Qué tal es la película … Todo el Dinero del Mundo

Dirigida por el famoso y prolífico Ridley Scott, Todo el dinero del mundo (En inglés: All the money in the world) relata los hechos acontecidos en 1973, con el secuestro de John Paul Getty III, nieto del magnate de los hidrocarburos J. Paul Getty, dueño de una de las empresas petroleras más importantes del mundo, antes de ser adquirida en 1984 por Texaco.

Y a pesar de ser una película de Ridley Scott, el mismo director de Alien, Blade Runner, Thelma & Louise y Gladiator, la película ha pasado más bien desapercibida, recibiendo muy pocas pantallas alrededor del mundo y con publicidad casi nula ¿Acaso es esta película tan poca cosa como para recibir tan poca atención? Analicemos.

Plantilla Películas Nueva (3)

¿De qué se trata Todo el Dinero del Mundo?

Luego del secuestro de su nieto Paul (Charlie Plummer) a manos de un grupo de malvivientes en Italia, Gail Harris (Michelle Williams), la madre del muchacho acude a su suegro, el magnate petrolero J. Paul Getty (Christopher Plummer) para recaudar el dinero del pago, sin embargo Getty se rehusa a pagar el rescate so pretexto de perder dinero y reputación en el proceso. A cambio, y en vista de las constantes amenazas de los secuestradores y de la presión mediática, decide contratar a un ex-operativo de la CIA Fletcher Chase (Mark Wahlberg) para traer al muchacho de vuelta.

Sin embargo, las circunstancias pronto se volverán en contra de todos los jugadores cuando la mafia italiana se entere del valor de Paul y de lo facil que podría ser ponerle las manos encima.

¿Qué tan buena es Todo el Dinero del Mundo?

Como todas las películas de Ridley Scott, este película logra trasladar al espectador de su asiento al lugar de los hechos. La película, sin acudir a extravaganzas visuales o sonoras, lograr crear una atmósfera de tensión a lo largo de sus 133 minutos de duración.

La actuación de Michelle Williams es precisa, al igual que la de Christopher Plummer que logra crear a un ser detestable, pero con la suficiente empatíá como para evitar que el público se sienta alienado contra la película como un todo. También muy interesante del francés Romain Duris que interpreta a un bandido multidimensional con gran influencia en los hechos de la trama.

Así mismo, los escritores logran tomar un hecho de la vida real y traducirlo en un estudio de personajes que evolucionan en el corto trecho de una película de Hollywood.

¿Qué tiene de malo Todo el Dinero del Mundo?

Pero ¿por qué esta película no ha tocado las fibras de la crítica de Hollywood? Pues bien, desde Prometheus Ridley Scott ha estado dando tumbos, entre las películas comerciales de alto presupuesto y los coqueteos a los Premios de la Academia y sus propuestas comerciales no ha sido del gusto total de la crítica, tachándolo de incongruente o disparatado en sus proyectos.

Ahora ¿Es esta película incoherente o disparatada? Lo cierto es que no. Sin embargo, se puede notar que Ridley Scott no le gusta amoldarse a criterios establecidos para lanzar sus largometrajes. El director escogió un tono visual desgastado, para generar un aire a los años 1970s, eligió sets amplios de tonos grisaceos con el mismo propósito y un tono verde oscuro para describir las condiciones del secuestro de Paul.

Es decir, Ridley Scott es muy fuertemente juzgado por proporcionarle al público las herramientas que necesita para ser parte de la película, de sentirse dentro de la pantalla, de emocionarse con los personajes y lo hace con un lenguaje comprensible. Por supuesto que no rompe esquemas con esta película, pero ¿acaso para que una película sea buena y entregue apropiadamente su mensaje debe ser una obra maestra de la innovación? No lo creo.

En Resumen: Todo el dinero del mundo (All the money in the world) es un intento de Ridley Scott de dejar a un lado sus propuesta de ciencia ficción, entrando más al terreno del drama, creando una pieza que si bien no destaca por ser innovadora, no deja de estar entre sus películas mejor estructuradas.

