10 Claves para entender la Versión 2016 de los Premios Oscar (y no quedar como un Cuero cuando le pregunten).

Con la lectura de los nominados el pasado jueves 14 de Enero, se inició la cuenta regresiva para la entrega de los premios más codiciados y glamurosos de la industria cinematográfica: los premios Oscar. Pero si usted es de los que se esconde cada vez que escucha a alguien hablar sobre el asunto, por pura y física ignorancia sobre el tema, no se preocupe, a continuación le daremos diez claves para que pueda conversar a gusto sobre el tema antes de la entrega oficial de los galardones este próximo 28 de febrero. Empecemos.

MOSAICOS

1. Los Oscar no son Continúa leyendo 10 Claves para entender la Versión 2016 de los Premios Oscar (y no quedar como un Cuero cuando le pregunten).

Anuncios

El Abrazo de la Serpiente: Análisis y Explicación ^ Reseñas X.

Seamos completa y brutalmente honestos: El abrazo de la serpiente (En inglés: Embrace of the serpent) no es una película apta para todo público y no precisamente por su contenido violento o sexual, sino porque en definitiva es una película difícil de digerir para el espectador promedio que hace una fila de hora y media para ver Rápido y Furioso.

Embrace of the Serpent_Key Still © Andres Barrientos-credit-0-2000-0-1125-crop

Dividida en dos líneas temporales, El abrazo de la serpiente cuenta la historia de Continúa leyendo El Abrazo de la Serpiente: Análisis y Explicación ^ Reseñas X.

Una Embarrada “Sin Escalas”.

Quería hacer una crítica larga, profunda e inteligente sobre la más reciente película de Liam Neeson “Sin Escalas” (Non-Stop en inglés), pero a medio camino me aburrí y me di cuenta que podía resumirla con aquella popular expresión “Borra con el codo lo que haces con la mano” o (su equivalente en otros de nuestros hermosos y corruptos países hispanos) “Lo que haces con las manos, lo destruyes con los pies”.

Afiche non-stop
¿Este afiche deja algo a la imaginación sobre lo que va a pasar?

En efecto, el 75% inicial de la película es sencillamente espectacular, manejando el suspenso, la tensión y la emoción en un balance casi perfecto.  Bill Marks (Neeson) es un alguacil federal aéreo, que no es otra cosa que un bonito nombre para los tipos que se montan en los aviones para ser los superhéroes en caso de que a Obama Bin Laden, o a algún otro trastornado se le ocurra disfrazar terroristas de pasajeros. Marks, por supuesto, no es perfecto y tiene un grave problema con la bebida derivado de un fuerte trauma familiar. El trasfondo de este personaje resulta interesantísimo al abrir un componente dramático en el que Neeson se siente como pez en el agua.

Las cosas para Marks se complican cuando se da cuenta que el avión que se supone debe custodiar, en efecto ha sido infiltrado por un terrorista que le dice que un pasajero morirá cada 20 minutos. Marks, inicialmente incrédulo, se resiste a seguirle el juego a un terrorista anónimo en la pantalla de su celular. Para eso pide apoyo a Jen Summers (Julianne Moore), la encantadora pasajera que siempre pide la ventana, y a Nancy (Michelle Dockery) una azafata que curiosamente tiene un amorío secreto con el copiloto del vuelo. A pesar de los esfuerzos de Marks, el terrorista empieza a actuar y los pasajeros empiezan a morir en circunstancias que evidencian una preparación y una anticipación extraordinarias.

Lupita Nyong'o
Esta película será recordada por ser la última en la que Lupita Nyong’o tuvo un papel de medio pelo antes de ganarse el Oscar. En esta película lo único que hace su personaje es molestar con obviedades.

La técnica que usa el director para mostrar la comunicación del terrorista con Marks es interesante, al mostrar los mensajes no en la pantalla del dispositivo, sino en la pantalla del cine, a un lado de los personajes para que podamos leerlos sin necesidad de retorcernos el pescuezo al estilo de “El exorcista” ni tener que entrar al grupo de riesgo por una tortícolis. Este esfuerzo se reconoce en el hecho que en las versiones dobladas, estos mensajes se leen en el idioma de doblaje, manteniendo el efecto de la versión original.

