Resumen X ^ The X-Files (5/6) “Babylon”.

Texas, el estado más conservador de los Estados Unidos, a pesar de sus raíces hispánicas es el escenario del quinto episodio de la décima temporada de Los Archivos X (The X-Files). Shiraz (Artin John), la primera generación de una familia de inmigrantes del Medio Oriente busca en su camino a su misión una excusa para no hacer a lo que fue enviado, pero el feroz sentimiento anti-inmigrantes en Texas lo conduce a su destino final. Pero el resultado no es el que espera, luego de la explosión perpetrada en la galería de arte, Shiraz sigue con vida.

Captura de pantalla completa 05032016 224133.bmp
The Lone Gunmen, en una aparición especial en el episodio. Imágen de 20th Century Fox Television.

En un episodio que gira en torno a Continúa leyendo Resumen X ^ The X-Files (5/6) “Babylon”.

Anuncios

Columnas X: ¿Tiene razón María Fernanda Cabal?

Desde su elección como Representante a la Cámara por el Distrito Capital en 2014, María Fernanda Cabal ha pasado literalmente del anonimato público, a ser una de las figuras más polémicas dentro del ajedrez de la política nacional. No es sino recordar sus infortunadas declaraciones a través de Twitter sobre Gabriel García Márquez, horas después de su muerte, recordando los íntimos nexos del escritor con el régimen cubano, para comprender que aunque la señora suele pecar de imprudente y temeraria, no lo hace de mentirosa y es precisamente eso lo que ha sucedido luego de los ataques terroristas que tuvieron lugar este viernes (14/11/2015) en París.

Untitled drawing

Minutos después de conocerse sobre lo ocurrido en Francia, y haciendo gala de su muy bien ganada fama, la representante Cabal, en tono sarcástico manifestó que Continúa leyendo Columnas X: ¿Tiene razón María Fernanda Cabal?

Columnas X ^ La Verdad sobre la Situación de la Frontera entre Colombia y Venezuela.

El día de hoy, miércoles 9 de septiembre de 2015, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, a través de su Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, publicó en el diario estadounidense The New York Times, un artículo titulado “The truth about the Venezuela-Colombia border situation” (La verdad sobre la situación de la frontera Venezuela-Colombia), artículo, que a diferencia de lo que han manifestado algunos funcionarios de la administración de Nicolás Maduro, NO corresponde a un reportaje o una investigación por parte de los periodistas de dicho diario, sino a una publicidad pagada por el gobierno de Venezuela, que teniendo en cuenta su extensión de una página y de acuerdo con datos del portal web Billfold, habría tenido como mínimo un costo de 104.000 dólares, el equivalente a 14.000 meses del valor real del salario mínimo de un ciudadano de Venezuela hoy en día.

pitazo

La razón para tal artículo no es otra que Continúa leyendo Columnas X ^ La Verdad sobre la Situación de la Frontera entre Colombia y Venezuela.

El Verdadero Rostro de las FARC.

guerrillo
El verdadero rostro de las farc es el rostro de la muerte.

Ya se ha aprobado en el “honorable” congreso colombiano el mal llamado “Marco Legal Para la Paz” con vistas, según el gobierno de Juan Manuel Santos, a un futuro proceso de paz con el grupo guerrillero.

Al ciudadano promedio, trabajador y honrado se le suele olvidar cuál es el verdadero rostro de la guerrilla. Algunos incluso todavía piensan que las FARC son un grupo de campesinos rebeldes que viven ocultando su rostro en medio de las espesas selvas colombianas. Otros piensan que las FARC son en realidad una guerrilla revolucionaria de ideología marxista-leninista  que defienden al pueblo colombiano, tal pensamiento es muy popular en Europa, en el Cono Sur e incluso en nuestros países “hermanos” Ecuador y Venezuela.

farc
Las FARC proclaman ante todo el mundo que no son terroristas, los hechos demuestran otra cosa.

Cualquiera de las dos apreciaciones están basadas en la concepción histórica de la guerrilla, pero no en la realidad actual de ese grupo criminal y terrorista. Primero que todo, la parte más peligrosa de las FARC, de la que todos en nuestro país deberíamos tener temor, no es la carne de cañón recolectada entre los campesinos del sur del país, los frentes que se ocultan en la selva, constituidos de hombres, mujeres y sobre todo niño de baja extracción, eso es sólo el musculo, el puño que utilizan un cúmulo de hombres para hacerle daño no sólo a la fuerza publica estatal, sino a todo aquel que choque con su supuesta ideología o sus métodos de barbarie.