4,68 / 5,00

★★★★★

Anuncios

Crítica X ^ Alien: Covenant

A diferencia de lo que fue, por amplio margen, el consenso general respecto a Prometheus, a mí realmente no me mató. Me pareció un blockbuster de verano, bien dirigido, con una historia interesante, sí, pero nada que en realidad la hiciera resaltar por encima del promedio de Hollywood y mucho menos por encima de las otras películas del Universo Alien. De hecho, uno de los pocos puntos positivos que encontré en esa película fue la actuación de Noomi Rapace, por lo que fue bastante decepcionante saber que en la secuela, de la que hablaremos en esta crítica, titulada Alien: Covenant, Rapace no estaba por ninguna parte.

Sin embargo, debo decir que Alien: Covenant no sólo manejó a la perfección la ausencia de Noomi Rapace, sino que logró algo que parecía imposible: si bien no superar, al menos igualar a las películas originales de 1979 y 1986 en tono, dirección, premisa y sí, en actuaciones también.

alien covenant

Alien: Covenant cuenta la historia de la tripulación de la nave espacial Covenant (destino o punto de llegada, en español), forzada a despertar de su hibernación luego de que una explosión fortuita en el espacio alterara de manera considerable la nave colonizadora, que lleva un total de dos mil personas y mil embriones a un planeta llamado Origae-6.

En el proceso de restauración de la nave, la tripulación del Covenant intercepta una transmisión de un planeta que resulta tener condiciones muchísimo mejores que Origae-6 para sustentar vida y deciden investigar. A partir de allí, la tripulación tendrá que enfrentarse a un enemigo insospechadamente peligroso que habita en el planeta, al mismo tiempo que intenta comprender lo que sucedió con Elizabeth Shaw y David luego de que abandonaran el planeta LV-223 al final de Prometheus.

La historia es sensacional. Los escritores John Logan y Michael Green lograron recrear todos los aspectos que hicieron grande a la franquicia de Alien, en una historia completamente original y que además intenta explicar muchos de los misterios que rodean al letal y enigmático xenomorfo.

Y si pasamos a hablar de Ridley Scott y la dirección, la cosa se pone mucho mejor. Scott logró no sólo hacer una película visual y sonoramente impactante y atractiva, sino que consiguió llevar el terror claustrofóbico de Alien a otro nivel, al demostrar que la criatura puede ser incluso MÁS peligrosa en un espacio abierto que en una reducida y confinada lata espacial.

Si pasamos a las actuaciones, sólo puedo decir que todos estuvieron en un excelente nivel, pero Michael Fassbender estuvo sensacional, con todas sus sílabas. No sólo porque tuviera que interpretar dos papeles, el de David y el de Walter, dos organismos sintéticos que a pesar de ser tan parecidos, pueden ser radicalmente diferentes, sino por la manera en que logra personificar a ambos con una serie de detalles que sólo un gran actor puede lograr. Fassbender en Alien: Covenant no interpreta a sus personajes, se transforma en ellos.

Quizás Fassbender tiene semejante peso en la película porque en definitiva le tocaron líneas muy buenas, que toca la premisa fundamental de la película que tiene que ver indiscutiblemente con el poder, por qué muchos se corrompen con él, y cómo usarlo correctamente. Así mismo, las escenas no sólo dramáticas, sino también las de acción y las de terror fueron cuidadas al detalle. Seguro en el futuro constituirán las delicias de los usuarios de YouTube que suben clips de las mejores escenas del cine.

En conclusión: Alien:Covenant no sólo consigue ser una secuela decente de Prometheus, sino que se constituye en una digna adición al Universo Alien, mezclando en una película entretenida, una premisa poderosa, una historia llamativa y unas excelentes actuaciones.

5,00 / 5,00

★★★★★

P.D. ¿Cómo se llama la canción que suena en el momento en que el alien (xenomorfo) sale del cuerpo del Capitán Oram?

La canción se llama Chest Burster y está en la Banda Sonora de Alien: Covenant. En el siguiente video la podemos escuchar.