Reseñas X ^ Miedo Profundo.

Rendirse o luchar. Es en la contradicción de esos términos que se resume el mensaje central de la más reciente película de Jaume Collet-Serra, titulada Miedo Profundo (Título original: The Shallows).

Para los que no tienen ni idea quien es el señor Collet-Serra, es nada más y nada menos que el director de La huérfana, y de Sin Escalas, y que es conocido por adicionar ciertos elementos especiales a películas que de otro modo hubiesen sido un total fiasco. Pero al parecer con The Shallows, Collet-Serra decidió que ya era hora de dejar atrás los dictados de Hollywood y trabajar con un estilo más propio.

the shallows

The Shallows cuenta la historia de Continúa leyendo Reseñas X ^ Miedo Profundo.

Anuncios

Recorridos X ^ Leticia, Amazonas (Parte 3).

En los dos primeras entregas de esta serie había relatado los aspectos de mi viaje de manera cronológica. Sin embargo, en vista que en los últimos cuatro días de mi recorrido por el Amazonas, hice muchas cosas temáticamente diferentes, resulta imposible contar la historia en orden, sin que parezca un completo arroz con mango. Por tanto esta entrega, la penúltima, tratará exclusivamente de las zonas fronterizas a Leticia: Tabatinga, en Brasil y Santa Rosa de Yavarí en el Perú.

Tabatinga y Leticia, como ya lo había dicho en la publicación anterior, son en realidad una Continúa leyendo Recorridos X ^ Leticia, Amazonas (Parte 3).

Reseñas X (Libros): “El Imperio Eres Tú” de Javier Moro

Pedro I de Brasil y IV de Portugal, cuya historia es la base de la trama del libro.
Pedro I de Brasil y IV de Portugal, cuya historia es la base de la trama del libro. Imagen de Wikimedia Commons.

Una aproximación dramática a la vida y obra de un hombre contradictorio, que en oposición a su destino y en consecuencia con sus más profundas convicciones, se convirtió en el libertador del país más grande y orgulloso de América del Sur y también del pequeño país que en algún momento fue su metrópolis; “El Imperio Eres Tú” nos acerca a la historia del único libertador de las Américas, que logró coronarse emperador de los dominios que liberó: nada más y nada menos que  Pedro Branganza, más conocido como Pedro I, el primer emperador del Brasil.

A lo largo de 550 páginas, divididas en 105 capítulos agrupados en nueve partes, correspondientes con cada una de las etapas de la vida de Pedro, el autor hace una recapitulación histórica, con bastantes libertades melodramáticas. En efecto, cualquier productor de Televisa o de O Globo podría tomar a ojo cerrado el argumento del libro, con cada uno de sus personajes y diálogos y saldría una telenovela que no tendría nada que envidiarle a María la del Barrio o a Avenida Brasil. Muestra de que el renacimiento fue una época mucho más feliz que la Edad Media, nefasta época a la que hace alusión la popular serie Game of Thrones. Continúa leyendo Reseñas X (Libros): “El Imperio Eres Tú” de Javier Moro

Rio 2 y Otros Errores No Solamente Ortográficos. (Reseñas X)

Puede sonar extraño, pero la primera pregunta que me hice sobre Rio 2 no tuvo nada que ver ni con los personajes, ni con la historia de la primera película (que aún no me he visto), ni con el director, ni tampoco con la kilométrica fila repleta de mocosos que había que hacer para comprar la entrada e ingresar a la sala. No, la primera pregunta que me hice era si la palabra que le da nombre a la película (Rio) debería llevar tilde o no.

Si seguimos las extrañas reglas de la gramática española y asumimos que el título de la película está presentado en español, en efecto el pequeño acento gráfico tendría que haber hecho su aparición, a pesar de que es ridículo ponerle tilde a Río de Janeiro, cuando la misma palabra Janeiro es un vocablo portugués que significa Enero. Si los genios de la RAE tuvieran un poco de sentido común hubiesen dejado a Rio de Janeiro con su nombre original, o sea sin tildes, o lo hubiesen traducido completamente a Río de Enero, de igual forma que la otra megalópolis brasileña se conoce como São Paulo o como San Pablo , pero nunca como San Paulo o São Pablo. Así, que se deduce que el nombre de la película (a pesar de ser doblada al español y ser infantil) el título está con el nombre original de la ciudad, o en su defecto, el nombre de la ciudad en inglés que no lleva tildes por ninguna parte.

Pero de momento hagamos a un lado las cuestiones gramaticales, para discutir un poco sobre la película. De momento.

Rio 2 se basa en los temas de protección ecológica, el verdadero hogar y como encajar en una sociedad diferente.

Linda y Tulio (los humanos de la primera película) se encuentran investigando en la selva del Amazonas, cuando por casualidad encuentran pruebas de que podría haber más papagayos azules, además de Blu, Perla y sus tres hijos, en la reserva natural en Río de Janeiro. Perla, preocupada por la creciente dependencia de sus hijos por el estilo de vida humano, patrocinado por Blu decide hacer un viaje hasta la selva para encontrar a la bandada de papagayos azules. Es en este lugar donde Blu y su familia deberán enfrentar no sólo el drástico cambio que significa vivir en la selva, sino el peligro de los taladores ilegales y las maquinaciones de Pepillo, quien busca vengarse de Blu por los sucesos de la primera cinta y que cuenta con la ayuda de Gabi, una rana venenosa dispuesta a lo que sea por ayudarlo.

