El Gato Con Botas Vs. Happy Feet 2 ¿Quién es el ganador?

gatobotas
El Gato Con Botas.

Entre las películas que han estado en cartelera este mes, se destacan dos por estar dirigidas al malcriado público infantil, por lo cual cuando para verlas hay que aguantarse las vocecitas chillonas desde la fila de las entradas, la de las comidas y en la misma sala, pero en fin, fuera de estos enanos inconvenientes, veamos cuál de las dos es la ganadora en una competencia punto por punto, claro tratando de ser lo más objetivos posibles.

PRESENTACIÓN VISUAL: Bueno hay que reconocer que ambas películas tienen una excelente presentación, El Gato con Botas (EGCB) trata de emular dentro del entorno fantástico que ya conocíamos en Shrek, un pueblo del antiguo norte mexicano, colonizado por extranjeros. Mientras que Happy Feet 2 (HF2) está enmarcado en el frío glacial de la Antártida. Aunque en ambas se hizo un buen trabajo, en Happy Feet 2 el entorno en sí mismo hace parte de la historia y está cuidado al detalle. Por tanto en este punto el ganador es: HAPPY FEET 2.

ESCENAS: En alguna parte leí que gran parte de la recordación que imprime una película en su público va por cuenta de las escenas que pasan a ser clásicas. La verdad dudo que alguna de las escenas de estas películas se convierta en un clásico del cine, pero en realidad me gustaron mucho dos escenas en particular de El Gato Con Botas, la escena donde aparece el árbol de los frijoles mágicos y la de la persecución en la que el carro se transforma en un vehículo volador. En Happy Feet eraá todo como menos arriesgado, las secuencias musicales y eso, por tanto el ganador aquí es: EL GATO CON BOTAS.

ORIGINALIDAD: Siendo ambas películas en realidad secuelas de historias ya vistas, pues hablar de originalidad es algo irónico, pero haciendo la comparación entre ellas el enfoque de los pingüinos atrapados por cuestiones relacionadas con el calentamiento global y poner a un frailecillo en la Antártida le gana a la historia de venganza enrevesada de El Gato Con Botas. Ganador: HAPPY FEET 2.

DIÁLOGOS: Aunque ambas versiones están dobladas al español, y se puede sentir una escritura bastante sencilla debido al público al que se dirigen pues en cuestión de diálogos no es que se destaque en particular. Por tanto aquí hay un empate, no tanto para saber cual es el mejor, sino el «menos peor» como muy bien decía la gran filosofa «La Chilindrina»: Ganador: NINGUNO/AMBOS.

happyfeet
Happy Feet 2

ESTRUCTURA E HISTORIA: Aquí si me da pena decirlo, pero la historia del gato con botas, aunque es entretenida y divertida, la historia es bastante traída de los cabellos en especial en la parte final cuando se revela la «verdad» parece todo hecho a la carrera o porque no encontraron un mejor giro en la historia, por otro lado la de Happy Feet es una historia un tanto más sencilla, más dirigida al desarrollo de los personajes. Por tanto en esta el ganador es: HAPPY FEET 2.

CARACTERIZACIÓN Y PERSONAJES: Una película animada y además doblada… pues no se le puede pedir mucho, pero en este caso me voy por la responsabilidad de los animadores de El Gato Con Botas de dejar que Antonio Banderas y Salma Hayek tomaran los mismos papeles en sus idiomas nativos, por tanto este punto va para: EL GATO CON BOTAS.

PREMISA: ¿Cuál es la mejor premisa de las dos películas? Por un lado tenemos la de un héroe fugitivo, acusado injustamente de crímenes que no ha cometido y que es victima de una venganza injustificada. Por otro lado tenemos la historia de una familia que en tiempos de dificultades deberán crecer (metafóricamente) para encontrarle la solución a sus problemas. Visto desde este punto de vista, el ganador es: HAPPY FEET 2.

Entonces con un puntaje de 5 a 3, los ganadores de esta contienda son los pingüinos de HAPPY FEET 2, falta esperar a ver si las secuelas de estas historias se vienen dentro de un tiempo, aunque como ahora a todo le sacan secuelas, sería mucho esperar que no lo hicieran.

La Paradoja de la CONCACAF.

