laborales, culturales y/o sociales, a tal punto que se siente fracasados en cada empresa que se formulan.

Pero el fenómeno Millennial, el mismo que está mandando cientos de jóvenes a engrosar milicias ilegales, pandillas y las filas de ISIS no es inevitable. El próximo domingo, en este mismo espacio daré 10 tips para que su hijo, sobrino, nieto, ahijado, hermano o prime no se vaya a arruinar la vida bajo la influencia de este fenómeno. Los espero.

 

Anuncios

Un comentario en “Por Qué los Millennials Son una Generación Fallida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s