Crítica RetroX ^ Star Wars: Episodio III – La Venganza de los Sith

La Venganza de los Sith (Título original: Revenge of the Sith) es, no sólo la finalización de un sueño que George Lucas tuvo por casi 40 años, sino también la última de las películas de Star Wars enteramente bajo su control creativo, antes de que le vendiera la franquicia… a Disney.

Y es en esta entrega, más exactamente en sus últimos 40 minutos, que Lucas responde a la pregunta que dejó perplejos a millones de fanáticos en todo el mundo: ¿De dónde salió el traje negro de Darth Vader? (Sí, así de básicos somos).

la-venganza-de-los-sith

 

En esta tercera entrega, La Galaxia se acerca al fin de Continúa leyendo Crítica RetroX ^ Star Wars: Episodio III – La Venganza de los Sith

Anuncios

Resumen X ^ Game of Thrones 6 (10/10) “The Winds of Winter”.

No sé que fue mejor si la venganza de Cersei Lannister en el episodio final de Game of Thrones, o que Chile se quedara con la Copa América Centenario por encima del montón de molestos fanáticos de Lionel Messi, y aunque en circunstancias normales me iría por lo segundo, lo cierto es que la venganza de Cersei fue tan formidable, que no sólo le gana por amplio margen a cualquier partido de fútbol, sino que por ahí pone a tambalear otras venganzas memorables como las de Beatrix Kiddo, Eduardo Montenegro, Emily Thorne y hasta del mismísimo Conde de Montecristo.

 

lancel

El capítulo final de esta sexta temporada de Game of Thrones sirvió para liquidar todos los personajes sobrantes y quedarnos con los que son, para darle el remate final a la serie, por allá en el 2018, si es que el cambio climático, la inflación y el terrorismo nos dejan verlo.

En Meereen, Daenerys le dice a Continúa leyendo Resumen X ^ Game of Thrones 6 (10/10) “The Winds of Winter”.

Sobre Revenge, Madeleine Stowe y Emily VanCamp.

amandaclark
Revenge, sin duda de las mejores series de la temporada.

De todas las nuevas series que se anunciaron en los canales estadounidenses para este otoño, la serie que menos me llamaba la atención era Revenge y no sin justa razón, después de todo era promocionada como una telenovela con una historia bastante repetida no sólo en la televisión estadounidense, sino en la del resto del mundo: la búsqueda de venganza. Y no sólo eso, Ringer una serie producida para estrenarse en la misma temporada con un estilo muy semejante, parecía prometer mucho más, después de todo, maracaba el regreso de Sarah Michelle Gellar a la televisión. Pero luego de haber visto los cinco episodios que han salido al aire de Revenge, y también los otros estrenos de la temporada, además de Ringer, como Terra Nova y Person of Interest queda claro que esta serie le saca una ventaja enorme a todas, al menos en el estilo dramático y en la manera como atrapa a la teleaudiencia.

Revenge se promocionó como una adaptación de la novela de Alejandro Dumas “El Conde Montecristo”, que a pesar de ser un libro de larga lectura, es decididamente adictivo. Pero en Revenge no tenemos a Edmond Dantès transformado en un poderoso noble europeo empeñado en aplastar a miembros de la burguesía francesa que orquestaron su hundimiento, sino a una hermosa princesa rubia que aparece en una de las zonas más exclusivas del mundo: Los Hamptons.

Emily Thorne llega a los Hamptons y poco a poco se mezcla en la enrevesada sociedad que la habita, ganando la confianza de los lugareños, pero detrás de su hermoso rostro angelical y aspecto inocente se esconde una peligrosa sociópata producto de una de las peores traiciones en la historia de los Hamptons. Su padre fue acusado de aportar dinero a una banda terrorista que causó un siniestro aereo, perfectamente planeado por sus vecinos Carson y Victoria Greyson. Amanda, que es su verdadero nombre, es separada de su padre y sigue un derrotero amargo y oscuro que la lleva también a la carcel, hasta que es liberada y encuentra que su padre no la dejó desprotegida y fuente de sus inversiones anteriores, Amanda ahora es extremadamente rica.

Amanda regresa a los Hamptons buscando destruir uno por uno a todos aquellos que maquinaron la caida de los Clark. Hasta ahí parece que no es de lo mejor que hemos escuchado, pero a la hora de ver la serie vemos que hasta allí llega el cliché.

Cada episodio de Revenge marca un paso seguro en la búsqueda de venganza de Emily/Amanda, cada una de las personas que participó en la destrucción de su familia cae bajo el peso de sus propios pecados tal como Mondego y Villefort en el conde de Montecristo. La serie proporciona también una salida dramática a la telaraña de traiciones y secretos en los Hamptons. Charlotte Greyson y Declan Porter llevan el peso de la tipica historia de amor adolescente que nada tiene que envidiarle a Gossip Girl o The O.C. 

stowevancamp
Stowe y VanCamp, lo mejor de Revenge

La historia tiene dos extremos, personificados por Victoria Greyson (Madeleine Stowe) y Emily Thorne (Emily VanCamp), ambos personajes son en extremo complicados y con múltiples ángulos, que hace casi imposible no identificarse con alguno de ellos. De hecho los únicos instantes en los que Revenge corre el riesgo de que el televidente lo abandone es cuando Stowe o VanCamp no estan en pantalla, instantes muy cortos, por fortuna.

A diferencia de Ringer donde el villano (Siobahn) es cuando menos invisible y todo da vueltas en torno a Bridget y sus mentiras, en Revenge sabemos exactamente entre quienes es la lucha y cual es el propósito final de ambas, no hay lugar para suposiciones.

ABC (quien emite la serie en Estados Unidos) ya ordenó una temporada completa y aunque hay muchos que les preocupa la longevidad de la serie, como claramente lo dice la frase que abrió la serie:

El que se embarca en un viaje de venganza, debe cavar dos tumbas.

La venganza de Emily Thorne no será un viaje de principio y final, ya vimos como algunas de las acciones que ha llevado a cabo para cumplir con sus propósitos, han tenido consecuencias y los enemigos que poco a poco a destruido no son de poca monta. Y aún más, todavía hay muchas preguntas sin contestar y huecos que llenar en la historia.  Pero lo mejor de Revenge es que proporciona una excelente opción con excelente fotografía, muy buena música y con una historia solida y centrada, a las series policíacas que llevan reinando una década y que no parecen tener mucho más que ofrecer.  Ahora, sólo es cuestión de sentarse y disfrutar la serie.