Crítica X ^ Blade Runner 2049

En un futuro alternativo, donde a 2019 ya existe la tecnología necesaria para clonar seres humanos mejorados para colonizar otros planetas, y donde en 2049 ya han desaparecido los ecosistemas y se sobrevive a punta de vegetales manipulados genéticamente, en ese futuro transcurre la historia de Blade Runner 2049.

Es de esa manera como nuestro ahora era visto hace 35 años, un futuro donde se prometía viajar a otros mundos, manipular el ADN humano y dónde se veía como problemas serios la sobrepoblación, la contaminación y la aglomeración en ciudades. El tiempo ha probado que la tecnología avanzó más que en la rama aeroespacial o genético, en la rama de comunicaciones e interconectividad, y donde los problemas ya no son la acumulación de población en entornos pequeños, sino por el contrario, el esparcimiento de las ciudades en todas las direcciones, como mermelada en un trozo de pan. Y si bien la contaminación es un problema hoy en día, ese escenario apocalíptico en el que el cielo se ennegrece y el aire está repleto de una neblina de cutre y hollín, pues tampoco se cumplió.

Sin embargo Denis Villeneuve asumió el reto: tomar una historia que, no sólo ya no representa nuestra línea temporal, sino que ya cuenta con casi 4 décadas encima.

Y los resultados, resultaron ser mucho más que satisfactorios.

blade runner 2049

Blade Runner 2049 cuenta la historia de K (Ryan Gosling) un replicante de última generación, creado bajo criterios de obediencia y disciplina, cuya misión como Blade Runner es capturar a los Continúa leyendo Crítica X ^ Blade Runner 2049

Anuncios

Reseñas X: Los Indestructibles … ¡3!

Poster Los Indestructibles 3

Cuando Silvester Stallone tomó en sus manos el proyecto de “The Expendables” (Los Indestructibles) en 2009, nadie daba un peso por el proyecto… ¡Ni siquiera Jean-Claude Van Damme quiso hacer parte de la película! Y cuando Jean-Claude Van Damme, que no es que ande en el climax de su carrera desde… bueno como desde 1990, le dice no a un proyecto donde personalmente le piden que participe, la vaina no pinta nada bien. Sin embargo, a punta de trabajo, grandes nombres y confianza en un género por el que nadie daba un peso desde los tiempos de Arma Mortal, se logró constituir una saga que no lleva una, ni dos, sino TRES películas… ¡y que ya tiene dos actores confirmadas para la próxima entrega en 2016!

Teniendo en cuenta la naturaleza misma de las películas de “Los Indestructibles”, resulta injusto criticarlas dentro de los estándares que se critican otras películas… después de todo son unas películas que si bien constituyen una fuente de entretenimiento para un público particular, es inevitable verlas como un homenaje a todas esas películas que llenaron las salas de cine en los años 80 y las salas de nuestra casa en las repeticiones infinitas de nuestros canales nacionales en los 90 y principios de los 00… y pues también tengo la desventaja de no haber visto completas las primera dos, con lo cual no puedo empezar a compararlas bajo el rasero que la misma saga ha generado, sin embargo es posible hacer un análisis sencillo desde tres puntos de vista: argumento, personajes/actuaciones y dirección.

Quizás el punto más débil de “Los Indestructibles 3” es su argumento. El hecho de tener tantos actores de renombre a los cuales darles su espacio y su tiempo dentro de la cinta, además de la pesadilla que tuvo que haber sido cuadrar horarios con tanta gente, hace que la historia se fragmente en tantos pedazos que no forman una secuencia coherente, hay escenas que parecen de películas diferentes y algunos personajes parecen ser hasta bipolares por la tremenda contradicción en sus acciones. Así mismo, aunque hay un villano central (Mel Gibson), la historia se desenfoca demasiado y aunque soy capaz de perdonarle las soluciones milagrosas de último minuto y el afán por conservar vivos tantos personajes como sea posible para un futura secuela… esa conservación artificial deteriora mucho el impacto de la cinta.

Y pasando ahora al plano de los personajes y los actuaciones, es allí donde tiene la película su gran fortaleza (relativamente hablando, claro está). Antonio Banderas proporcionó un espacio de comedia que se requería urgentemente dentro del marasmo de inconsistencia de la historia. Statham es el más creíble en su interpretación y logra combinar bien su papel de side-kick de Stallone, complemento de comedia de Wesley Snipes (difícil esa) y encima crear un personaje agradable. Y en tercer lugar Kellan Lutz, conocido por su papel en la saga de Twilight, logra darle una dimensión dramática interesante a la cinta. Y por supuesto, Stallone que sirve como “Gota Mágica” para unir tantas tramas, tantos personajes y tantas secuencias, que yo me pregunto como no se volvió loco entre tanta cosa.

Parece que a Antonio Banderas le quedó gustando su rol cómico dentro de la cinta …

Y para terminar, pues, la dirección fue bastante regular… se le reconoce el esfuerzo por generar una fotografía armoniosa, acorde con el tema de la cinta y las secuencias de acción, a pesar de ser intensivamente largas, pues logran ser lo suficientemente entretenidas como para generar preguntas para “Los Cazadores de Mitos” como ¿Qué tan posible es que en la toma de una instalación abandonada se violen las leyes de la física 100 veces?.

Ahora, será esperar el 2016 a ver con que otras locuras e inconsistencias salen Stallone y su equipo de estrellas post-climax.

Calificación: 3.21 /5.00

Logo los indestructibles

PD: Lástima que la premisa de “¿Qué tan duro es vivir cuando debías haber muerto?” no se exploró lo suficiente… lástima.