Al Borde de la Gloria: Lady Gaga y “The Edge of Glory”

glory
Cubierta del sencillo, que indiscutiblemente es un hit.

Primero que todo debo decir que he quedado muy gratamente sorprendido con el último sencillo de Lady Gaga “The Edge of Glory”, es una pieza musical muy buena, excelente cuando se le compara con los otros dos sencillos de su album “Born This Way”: “Judas” y “Born This Way”.

La canción combina perfectamente la tristeza melódica de la balada rock, el background bailable del electropop y la sensualidad característica de otras canciones de Gaga. A diferencia de “Judas”, “The Edge of Glory” no tiene piezas malas, desde el inicio la canción se desarrolla casi que orgánicamente, perfectamente natural y balanceada. Aunque su estructura no coincide con los super hits pegajosos del estilo de Bad Romance o Poker Face, Lady Gaga definitivamente estaba de buenas cuando compuso esta canción. La inclusión del solo de saxofón por cuenta de Clarence Clemons es una adición completamente acertada y le da el aire de sensualidad que complementa la letra, la melodía y el ritmo.

Es un soplo de aire fresco dentro del repertorio de Gaga, últimamente plagado de canciones orientadas más al mercadeo que al desarrollo musical de la artista. Ahora hablemos del vídeo. Grabado en un set reminiscente de las calles residenciales de Nueva York, el vídeo recuerda también las sensación visual de aquellos producidos en los años ochenta, pero con la gran diferencia de que los vídeos producidos en los ochenta no se caracterizaban precisamente por su simpleza, era vídeos económicos comparados con los que se producen hoy en día, es muy cierto, pero eran vídeos complejos, desde el punto de vista narrativo y desde el punto de vista visual, nada de lo cual tiene “The Edge of Glory”.

vestuario
El vestuario de Gaga es de lo poco rescatable del vídeo.

Parece que en el intento de volver a sus bases, Gaga decidió hacer un vídeo “sencillo” y terminó haciendo un vídeo desabrido donde lo único que medio destaca es el vestuario de la cantante. Durante la época de recesión hubo muchos vídeos económicos como “3” de Britney Spears, que a pesar de su bajo presupuesto, no son malos, todo lo contrarío, se caracterizaban por generar empatía en el espectador y sobre todo recordación. Muchos incluso dicen que estuvieron mejor producidos y mejor diseñados los vídeos de promoción de Google Chrome, con mucha más técnica y más preparación, creo que Gaga se pifió creyendo que un set prediseñado y su presencia era suficientes para sacar a flote un vídeo.

En un interesante twist de la historia, en lugar del vídeo sacar a flote la canción, ocurrió todo lo contrario, el vídeo le restó a la canción, por lo que creo que todos los little monsters deberían inventarse su propio vídeo mental y remplazarlos por las pobres escenas protagonizadas por Gaga y que ya están en YouTube. A menos que esto sea una estrategia tipo Friday de Rebecca Black para atraer espectadores, porque hasta la mísma Rebecca Black le ha ganado a Gaga en su batalla por conquistar los preciosos números de YouTube.

No queda sino disfrutar de la canción y esperar que los próximos sencillos y vídeos de Gaga si confirmen la inmerecida fama de “Nueva Reina del Pop” y se concentren más en la calidad musical y visual que en el mercadeo y la publicidad excesivas de las que hace gala la neoyorquina.

Anuncios

Lady Gaga ¿Talento Musical o Estrategia de Mercadeo?

Si hace un par de años alguien hubiese mencionado el nombre de “Lady Gaga”, más de uno hubiese pensado que se trataba de un apodo de una chica con problemas de dicción, pero hoy en día ¿quien no ha escuchado hablar de la maravillosa, única y controvertida Lady Gaga?

gaga13
Hace años, Stefani Germanotta era una desconocida, ahora es un ídolo mundial.

No cabe duda que en menos de lo que canta un gallo, la cantante neoyorquina arrasó con todo, fans, premios, conciertos, espectáculos, todo, Lady Gaga consiguió en poco tiempo lo que a muchos artistas les llevó años conseguir, y tiene un nombre firmemente establecido en el mundo musical. En solo un par de años consiguió convertirse en la figura femenina icónica del pop mundial desplazando (y por mucho) a Britney Spears, Madonna, Beyonce y superando con creces el éxito conseguido por otras como Katy Perry y Kesha.