Vista a grandes rasgos, se podría decir que Rio es una película cliché con cierto potencial de entretenimiento, pero si la vemos escena por escena y acto por acto, es difícil encontrar buenos adjetivos para referirse a ella.

Para empezar, para ser una película animada para niños, el humor se siento forzado y antinatural, casi como si nos estuviera mostrando un letrero con letras rojas diciéndonos “RÍAN”. Luego tenemos el lento avance de la cinta, que hace que 101 minutos, parezcan 200, esto sucede porque la cinta se basa en sucesos independientes, una serie de eventos, que no se encadenan muy bien y terminan por ser bastante tediosos, por decir lo menos. El desarrollo de los personajes y de la historia es bastante predecible, dándole al espectador exactamente lo que espera, sin ninguna sorpresa. Los números musicales (con excpeción quizás los de la rana Gabi) son planos y nada excitantes, con lo que a menos que a usted le guste cualquier tipo de dibujo animado, le queda difícil apreciar algo en la cinta.

Gabi, la obsesiva  rana venenosa, es quizás el único punto realmente positivo de Rio 2.

Rio 2 parece una película hecha a las carreras (¿Por el mundial, quizás?) lo cuál deja muy mal parado a BlueSky, teniendo en cuenta que Pixar y Disney están lanzando cintas cada más exitosas en taquilla y en la crítica. Sinceramente espero que no vaya a suceder lo mismo con la próxima película de La Era del Hielo, porque eso sí que sería un verdadero desastre.

Calificación: 2.10/5.00

Humillaciones, Copas y Fútbol

Y luego de tantas dolores de cabeza por causa de las manifestaciones, protestas, muertos, garotas que roban a los españoles y hasta algo de fútbol, terminó en Brasil la novena Copa Confederaciones, la cuál cerró con broche de oro en la tarde de ayer, en un encuentro que demostró que en lo referente al fútbol europeo, más es la bulla publicitaria que la calidad futbolística.

En la fotografía, el creador de la Copa Confederaciones, NO, Saddam no, el otro. (Y luego preguntan porque este torneo es una payasada)

Para haber empezado como un capricho de un rey saudí que no sabía en que gastarse la plata, la Copa Confederaciones se ha convertido en un gran escenario para enfrentar las mejores selecciones del mundo, incluyendo por supuesto a selecciones de la talla de … ¿Japón y Tahití? Creo que a estas alturas el difunto Rey Fahd de Arabia debe estar revolcándose en su tumba al ver que el torneo que con tanto petroleo logró levantar se convirtió en un desfile de selecciones de medio pelo siendo humilladas en cada partido.

No es que esté en contra de la participación de los campeones de Oceanía y Asia… pero en serio, la FIFA debería hacer algo al respecto, porque un torneo de talla internacional no debería tener la calidad futbolística de un torneo de banquitas, de esos que organizan en media hora los desocupados que pasan todo el día en las hermosas playas de Cartagena o Coveñas.  La participación de equipos como Tahití en estos torneos debería poner a la FIFA a pensar si en realidad Oceanía merece tener una confederación aparte, de la que hasta Australia decidió salirse para no tener que humillarse derrotando 50-0 a Fidji o Tuvalú.

Que bonito logo. ¿Que dirán los manifestantes en Brasil de la platica que se gastaron en hacer ese pajarito?

Pero a pesar de la evidente debilidad de estos equipos de Oceanía, no era para que los equipos grandes decidieran saciar su ego publicitario a costillas de estos aficionados, como ocurrió en el encuentro de España contra Tahití. No encuentro ninguna explicación por la que el seleccionado español decidiera enterrarle 10 goles a una selección como esa. Es cierto, que tiene los mejores jugadores del mundo, que es la campeona de Europa y del Mundo, pero ¿qué necesidad tenían de humillar de esa manera a un equipo de aficionados? Chevere que los Tahitianos hayan decidido tomarse la humillación deportivamente (como debe ser), pero eso no quita que haya sido vergonzosa la actitud de los españoles ¿Qué ganaron con esa victoria tan abultada en innecesaria? Nada, sólo incrementar las ansias de que otro equipo les hiciera algo parecido y pronto. Y así sucedieron las cosas al final.

Y es que la vida se encarga de poner las cosas en su sitio tarde o temprano, España humilló a Tahití frente a miles de millones de espectadores con un marcador de 10-0, porque podían, bueno así mismo Brasil demostró que Iniesta, Xabi y Casillas no son ningunos dioses como nos han hecho creer Gillete y BigCola, sino que son bastante normalitos y muy malos perdedores a decir verdad.

Como dice el popular “No fue uno, ni fueron dos, FUERON TRES”  los goles que le metió Brasil a un equipo español que logró algo que ni Haudini hubiese podido hacer: desaparecer a un equipo completo de la cancha de fútbol. Y bueno, dirán algunos que esos tres goles no fueron una goleada, pero siendo los super-poderosos españoles, en un estadio de casi 100.000 espectadores y con otros miles de millones de más pegados en las pantallas de sus televisores, con jugadores expulsados y con el espíritu deportivo hecho trizas, la humillación que sufrió España fue mucho más grande que la de los Tahitianos que salieron con una sonrisa en la cara, luego de su cruel derrota.

Bueno, al menos Sergio Ramos la pasó bien, botando un penalty ¿No?

Para terminar, hay que reconocer la calidad de jugador que es Neymar, a pesar de su pinta de adolescente indigente, creo que estamos frente a un crack en todo el sentido de la palabra y espero con ansías la Copa Mundial de 2014, para verlo jugar… porque prefiero verme otra vez las película de G.I. Joe que ver el fútbol de clubes europeos.