El hecho de que un club mexicano haya llegado a la final de la Copa Libertadores, por segunda vez en la historia del campeonato (la primera vez fue Cruz Azul en el torneo de 2001) solo nos deja la duda de que tan justo es que se invite a estos equipos a un torneo con una historia sólidamente sudamericana.

No entiendo la verdad cual son las prebendas con México, siendo una federación que no pertenece a la CONMEBOL. En 1998 para garantizar la inclusión del país azteca en la Libertadores se inventaron la llamada Copa Pre-Libertadores,  que enfrentaba a dos equipos mexicanos con dos equipos venezolanos en un todos contra todos, donde los dos primeros equipos pasaban al torneo principal. Parece increíble que se hubiese puesto en igualdad de condiciones a un equipo que es parte de la CONMEBOL (confederación dueña de la Copa Libertadores) con un equipo de la CONCACAF, pero la razón es más simple de lo que se cree: Venezuela subastó sus cupos al mayor postor. Si, los equipos mexicanos que participaban en la Pre-Libertadores debían pagar una suma que ascendía a casi Medio Millón de Dolares (US) a los equipos Venezolanos.  Con la novedad de que México siempre le puso el pie a Venezuela y casi siempre consiguieron los dos cupos que por derecho correspondían a los Llaneros.

Luego con el aumento de cupos de la Libertades, y le es asignado a México un lugar fijo dentro de la copa Libertadores, para lo que se creo un torneo, bastante peculiar. El reglamento de la CONMEBOL para la Copa Libertadores establece que es obligatorio que el campeón de cada federación participe, sin embargo como el campeón México tiene la obligación de participar en el campeonato de la CONCACAF, se inventaron la llamada Interliga, para darle el estatus de campeón a alguno de los equipos que no calificaban para el torneo del área.  Es notorio que en México se vanaglorian de que al menos 6 de sus equipos participen en torneos de talla internacional y en dos confederaciones, ni siquiera Argentina o Brasil tienen ese privilegio. Es así mismo notable que en eventos como en las finales de la Libertadores que han disputado los equipos mexicanos, siempre hayan tratado de enlodar el triunfo Sudaméricano. En la primera ocasión dando a entender que si Cruz Azul ganaba merecía el cupo para la Copa Intercontinental (totalmente ridículo) y en la segunda por la gresca de proporciones titánicas que armaron los jugadores de Chivas al perder el encuentro.

Uno de los inconvenientes graves que veo en que México haga parte de la CL, es que se exportan los encuentros a ese país. Jamás se ha visto que los torneos de la CONCACAF se jueguen en Sudamérica y cuando hay equipos sudamericanos invitados como por ejemplo a la Copa de Oro, siempre los juegos se hacen en suelo de uno de los miembros de la Confederación Norte-Centro Americana, lo cual es una desventaja mayúscula.

La justo sería o a) Sacar a México definitivamente de cualquier torneo de competencia Sudamericana o b) Pensar en unir ambas confederaciones. Los detractores de unir las confederaciones dicen que el nivel de competencia y del torneo clasificatorio en America del Sur  es tan bueno (de eso no hay la menor duda) que incluir equipos de la CONCACAF sería un error, pero la verdad es que ellos mismos se enredan en su telaraña al decir que, los equipos de la CONCACAF tal y como se lleva a cabo la eliminatoria al mundial en esa zona, da muchísima oportunidad a que equipos como Jamaica (es en serio) clasifiquen al torneo mundial sobre equipos con mucho mas nivel futbolístico en Sudamérica. En la CONCACAF deberían admitir que no se quieren fusionar con la CONMEBOL por puro y físico miedo de que de los 3.5 cupos que hay para esa zona, de los cuales 2 ya parecen estar escriturados a México y Estados Unidos, cambien de manos, lo cual no sería una mala idea. Muchos dicen que el prestigio de la CONMBEBOL quedaría comprometido, pero la verdad no estoy de acuerdo.

Incluso con una confederación hemisférica, se podría hacer un torneo continental y de clubes que rivalizara con los que se llevan a cabo en Europa, así como una mayor transferencia en el mercado publicitario y en el jugadores. México es una potencia futbolística, si quiere enfrentarse con los grandes, tiene la oportunidad de hacerlo, solo se requiere un poco de fe en sus propios jugadores y en su propia capacidad futbolística.