Columnas X ^ La Verdad sobre la Situación de la Frontera entre Colombia y Venezuela.

El día de hoy, miércoles 9 de septiembre de 2015, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, a través de su Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, publicó en el diario estadounidense The New York Times, un artículo titulado “The truth about the Venezuela-Colombia border situation” (La verdad sobre la situación de la frontera Venezuela-Colombia), artículo, que a diferencia de lo que han manifestado algunos funcionarios de la administración de Nicolás Maduro, NO corresponde a un reportaje o una investigación por parte de los periodistas de dicho diario, sino a una publicidad pagada por el gobierno de Venezuela, que teniendo en cuenta su extensión de una página y de acuerdo con datos del portal web Billfold, habría tenido como mínimo un costo de 104.000 dólares, el equivalente a 14.000 meses del valor real del salario mínimo de un ciudadano de Venezuela hoy en día.

pitazo

La razón para tal artículo no es otra que la de generar una opinión negativa en el público estadounidense sobre Colombia, un país que en los últimos veinte años ha sido un aliado incondicional de los Estados Unidos, a diferencia de Venezuela, que en ese mismo lapso de tiempo se ha declarado enemigo del pueblo estadounidense, firmando alianzas con países como Rusia e Irán y declarándose enemigo histórico de los Estados Unidos (Ver video). Por esta razón y haciendo uso del derecho a la réplica, este artículo pretende confrontar las parcializadas afirmaciones de dicho artículo.

Venezuela, centro del comercio de drogas.

En efecto, Colombia se encuentra desde hace casi sesenta años en un conflicto entre las instituciones democráticas y grupos guerrilleros, dedicados al narcotráfico, y la mayoría de ellos incluidos dentro de las organizaciones terroristas de la Unión Europea y los Estados Unidos, pero tal y como cualquier extranjero puede verificar, dicho conflicto no ha “devastado” a nuestro país, estando concentrado en las zonas rurales donde estos grupos cultivan, preparan y distribuyen drogas.

Rutas del narcotráfico que pasan por Venezuela.
Rutas del narcotráfico que pasan por Venezuela.

Pero a diferencia de lo que artículo da a entender, Venezuela no ha sido víctima de esta situación, sino cómplice de la misma, convirtiéndose en el centro de la distribución de estupefacientes hacia el Caribe y los Estados Unidos, tal y como lo señala The Economist, con lo cuál los esfuerzos en contra de este flagelo de los gobiernos de Colombia y de Estados Unidos, se ven afectados no sólo por la falta de cooperación del gobierno venezolano, sino por su participación activa en el narcotráfico mediante el llamado “Cartel de los Soles”, tal como lo señalan los diarios El País y ABC de España, y en el cuál el nombre de Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, el órgano legislativo de Venezuela aparece una y otra vez, en informaciones validadas por las agencias estadounidenses.

El fracaso del socialismo del Siglo XXI.

Así mismo la “violencia paramilitar” a la cuál se refiere el artículo, corresponde a grupos conformados tanto por colombianos como venezolanos, que se disputan una participación de los dividendos del comercio de drogas, sobre los cuales las guerrillas colombianas y el Cartel de los Soles, integrado en su mayoría por funcionarios del gobierno de Venezuela, tienen el control.

Supermercados vacíos en Venezuela.
Supermercados vacíos en Venezuela.

El artículo también señala que Venezuela ha hecho numerosos esfuerzos por apoyar la paz en Colombia, entre ellos la liberación de “retenidos” (la palabra es “secuestrados”), y apoyo a los procesos de paz, se han dado menos por algún interés en la paz en nuestro país, que por extender su programa económico llamado “Socialismo del Siglo XXI” y que ha condenado al pueblo de Venezuela a la escasez (Fuente: Wall Street Journal) y a una inflación del 808% tal y como lo señala la revista Forbes.

El Bolívar no tan Fuerte.

Los problemas a los que alude la cancillería venezolana en el artículo como causantes del cierre de la frontera, como el contrabando y la manipulación de divisas, son una tergiversación de lo que en realidad sucede y que se conocen con el nombre de libre mercado.

Los billetes en Venezuela han bajado tanto de valor, que salen más económicos que una servilleta.
Los billetes en Venezuela han bajado tanto de valor, que salen más económicos que una servilleta.

El Bolívar Fuerte, la moneda de Venezuela, se encuentra en un proceso de depreciación tan fuerte que el único país donde es aceptada es Colombia, tal y como lo confirman CNN y The Economist. Pero las medidas cambiarias en Venezuela, que restringen la compra y venta de dólares en ese país, y su política de imprimir dinero sin control, contribuyó a que las fronteras se inundaran de Bolívares, por lo que consecuentemente su valor en pesos bajó de manera significativa.

El aumento del poder adquisitivo del peso, llevó a que miles de colombianos fueran a hacer sus compras a Venezuela, tal y como hace varias décadas los venezolanos, cuando su moneda era en verdad fuerte, venían a Maicao y a Cúcuta a comprar de todo. Que ahora la situación se haya invertido por las pésimas políticas económicas del gobierno de Nicolás Maduro, responde a una dinámica propia del libre mercado, mismo lentamente está siendo criminalizado en Venezuela.

La paupérrima justicia en Venezuela.

