Sobre “El Hombre de Acero” y Otras Montañas Rusas.

Más o menos así se siente uno cuando va a ver “Hombre de Acero”.

Hace un par de años, en uno de mis intermitentes viajes a la capital del país, tuve la suerte de ser invitado a un parque de diversiones y por supuesto no faltó el que quería ver al costeño provinciano gritando en la montaña rusa, a la que prácticamente me subieron a la fuerza. Para gran decepción de mis acompañantes, ni siquiera solté un grito mientras parecía que mi cabeza se iba a estrellar contra la pesada estructura metálica que sostenía aquél entretenimiento, a decir verdad si daba susto, pero me parecía ridículo andar gritando allí, como si fuera verdad que uno estuviera a punto de morir o algo. Al bajar de la afamada atracción, sentí una mezcla de mareo, encandilamiento y sobrecarga de adrenalina. Todo en uno. Y eso fue exactamente lo que sentí luego de ver la película de superhéroes más anticipada del año: El Hombre de Acero (Man of Steel).

A estas alturas, a más de 3 semanas de su estreno, no creo que sea necesario andar colocando alertas de spoilers, pero en todo caso si usted no se la ha visto, deje de leer y vaya al cine más cercano… o en su defecto al andén de CDs piratas más cercano a la comodidad de su hogar.

“El Hombre de Ácero” es un conjunto de piezas perfectamente ordenado que incluye ciencia ficción, drama, acción y en uno que otro momento hasta comedia.

La cinta inicia con un prólogo más bien extenso, que de cierta forma, es quizás el cortometraje más costoso y mejor producido de los últimos tiempos. Hay que decirlo, es en este prólogo donde vemos las mejores actuaciones. Russel Crowe demuestra que no se ganó el Oscar por su linda cara y encarna a un Jor-El que pone en vergüenza al de Marlon Brando. Michael Shannon, que encarna al general Zod, intimidante, pero sobre todo muy creíble, pero la joya de la corona es Ayalet Zurer, quien encarna a Lara, la madre biológica de Superman. Esta israelí que ya habíamos visto en “Ángeles y Demonios” y “Vantage Point” se roba completamente la pantalla cada vez que aparece y no sólo por su belleza, sino por la clase, la elegancia, el amor de madre y la inteligencia que le imprime a su personaje.

Este prologo nos muestra a una civilización extraterrestre muy avanzada en Kriptón. El planeta está a punto de desparecer luego de extraer energía del mismísimo núcleo del planeta y sólo Jor-El parece estar preocupado por el asunto. Kripton ha pagado muy caro su éxito tecnológico, que sumado con la práctica de crear artificialmente a su población, ha llevado al planeta a una decadencia absoluta. El general Zod, ha decidido que los líderes del planeta son demasiado ineptos para dejarlos a cargo e inicia una insurrección que es aplacada rápidamente, pero no sin antes acabar con la vida de Jor-El, quien ha enviado a Kal-El, el único kriptoniano nacido por medios naturales en siglos, a la tierra. El planeta es destruido, pero no sin antes enviar a Zod y su gente a la famosa zona fantasma.

Lo mejor de “Hombre de Acero”, Ayelet Zurer es Lara.

En la segunda parte de la cinta, vemos a Clark Kent, que a sus 33 años, ha tratado por todos los medios de permanecer oculto de la mirada inquisitiva de la humanidad, aunque de vez en cuando demuestra sus poderes, sobre todo cuando la vida de otros está en peligro. Esta es la parte más aburrida de la película. No creo que hubiese sido necesario tanto melodrama para demostrar que en efecto Clark es un extraño en este planeta y que debe soportar tratos crueles y humillaciones, porque si pierde el sentido de lo correcto terminará destruyendo al mundo. Esta parte se complementa con la historia de Luisa Lane (Amy Adams) que logra internarse en una base militar en Canadá donde una extraña nave ha aparecido luego de 18.000 años de estar sepultada en el hielo del ártico. Clark se interna en la base y rescata a Luisa de una muerte casi segura, luego de aprender todo sobre su origen con una réplica de la inteligencia de Jor-El, lo que le permite a Russel Crowe estar presente en gran parte de la película.