Pero hagamos una pregunta sencilla ¿Cuanto del super éxito descomunal de Gaga se debe a su talento musical? Usted, sin haber visto a la artista y escuchando sus canciones, no se oye muy diferente de otras artistas wannabe en estilo musical, mucho menos en letras. ¿Entonces por qué es famosa? ¿Por que arrastra tantos seguidores? ¿Por qué se ha convertido en una leyenda con solo tres años en la industria? La respuesta es sencilla: puro y efectivo mercadeo.

Los sencillos del primer álbum de Gaga (Just Dance, Poker Face y Paparazzi) son canciones que ella había escrito hacía tiempos y es bien conocido que se hizo un filtro en la disquera, para que musicalmente no fuera demasiado edgy, pero se reconoce que las canciones son buenas, pero no lo son tanto como para crear ese torbellino publicitario que rodea a la rubia. Es en la forma como se promociona, como se vende, como la perciben sus fans donde radica su éxito. Gaga le  propio a sus fans, llamándolos Little Monsters, haciendo énfasis en ellos en los conciertos, interactuando con ellos en las redes sociales, haciendo que se sientan importantes y partícipes de el éxito de la artista, eso en mercadeo se llama fidelización. Lady Gaga fidelizó a sus seguidores dándoles a todos la esperanza de ser mecionados en su cuenta de twitter o mucho mejor de saltar al escenario en uno de sus conciertos o mejor sentirse aludidos cuando ella habla de sus “Little Monsters” en general. Es tanto el afecto que algunos de sus fans, hacen “trampa” en lo que se refiere a aumentar el numero de visitas a los vídeos de la artista o en las encuestas que hacen en compañías como Billboard.

Otra estrategia bien conocida del marketing es la “diferenciación” y en eso si que ella la sacó del estadio, visualmente Lady Gaga es única, no hay otro artista que vista como ella viste, que se atreva a lucir lo que ella luce, pero aunque sea única, no es para nada original,; ya nosotros hemos visto semejantes absurdos, en la persona del ahora difunto Michael Jackson, el también daba que hablar por su vestuario, por sus accesorios, las mismas razones por las que la gente habla de Gaga. Otra cosa es la sarta de rumores sobre Gaga que no me queda la menor duda que salen de su equipo de trabajo, que si es Sueca, que si consume cócteles de alcohol y marihuana, que si tiene pene, que si es hermafrodita, que si es lesbiana, que si toma sangre, que si duerme en un ataúd, el tan llamado “que hablen bien, o que hablen mal pero que hablen” generar ruido, en eso es experta.

gagacrazy1
La imagen de Gaga es parte de sus estrategia de Mercadeo.

Poker Face, que es la mejor canción de Gaga no es una obra maestra de las proporciones que se esperarían para semejante alboroto que se hizo a partir de ella, Just Dance es un sencillo de molde, sacado de fabrica con el sello de éxito asegurado y Paparazzi es un sencillo de buena melodía, pero en boca de otro artista hubiese muerto antes de que el segundo sencillo del disco saliera a flote. Lady Gaga solo ha sacado UN album, The Fame, el “segundo” álbum se limita a solo tres canciones nuevas “Bad Romance” que es una fotocopia al carbón de “Poker Face”, “Telephone” una canción que rechazó Britney Spears luego de haber grabado el demo y “Alejandro” que muchos sospechan se parece demasiado a una canción de la también controversial “Madonna”. Pero esos tres sencillos se vendieron como espuma y lo peor es que los “little monsters” se lo comieron como un álbum completamente nuevo. Entonces, no es tan grande y apabullante el talento musical de Gaga, es talentosa eso sí, pero no en los niveles que la gente piensa; y eso se confimar con su (ahora sí) segundo álbum “Born This Way” que ha estado plagado de críticas por el parecido descarado del primer sencillo homónimo con la canción de Madonna “Express Yourself”.

No creo que vayamos a dejar de saber de Lady Gaga en muchísimo tiempo, al fin y al cabo en esta época todo se trata de aparentar y no de ser, y Gaga con sus 24 añitos (aunque la gruesa capa de maquillaje indique otra cosa) entendió y capitalizó eso, logró sus propósitos alejarse de su pasado, de los tiempos cuando cantaba casi desnuda para que la escucharan. Ahora es un ídolo…un ídolo que conoce como funciona el mundo y precisamente se lo va a comer, tal como un monster.

Nota: Solo como inquietud, ¿necesitará la música un show falso detrás para respaldarse? Los actuales ganadores del Grammy a mejor canción demuestran lo contrario, ahí se las dejo.