Hasta ahí la cinta avanza en un nivel indiscutiblemente superior, pero justo faltando 30 minutos, todo se va al carajo y lo que tenía el potencial de convertirse en un thriller igual o mejor que Flight Plan, terminó por parecer una copia barata de Con Air, apelando a todos los clichés del cine de acción, desdibujando por completo la trama y sus personajes. La parte final de “Sin Escalas” es tan cliché que lo único que faltó es un grupo de niños abriéndose paso entre la multitud para abrazar al personaje de Neeson. Es increíble como unas cuantas escenas pésimas pueden dañar toda una película. ¿Mi sugerencia? Vaya y véase la película, pero apenas oiga la palabra “YouTube” salga corriendo despavorido del teatro, es en serio, no hay nada más que ver.

Calificación

Primera Parte (75%): 4.97

Segunda Parte (35%): 0.01

Final: 3.73

Como siempre la actuación de Moore, extraordinaria (excepto en la última parte donde todo fue un desastre).

Lisbeth, Daniel Craig y La Chica Del Dragón Tatuado

chicatatuaje
Poste de "La Chica Del Dragón Tatuado"

Habiendo visto “La chica del dragón tatudado” (The girl with the dragon tattoo) sin haber leído el libro original de Stieg Larsson o la película sueca protagonizada por Noomi Rapace puedo opinar sobre la película como un ente independiente, aunque si hay algo cierto es que esta cinta si deja muchas ganas tanto de leer el libro, como de ver la película original de Suecia.

Lo primero que impacta de la cinta es sin duda el escenario donde se desenvuelve. Habiendo crecido en un país tropical donde todo el mundo se queja del calor y viven anhelando irse a vivir a Suecia, pensando que es una especie de paraíso terrenal, es refrescante e intenso descubrir que en Suecia, además de lidiar con la misma escala de perversiones que encontramos de este lado del mundo, también tienen que lidiar con su clima, que al igual que en nuestro caso, está muy lejos de ser perfecto. El retrato que el director David Fincher hace sobre Suecia es intenso, pero muy informativo; nos da una idea de que aunque por esos lados el dinero es quizás la menor de las preocupaciones, el mismo sistema está infiltrado por la corrupción y la podredumbre. Igual que por estos lados.

La historia está perfectamente equilibrada entre los dos personajes principales: Mikael Blomkvist (Daniel Craig) y Lisbeth Salander (Rooney Mara), al inicio de la película casi que pareciera que estuviéramos viendo dos películas que resulta que tienen lugar en el mismo país, pero esta introducción además de ser muy interesante, es el pilar fundamental del resto de los sucesos de la cinta. Si cuando la historia de ambos personajes es contada por separado es ya bastante vehemente, cuando las tramas se unen los resultados son sencillamente fenomenales.

Las escenarios donde transcurre la acción son impecables, desde la campiña sueca, hasta el Estocolmo contemporaneo, pasando por cuidadas escenas de época que nos llevan tan lejos como a la época de los sesenta, los personajes se desenvuelven en un ambiente que complementa perfectamente la historia.

Los actuaciones, una palabra: extraordinarias. Rooney Mara se lleva todos los aplausos, su actuación está cuidada al detalle, los movimientos, las miradas, la voz, las expresiones, los tiempos al hablar, todo es perfecto, no he visto la Lisbeth Salander de la película original sueca, pero hablo por Mara y es de verdad impresionante la manera como lleva a cabo el personaje, se siente su tensión, su ira, su rabia, su oscuridad. Por los lados de Craig, no se queda atrás (nada mal para haber empezado en Tomb Raider) su personaje se aleja del superhéroe hipersexual de Bond, para dar paso a un hombre honesto y maduro, con el toque exacto de humor que lo vuelve agradable. El resto de los personajes secundarios no decepciona, Christopher Plummer, que demuestra que la opción para el anciano europeo no siempre es Ian McKellen, Stellan Skarsgård y hasta Joely Richardson (Nip/Tuck) llevan sus roles muy bien complementando el trabajo de Mara y Craig.

mararooney
Pasar de la princesita univesitaria de "The Social Network" a la andrógina Lisbeth Salander, prueba la capacidad de Rooney Mara como actriz.