La carne de cañón de las FARC está controlada por un grupo de hombres, cuyo objetivo de defender al pueblo está muy lejos de ser cierto. Las FARC no son una guerrilla revolucionaria, son una mafia narcotraficante, terrorista y genocida que da la casualidad se escuda en una ideología que de no ser por las paranoias revolucionarias de Hugo Chavez y por el petroleo de Venezuela ya habría sido erradicada por completo de la faz de la tierra.

Este escudo ideológico no es más que eso, una careta que utilizan para aparecer como heraldos de la paz y el progreso ante cualquier pendejo que se quiera comer ese cuento, tal y como sucede en los ahora no tan briosos países de la Unión Europea y su constelación de Organizaciones No Gubernamentales.

Los señores comandantes de las FARC saben que esa ideología es importante y por eso además de su carne de cañón, tienen un grupo de centinelas ocultos en todas las instancias de la sociedad colombiana. Si usted es o fue estudiante de una universidad pública en Colombia o hizo parte de alguna institución pública, se habrá dado cuenta que la presencia de guerrilleros en las organizaciones estudiantiles y en los sindicatos es mucho más que un secreto a voces. Todo el mundo sabe que en estos lugares, en sus asambleas y congresos, se gritan arengas a favor de Hugo Chavez, se condiciona a los presentes a odiar a los enemigos de la guerrilla, e incluso se habla abiertamente de rebelión, casi siempre con la presencia de un político de la talla de Piedad Córdoba o Iván Cepeda, algo que ya ha quedado grabado y registrado.

La próxima cosecha de las farc no incluirá sólo a la carne de cañón amasada en el sur del país, por cuenta de las paupérrimas políticas agrícolas de todos los gobiernos, sino también de la población urbana conquistada a punta de arengas y mentiras. Población engañada con la promesa de cambiar el país, engañados porque prefieren vendarse los ojos ante el reclutamiento y asesinato de niños, ante el asesinato de soldados y policías de la patria, ante las minas anti-persona que han acabado con la vida y sueños de miles de compatriotas inocentes.

La derrota de las FARC no va a venir mediante leyes inútiles, vendrá mediante un complemento entre el combate constante a sus brazos armados y financieros, establecidos en el narcotráfico, así como la revelación de los nombres de aquellos que detrás de sus investiduras como senadores, magistrados, ministros, estudiantes, catedráticos y líderes sindicales aprovechan para ganar adeptos a la causa de estos asesinos.

farc
Las farc son patéticas cuando intentan hacerse los buenos, tal como nos lo muestra “Matador

Un 11 De Septiembre, Hace 10 Años

11planos
Aquel día debía hacer unos planos de dibujo técnico básico.

Aquel día, Martes, comenzó de la manera más normal. Nada, salvo algunos nubarrones que se asomaban tímidamente por el norte, parecía fuera de lugar aquella mañana. Me desperté temprano a desayunar, puesto que debía terminar varios planos que debía entregar para mi clase Dibujo Técnico en la tarde.

El televisor de la casa reposaba inerte sobre la mesa, hacía varios días que no encendía y no había sido llevado a que lo repararan, puesto que en aquella época era más económico mandarlo a arreglar que comprar uno nuevo, como sucede ahora.

Como remplazo para escuchar noticias y estar enterados de lo que sucedía en el mundo, mi madre encendía el equipo de sonido y sintonizaba la cadena básica de RCN en la radio.

Luego de desayunar, me lavé las manos para no estropear los planos que estaba haciendo. Me concentré en terminar los dibujos. El profesor no perdonaba lineas fuera de lugar, que se pasaran o que no se encontraran y verificaba el trabajo con una lupa. Nunca habría de sacar más de un 3.8 en esa asignatura. Apenas debía estar por la mitad del trabajo cuando escucho la voz de Juan Gossain hablando de un avión estrellado en el centro de Nueva York, en Manhattan. La primera imagen mental que se me vino no fue la de un avión de pasajeros estrellado en los emblemáticos símbolos de la Gran Manzana, sino más bien una avioneta o aeroplano, aterrizando, quizás a la fuerza en una de las calles de la rígida grilla de la isla de Manhattan. Pero no. Quise regresar a trabajar pero la voz de Juan Gossain parecía estar demasiado afectada para haberse tratado de algo trivial. La cosa era seria. Pregunté alarmado a mi madre sobre lo que relataba Juan Gossain y lo único que me pudo decir es que un avión de pasajeros se había estrellado contra una de las torres gemelas y que otro más se había chocado contra la otra. Recuerdo que incluso Juan Gossain había barajado la hipótesis de que fueran dos hechos accidentales y no premeditados, parecía que el suceso lo tenía nervioso.