La Luisa Lane de Amy Adams es igual de inquisitiva y mordaz, pero Adams le imprime algo que no tenían ni Kate Bosworth ni Margot Kidder: credibilidad. Sí, Kate Boswroth es una mamasita, pero como periodista en “Superman Returns”  dejó todo que desear. En cuanto a Margot Kidder, con todo respeto, pero gritar mientras luce extremadamente delgada, no cuenta como actuación.

Luisa se obsesiona con su misterioso salvador y logra localizarlo en Kansas, Clark la convence de que deje la historia, pues ni la humanidad, ni él, están preparados para semejante noticia. Clark utiliza la nave para aprender mucho más de sí mismo y es allí donde empieza a probar sus limites, aprendiendo a volar. Esta escena me pareció una imitación tan descarada de la clásica escena de la primera película del Spider-Man de Sam Raimi que casi me hace dudar de la capacidad de Nolan y Snyder para hacer esta cinta.

Y es aquí cuando aparecen los villanos. El general Zod llega a la tierra, luego de recibir la señal de auxilio que Clark activó con la nave del glaciar… y tiene malas noticias. O la humanidad entrega a Kal-El o él empieza a asesinar gente. En medio de esta locura, se descubre que Luisa sabe quien es el extraterrestre y es apresada. Clark se entrega, y él y Luisa son tomados prisioneros por los lacayos de Zod.

Hay que anotar aquí la participación de Elliot Stabler Cristopher Meloni, que dejó la Unidad de Víctimas Especiales para irse al ejército estadounidense… espero que le estén pagando mejor por allá y junto con Meloni, también Antje Traue se destaca aquí. Hay tanta tensión entre estos dos, que no me sorprende que haya una escena de sexo cortada de la cinta con Faora y el personaje de Meloni, Nathan Hardy.

En fin, dentro de la nave, Luisa se comunica con la inteligencia de Jor-El y ayuda a liberar a Clark, quien llega justo a tiempo antes de que Zod y Faora maten a Diane Lane (Martha Kent), que aún con tanto maquillaje para hacerla ver vieja, se ve espectacular. Resulta que Zod y su gente buscan el Codex, el registro genético de los ciudadanos de Kripton nacidos y por nacer. El plan del sujeto es cambiar a la tierra para hacerla inhabitable por los humanos y empezar la civilización kriptoniana desde cero. En una batalla encarnizada entre Clark, Faora y Zod, Clark los supera al estar completamente adaptado a la tierra. Zod se retira, para iniciar su super plan, luego que descubre que el Codex está dentro de Clark. Así mismo Stabler Nathan Hardy y los soldados reconocen que Superman es un amigo.

Es aquí donde reconozco la buena dirección de Snyder, el problema con Superman es que es tan poderoso que buscar una manera creíble de lastimarlo es muy dificil (sino recuerden la infame escena de Superman Returns donde una manada de rufianes levantan a pata al superheroe) , sin embargo aquí las escenas fueron muy bien logradas y hasta cierto punto creíbles.

Luego viene la parte Transformers de la cinta. Zod, empieza a terraformar el planeta utilizando sus naves y Clark logra detener la inminente destrucción de la humanidad, mientras que Luisa, en compañía de Stabler Nathan Hardy, logran mandar al resto de la invasión kriptoniana a la zona fantasma. Notable aquí, que Henry Cavill es mucho más convincente físicamente como Supermán, tanto que hace ver a Reeves (QEPD) y Routh como unos currutacos de alfeñique en comparación.  Bueno, el resto ya lo han visto en películas como Transformers y The Avengers, una destrucción innecesaria de edificios, por todos lados, Zod desesperado por hacer pagar a Superman por el fracaso de sus planes, se vuelve loco y Clark tiene que torcerle el cuello.

Las imágenes hablan por sí solas.
Las imágenes hablan por sí solas.

Al final Clark habla con su madre y se va a Metropolis para estar informado de lo que sucede en el mundo y se vuelve el Clark nerd que hemos visto en todas partes. La película termina en su máximo, lo que en conjunto con los indicios de la existencia de Lex Luthor y Bruce Wayne, nos hacen pensar en una pronta secuela. Para resumir, “Hombre de Acero” es una película excelente, con algunos momentos malos, pero que en promedio dan un buen resultado.

Calificación: 4.2/5.0

Anuncios

11 comentarios en “Sobre “El Hombre de Acero” y Otras Montañas Rusas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s