Quisiera mencionar otras cosas, como la músicalización, el intro abstracto, al mejor estilo de las películas de James Bond (Gracias, MGM) o la larga lista de temas espinosos de los que hace gala la película, como la violación, el fraude empresarial, las mentiras corporativas y la permisividad de los gobiernos, pero en este caso es mejor ver los 158 minutos que dura la cinta esperando solamente ver una excelente historia, y digo excelente porque son muy pocas en estos días que dejan a los espectadores todo ese tiempo en la silla, plenamente atentos a lo que sucede en la pantalla.

Calificación 4.6/5.0

Sobre Ryan Gosling, Drive y La Violencia Como Arte.

drive
Ryan Gosling como “El conductor”, foto de Onsizzle.

¿Por qué nos hemos acostumbrado a la definición pasada de moda que el cine arte es un cine aburrido que sólo lo ven los profesores universitarios de más de 60 años? “Drive”, cinta protagonizada por Ryan Gosling (The Notebook) y dirigida por el danés Nicolas Widing Refn, no sólo prueba que se puede hacer una película pop, que al mismo tiempo califique como obra de arte.

Debo reconocer que muy poco conozco del trabajo de Ryan Gosling; a excepción de The Notebook y al hecho de que compartimos la misma fecha de cumpleaños, son muy pocas las referencias que tengo sobre él. Pero de lo que no queda duda después de ver esta cinta es que se merece un lugar mucho más prominente dentro del tóxico ambiente de Hollywood que este año ha ensalzado a otros menos talentosos como Ryan Reynolds.

“Drive” se parece tanto a esas películas que pasan muy tarde en la noche o en la madrugada que a pesar de que sabemos que estamos ante una película nueva, no podemos dejar de sentir un toque de nostalgia. Recuerda un poco a Pulp Fiction, en su encantadora y atrayente visión de Los Ángeles. Recuerda el estilo violento de otras cintas viejas como El Padrino, u otras más recientes como Memento, pero al mismo tiempo está ahí presente el elemento romántico del cine europeo, el mismo que apenas hemos visto por casualidad en los olvidados canales de cable y por recomendaciones de otros cinéfilos.

La historia es directa, entretenida y precisa. Las motivaciones de todos los personajes son claras y creíbles. La naturaleza de los mismos si bien no podría clasificarse de buena o mala, es consistente. Quisiera extenderme en el excelente trabajo de los actores como Ron Perlman y Christina Hendricks o el impecable trabajo de dirección y cinematografía, pero lo que realmente me ha dejado sorprendido es, primero la deslumbrante actuación de Ryan Gosling y el manejo que la cinta da a la violencia…

Ryan Gosling encarna a aun personaje cuyo nombre ignoramos durante el trancurso de la película y que solo conocemos como “El Conductor”. Desde el corto que sirve como introducción a la película, vemos a un Gosling desconocido, descarnado, cruel e insensible. Pero a medida que la historia avanza vemos no sólo que el personaje tiene un lado humano conmovedor, sino un lado oscuro mucho más nocivo. Todos los ángulos de este personaje son interpretados y traducidos de manera magistral por Gosling generando una simpatía con el espectador incluso en los actos más espantosos.

El director no se anda con juegos a la hora de interpretar la violencia, no estamos ante la violencia suave de cintas como Misión: Imposible, donde el que muere si acaso queda con un rasguño. En “Drive” el director nos pone a pensar en la naturaleza frágil del cuerpo humano, porque al fin y al cabo no importa si somos estrellas del modelaje internacional o ganadores del reinado de los malucos en El Banco, Magdalena, al final de cuentas solo somos sacos de carne, sangre y huesos y lo único que en realidad marca una diferencia significativa es la forma como entendemos el mundo a través de nuestros cerebros.

Para finalizar quisiera destacar la banda sonora, nada del country rancio norteamericano, ni el jazz, ni el blues, es música popular, pop, pop electrónico del estilo de los 80 que sólo realza la belleza de está película que ojalá todos tengamos la oportunidad de ver, aunque sólo el éxito de la misma en la taquilla extranjera determinará si en realidad llegará a las salas de cine de nuestro país.

Puntuación: 4.9/5.0.