Otra de las razones que esgrime el comunicado de la cancillería venezolana hace referencia a un conspiración en la que se asesinan funcionarios de la Guardia Venezolana y a un miembro de la Asamblea Nacional. Sin embargo, los funcinarios del gobierno de Venezuela son bastante propensos a las teorías conspirativas, llegando a señalar en algún momento que Estados Unidos había sido el culpable del cáncer que llevó a la muerte a Hugo Chávez (Ver video).

Sin embargo, no se pueden tomar como serias unas investigaciones hechas por una rama judicial dependiente del gobierno, y que metió a la cárcel a varios líderes de la oposición de su país, sólo por estar en desacuerdo con las políticas de Nicolás Maduro, como Leopoldo López, con cargos fantásticos e inverosímiles.

Leopoldo López, uno de los cientos de presos políticos en Venezuela.
Leopoldo López, uno de los cientos de presos políticos en Venezuela.

Eso sin mencionar las leyes en contra de la libertad de expresión que han llevado al cierre de emisoras, periódicos, canales de televisión, páginas de Internet y cualquier medio de comunicación útil para que los ciudadanos intercambien opiniones.

¿Soberanía o violaciones a los derechos humanos?

Ahora, tal y como lo han manifestado las autoridades colombianas una y otra vez, ellos están en todo su derecho de aplicar sus leyes, y cerrar sus fronteras. Pero aquí lo que está en discusión no es el QUÉ, sino el CÓMO. Desde el día 20 de Agosto del presente año, la Guardia Venezolana ingresó en varios asentamientos, permitidos por años por los gobiernos chavistas, habitados por personas que ingresaron a Venezuela, no huyendo de la violencia, ni del conflicto en Colombia, sino atraídos por las promesas de nacionalización y vivienda hechas por Hugo Chávez.

Marcas-de-casas-de-colombianos-en-la-frontera

Por años, el gobierno de Venezuela hizo llamados a los ciudadanos de la frontera para que se establecieran en el vecino país, garantizándoles una identificación nacional, condicionada, por supuesto, a su participación en las elecciones a favor del partido del gobierno. A estos ciudadanos “nacionalizados” en Venezuela, fueron a los que los agentes venezolanos marcaron, con el fin de desalojarlos, haciendo uso de violencia, y deportándolos de forma masiva, un acto que es condenado por los acuerdos internacionales y que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha condenado.

Colombianos en Venezuela.

El artículo cierra su intervención señalando que Venezuela es un estado ejemplar por haber recibido “con los brazos abiertos” a casi seis millones de colombianos en su territorio y haberlos incluido en sus programas de ayuda social, insinuando que los colombianos que han inmigrado a Venezuela, desde mediados del siglo pasado, lo han hecho para vivir a costillas del erario venezolano. Nada más falso.

Habiendo tenido familiares en Venezuela y habiendo ido yo varias veces a ese país, me consta que a los colombianos en ese país NO SE LES REGALA NADA. Los colombianos que van a Venezuela van a trabajar, muchas veces por salarios que no equivalen ni al 20% del salario mínimo de un venezolano, y bajo condiciones inhumanas, siempre sujetos al maltrato por parte de las autoridades venezolanas que con frecuencia les retienen sus documentos de identificación y los someten a toda clase de vejámenes.

Incluso a los que, como yo, entramos alguna vez como turistas, se nos hacen requisas absurdas, nos retienen los pasaportes, a cambio de dinero, y hasta los rompen en caso de que no se tenga para pagar la extorsión. Venezuela no le ha hecho ningún favor a Colombia, recibiendo personas con deseos y ganas de trabajar, y que ayudaron al surgimiento económico de ese país, con su sudor y esfuerzo.

Lo que sí no menciona ese artículo es que desde que Hugo Chávez entró a la presidencia de Venezuela y aún más, luego de que Nicolás Maduro tomara el cargo, una ola masiva de venezolanos se han ido de país, a países como España, Italia, Estados Unidos, Portugal e irónicamente, aquí a Colombia y hacen uso de servicios sociales creados para nacionales de esos países, tal y como aquí en Colombia usan el SISBEN, el servicio gratuito de urgencias, y las escuelas públicas.

El éxodo de venezolanos al exterior es mucho más grande que cualquier entrada de colombianos a Venezuela.
El éxodo de venezolanos al exterior es mucho más grande que cualquier entrada de colombianos a Venezuela.

No se trata de echar en cara lo que un país hace por el otro, se trata de ayudar en el momento y en la circunstancia que se amerite, como países hermanos, que la mayoría piensa que somos. Esperemos que a los 20.000 sirios que piensan recibir allá no les suceda lo mismo, y los terminen acusando de todo lo malo que le pase a Venezuela.

Anuncios

6 comentarios en “Columnas X ^ La Verdad sobre la Situación de la Frontera entre Colombia y Venezuela.

  1. soy profesora, y el 80% de mis alumnos son colombianos o hijos de colombianos, y en mi pais tienen trabajo honesto, vivienda, educacion gratuita y calidad de vida que no encontraron ni se les dao nadie en su pais. todo extranjero tiene que trabajar duro, pero en venezuela el colombiano trabaja menos que en su pais y vive mejor y saca a su familia adelante.
    no seas mal agrdecido…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s