Me acuerdo perfectamente de la hora, eran las 9 y 10 de la mañana, como pude me puse un pantalón y salí a casa de mi abuela a ver la noticia por televisión. Necesita ver para creer.

La mañana se había tornado lluviosa y se escuchaban los truenos y los relámpagos a millas de distancia. Para mi sorpresa, mi abuela no tenía encendido el televisor y la noticia parecía no afectarle en absoluto, lo único que le preocupaba era que los truenos le fueran a quemar el televisor, que ya debía tener como 30 años.

Entonces me dirigí al frente, a casa de mi tía, y en efecto en el pequeño televisor que poseían se veía claramente lo que había sucedido, el humo saliendo de los edificios, de los mismos que veía a cada rato en televisión, no había demasiada información, todo era especulativo… y los planos me estaban esperando.

Me devolví a mi casa y puse el equipo a todo volumen, mientras intentaba terminar mis deberes, escuché claramente a Pilar Castaño que estaba en Nueva York en esa época para la semana de la moda, su reportaje se reducía a ver las noticias de las cadenas estadounidenses desde su casa, aunque más tarde se atrevió a salir para dar la noticia que los posters del WTC, de las torres gemelas, se habían agotado.

Hasta la hora del almuerzo se había barajado teorías donde las palabras Medio Oriente, Islam y Árabe, se mencionaron varias veces, a las 12 en punto ya estaba listo para irme a la Universidad, apenas había ingresado un par de semanas antes, estaba en primer semestre.

Recuerdo que a esa hora, ya el sol brillaba muy fuerte. Tomé la buseta a un par de cuadras de la casa, recuerdo que llevaba mis elementos de dibujo que hacían un poco de estorbo. Algunos pasajeros comentaron el hecho, pero sin darle demasiada importancia. Pero la radio estaba encendida, era la única noticia de aquel día.

Luego de bajar de la buseta, seguí a pie. Debía caminar unas 14 cuadras a pie para llegar a la Universidad, afortunadamente me encontré con un compañero con el que comentaba la noticia, hasta bromeó sobre el asunto diciendo “Eso fueron las FARC”.

Tenía tres clases ese día: Química, Biología y Dibujo. El profesor de Química habló del tema que obviamente tenía a todos los estudiantes consternados, pero dio su clase normalmente. El profesor de Biología ni siquiera tocó el tema. Y el de dibujo menos, creo que las notas de mis planos no pasaron de 3,3 aquel nefasto día.

11falling
Imagenes como esta, quedan grabadas en la mente, apenas dando un vistazo de la magnitud de la tragedia.

Salí de clases a las 7 de la noche como era normal, con mis reglas, escuadras y lapices empacados en mi maletín. Caminé con un compañero que vive cerca de la casa y debíamos ir hasta el centro para tomar la buseta que nos llevaría al barrio, pero antes de llegar allí pasamos por un puesto de comidas rápidas donde había un televisor. Las imágenes eran aterradoras, gente saltando de los pisos elevados de las torras gemelas, prefiriendo la muerte rápida a una muerte lenta por cuenta del fuego y ya se empezaban a barajar nombres de culpables.

Llegué a la casa, cansado, un poco frustrado por las notas que recibí en los planos y sobre todo aterrorizado, las imágenes que había visto camino a casa eran espeluznantes. No había mucho más que hacer. Me recosté pensando que si eso había sucedido en el país más poderoso del mundo, la esperanza para nosotros en el resto del mundo empezaba a diluirse.

Apenas puedo creer que en poco más de una semana habrán transcurrido diez años, una década, en aquella época tenía 16 años. Aquella noche muchos pasarían la noche aterrorizados pensando que ya el fin estaba cerca. Pero 10 años después, aún estamos aquí. A duras penas. Y tu ¿Qué hacías el 11 de Septiembre de 2001?